Higiene vaginal paso a paso

María José Roldán Prieto

Cómo llevar a cabo la higiene vaginal

A ninguna mujer le gusta tener problemas en la vagina y menos por culpa de una mala higiene. Es cierto que existen problemas e irritaciones que aparecen y son muy molestos, pero con una buena higiene vaginal se pueden reducir las probabilidades de contraer problemas de forma considerable. Es importante aprender a tener una vagina saludable y por eso tendrás que aprender a tener una buena higiene vaginal para evitar casos desagradables.

Tips para una buena higiene vaginal paso a paso

Utiliza un jabón suave para la vagina. Realmente la vagina femenina es una máquina muy avanzada que se sabe limpiar muy bien, de hecho cuando tengas un flujo blanquecino o amarillento, es la propia limpieza de la vagina. Una vagina sana está protegida por un ejército de bacterias buenas para evitar que los microbios causen enfermedades. Esas bacterias buenas se llaman lactobacili y ayudarán a mantener el equilibrio de pH de la vagina a un nivel normal (menos de pH 4.5). Si utilizas jabones y otros productos con perfumes puedes interrumpir este ecosistema y pueden crecer las bacterias malas que causan irritaciones e infecciones. Tendrás que usar jabones naturales o especialmente diseñados para el cuidado íntimo.

2 Cambia los salvaslips y los tampones a menudo. No esperes hasta que tengas la compresa o el tampón totalmente cargado de regla para cambiarlo. Es mejor cambiar el tampón y las compresas a menudo para evitar infecciones. Por ejemplo los salvaslips y las compresas tendrás que cambiarlas cada 4 horas para evitar el crecimiento de bacterias malas (a las que les encantan los ambientes cálidos, oscuros y húmedos). Los tampones también tendrás que cambiarlos cada 4 u 8 horas porque esto te ayudará a prevenir el síndrome del tampón que aunque es una enfermedad rara puede ser mortal y es causado por las toxinas que se producen dentro de la vagina.

Limpia siempre de adelante hacia atrás. Después de haber acabado de hacer tus necesidades en el inodoro, es importante que tengas en cuenta la dirección en la que te limpias con el papel. Todos los médicos recomiendan hacerlo de adelante hacia atrás porque así evitarás llevar los gérmenes del recto a la vejiga o  ala vagina, algo que podría causar serias infecciones.