Por qué salen ampollas en la vagina

Las causas de las ampollas vaginales

Tamara Sánchez

Por qué salen ampollas en la vagina

Las ampollas vaginales pueden aparecer en la entrada de la vagina, en los labios menores, en los labios mayores, en el clítoris o en el área púbica. Las ampollas habituales suelen salir a causa de la fricción o como consecuencia de quemaduras, aunque también pueden deberse a un virus infeccioso.

Por norma general, antes de que aparezcan las ampollas en la vagina, la mujer puede experimentar algunos síntomas los cuales pueden durar de varias horas a varios días. Entre estos síntomas destaca el dolor, el ardor y la sensación de hormigueo en el área genital.

¿Quieres conocer más detalles acerca de este problema? En Diario Femenino te contamos por qué salen ampollas en la vagina y cuál es el tratamiento más adecuado para eliminarlas. ¡Atenta!

Síntomas que pueden avisarte de la formación de ampollas en tu vagina

Es muy habitual que antes de que empiecen a formarse estas llagas en la vagina, la mujer comience a percibir ciertas señales de advertencia. Este momento se conoce como ‘etapa predónica’ y sus síntomas más comunes suelen incluir ardor, picazón intenso, sensación de hormigueo, inflamación y enrojecimiento.

¿A quién le pueden salir las ampollas en la vagina?

Ampollas en la vagina: qué son y síntomas

Las ampollas en la vagina pueden salirle a cualquier mujer. En muchos casos pueden desarrollarse a causa de enfermedades de transmisión sexual, en cambio, en otras ocasiones, las ampollas en la vagina también pueden aparecer en mujeres que no son sexualmente activas por otros muchos motivos como infecciones, fricciones, vellos encarnados o glándulas sudoríparas tapadas.

Las ampollas en la vagina pueden aparecer en cualquier parte de la vulva. La mayoría de ocasiones pasan desapercibidas hasta que se nota algún tipo de fricción. Las ampollas vaginales normalmente no duelen, pero si se tocan directamente sí que pueden ser bastante molestas. Si, por ejemplo, las ampollas están en los labios vaginales, es posible que no notes dolor hasta que te toques directamente.

Las ampollas en la vagina pueden contener líquido o sangre y pueden presentar diferentes aspectos, siendo las más habituales las de formas ovulares o circulares. Son como una burbuja de gel al tacto, tal y como sucede con cualquier ampolla ordinaria en otras zonas del cuerpo.

En cuanto al color de las ampollas pueden ser o muy claras si tienen líquido o muy rojas si llevan sangre en su interior. Generalmente, son inofensivas, aunque en casos de infección o enfermedades de transmisión sexual pueden llegar a supurar pus y generar mal olor. En estos casos se debe acudir con urgencia al ginecólogo.

Las causas de las ampollas vaginales

Causas de las ampollas vaginales

Algunas de las causas por las que salen las ampollas en la vagina pueden ser las siguientes:

+ Enfermedades infecciosas o de  transmisión sexual (ETS). La más común es el herpes genital (VPH).

+ Lesiones vaginales a causa de las relaciones sexuales. Pueden surgir por una inadecuada lubricación durante el coito.

+ Mala nutrición o estrés. Esto puede crearnos una mala salud vaginal.

+ Fricción por vello encarnado.

+ Llevar ropa inadecuada, como por ejemplo pantalones o ropa interior demasiado ajustada. Además, si quieres prevenir las ampollas en la vagina, lo mejor es que tu ropa interior sea siempre de algodón. Descarta la ropa de tela sintética ya que este tipo de prendas son un caldo de cultivo ideal para los hongos y las bacterias, provocando la aparición de infecciones y ampollas. Esto es así debido a que el material sintético dificulta la transpiración vaginal creando un hábitat húmedo y cálido, ideal para la proliferación de estos microorganismos.

+ Actividades que generen fricción en la vagina. Existen actividades como ir en bicicleta u otras que pueden generar fricción en la zona vaginal. Para evitar las rozaduras es aconsejable llevar ropa transpirable (de algodón) y ropa ancha para evitar el roce.

+ Quemaduras leves.

+ Obstrucción en glándulas sudoríparas.

Es importante saber cuáles son las causas de la aparición de las ampollas en la vagina para poder prevenirlas.

Diagnóstico y tratamiento de las ampollas vaginales

Diagnóstico y tratamiento de las ampollas en la vagina

En el caso de que hayas experimentado alguno de los síntomas mencionados anteriormente, deberás acudir a un profesional médico quien te examinará y determinará el tratamiento más adecuado para tu caso concreto.

En algunas ocasiones, cuando se desconoce la causa exacta que ha provocado las ampollas en la vagina, se suele solicitar un análisis de sangre y/o cultivo con el objetivo de tomar una muestra de la piel afectada y determinar (después de un estudio previo en el laboratorio) cuál es el tipo de bacteria que está produciendo este problema. Tras este proceso, el ginecólogo te recetará la medicación correspondiente.

En la mayoría de los casos, el tratamiento se basa únicamente en seguir ciertos cuidados personales: mantener una correcta higiene íntima, cambiar la ropa interior con frecuencia y procurar que el agua no esté demasiado caliente al tomar una ducha para evitar la irritación. ¡Solo necesitas un poco de tiempo y cuando menos te lo esperes, tus verrugas genitales habrán desaparecido!

Ampollas vaginales vs Verrugas genitales. ¿Qué las diferencia?

Ampollas vaginales vs Verrugas genitales. ¿Qué las diferencia?

Aunque pueda parecerte lo mismo, no lo es. A diferencia de las ampollas vaginales, las verrugas genitales son un cúmulo de ampollas o protuberancias en la zona genital femenina. Pueden tener un tamaño grande o pequeño y adoptar un aspecto de coliflor en miniatura. Lo más habitual es que aparezcan en la vulva, en el cérvix o en los alrededores de la vagina. Generalmente, son causadas por el virus del papiloma humano por lo que es muy importante acudir al médico ante la más mínima manifestación.

Consejos de prevención para evitar las verrugas genitales

+ Utiliza siempre preservativo: el preservativo es el método más seguro para evitar el contagio de cualquier infección o enfermedad de transmisión sexual (ETS). Utilízalo con tu pareja cada vez que mantengáis relaciones íntimas.

+ No mantengas relaciones sexuales y acude cuanto antes a un especialista si crees que padeces verrugas genitales.

+ Realízate un examen PAP (papanicolau): si tienes más de 21 años, deberías realizarte un examen PAP una vez al año. Este examen te permitirá saber si tu zona genital se encuentra en buenas condiciones y te ayudará a prevenir el posible desarrollo de enfermedades.

+ Vacúnate. Existen vacunas que actúan contra los tipos más comunes de VPH (Virus del Papiloma Humano). Se suelen administrar en tres inyecciones y son más eficaces cuando todavía no se han mantenido relaciones sexuales.

¿Padeces ampollas en la vagina o conoces a alguien que las padezca? ¿Te ha servido de ayuda este artículo? Cuéntanoslo en los comentarios.