Higiene íntima: cómo lavar correctamente las partes íntimas

Cuida tu vagina y evita infecciones

Tamara Sánchez

Recomendaciones para lavar correctamente las partes íntimas

Debido a la importancia que tiene una correcta higiene íntima para evitar infecciones recurrentes que pueden poner en peligro nuestra salud, conviene dejar de lado el silencio impuesto a este asunto y aclarar algunos aspectos.

En Diario Femenino te contamos cómo lavar correctamente las partes íntimas. ¡Toma nota de estas recomendaciones y ponlas en práctica! ¡Todo por tu salud vaginal!

La importancia de la higiene íntima

El desconocimiento sobre cómo realizar una higiene íntima adecuada puede llevarnos a excedernos en su limpieza, a utilizar los productos inadecuados o a hacer uso de trucos caseros más apropiados para un manual de brujería que para garantizar la higiene y la salud de nuestras partes íntimas.

La zona vaginal es un área extremadamente sensible que requiere de grandes cuidados. La alteración hormonal, el exceso de humedad y una higiene íntima deficiente pueden alterar la flora vaginal, tan sensible a cualquier cambio, hasta provocarnos diversas infecciones.

Por eso, es muy importante saber distinguir entre lo que son unas pautas higiénicas adecuadas y lo que son simplemente leyendas urbanas. Algo que no es tan sencillo, pues ni siquiera los ginecólogos consiguen un consenso, así que, ante todo, se impone el sentido común.

Pautas de higiene íntima: cómo lavarse correctamente el área vaginal

+ Hay que tener siempre presente que la limpieza íntima es básica y ha de realizarse diariamente y de forma minuciosa, pero no puedes olvidar tampoco que la higiene en exceso puede dañar la flora vaginal, encargada de proteger esa zona de cualquier infección. Una vez al día es suficiente. Puedes ampliarlo a dos en el caso de días de mucho calor o en ocasiones en las que hayas realizado ejercicio físico.

+ Se debe lavar la zona íntima de adelante hacia atrás, nunca al contrario, pues podríamos trasladar gérmenes desde la zona anal. Para secarse, se hará de la misma forma, asegurándonos de dejar la zona bien seca por todos los pliegues, con una toalla limpia que debería cambiarse con cada uso. Esta pauta de limpieza de adelante hacia atrás es la que tendremos que usar también en cada ocasión que vayamos al baño.

+ Se recomienda usar para el aseo simplemente agua o un jabón suave específico pH neutro para las zonas íntimas, pero en ningún caso debes utilizar el jabón de ducha habitual. La limpieza siempre se hará en la zona exterior, las duchas vaginales son una apuesta segura de infección.

Limpieza íntima para la vagina

+ Se debe evitar el uso de desodorantes íntimos. Además de provocar irritaciones y alergias, pueden enmascarar el mal olor vaginal. Un síntoma que podría ser una señal de infección la cual precisa tratamiento.

+ No es recomendable el uso de esponjas para lavar tu vagina ya que esto potencia la transmisión de gérmenes. Es preferible que utilices tus manos para hacerlo. Eso sí, asegúrate de que están bien limpias antes de tocar tu zona genital. Pásalas con suavidad por los pliegues de los labios mayores y menores y alrededor del clítoris.

+ No se debe frotar bruscamente la zona vaginal. Este área es mucho más sensible que cualquier otra parte del cuerpo y requiere un mimo especial. No exageres a la hora de asearte ya que podrías provocar pequeñas heridas que terminarán desembocando en la puerta de entrada para una gran multitud de agentes infecciosos.

+ Es aconsejable evitar los pantalones ajustados así como los protectores de ropa interior, que sólo protegen la ropa, no así la zona genital. Se aconseja usar ropa interior de algodón teniendo en cuenta la sensibilidad de la zona y mantener las prendas íntimas en un lugar limpio, fuera del contacto con otra ropa.

+ Durante la menstruación no es necesario asearse más que otros días, pero si se utiliza tampones, conviene cambiarlos cada cuatro horas para evitar la humedad y no dormir con ellos. También se deben cambiar con frecuencia las compresas.

+ También es recomendable lavar bien la zona íntima después de las relaciones sexuales, así como orinar para eliminar los posibles gérmenes.

+ Respecto a la depilación de la zona íntima, algunos expertos alertan de su abuso. Si bien pudiera parecer que la eliminación del vello favorece el acceso a la hora de la higiene, conviene que la depilación no sea total y mantener algo de vello alrededor de la uretra y el clítoris para protegerlos.

En el caso de que empieces a sentir molestias o de que comiences a notar algunos síntomas poco habituales como un abundante flujo o un mal olor vaginal, debes acudir a consulta médica para que un profesional pueda determinar su has contraído algún tipo de infección o enfermedad. Además, es fundamental que visites a tu ginecólogo regularmente para comprobar que todo está en perfecto orden.

Cuida tu zona íntima al igual que cuidas tu cara y evita problemas como infecciones, irritaciones o patologías mucho más graves que pueden desembocar en la infertilidad. 

La frecuencia de la higiene íntima La frecuencia de la higiene íntima. Es importante para la mujer una adecuada frecuencia de la higiene íntima, sobre todo para evitar posibles infecciones y garantizar nuestra salud sexual

Prácticas de higiene íntima Prácticas de higiene íntima. Por ser los genitales una zona delicada, se aconseja poner especial cuidado en su limpieza. Por eso, es bueno seguir estas recomendaciones que te damos.

Factores de higiene íntima Factores de higiene íntima. Muchas veces, para mantener una correcta higiene íntima no basta con la limpieza que proporciona el baño ya que existen factores externos que la alteran.

Higiene íntima en el embarazo Higiene íntima en el embarazo. Durante el embarazo las mujeres han de cuidarse con más mimo, y el de la higiene íntima es uno de los cuidados más importantes para evitar problemas en el feto

Higiene íntima en la regla Higiene íntima en la regla. La industria farmacéutica ha desarrollado una variedad de productos para llevar a cabo una correcta higiene genital.

5 consejos de higiene íntima 5 consejos de higiene íntima. Tener una higiene íntima adecuada es imprescindible para tener una buena salud. La vagina sabe limpiarse sola pero siempre tendrás que ayudarle a estar más limpia todavía.

Falsos mitos de higiene íntima Falsos mitos de higiene íntima. Todas las mujeres a lo largo de su vida, sufrirán por lo menos una infección vaginal, algunas medidas de higiene cotidiana ayudarán a prevenirlas.

Higiene íntima de hombres Higiene íntima de hombres. La importancia del cuidado íntimo del hombre no es una cuestión baladí en lo que se refiere a evitar infecciones y demás molestias genitales.

Productos de higiene íntima Productos de higiene íntima. El pH del jabón intimo debe estar ajustado al valor natural de la piel vulvar. Te enseñamos los mejores consejos de higiene íntima.

Toallitas de higiene íntima Toallitas de higiene íntima. ¿Usas toallitas vaginales? ¿Pero las estás usando bien? ¿Sabes cuándo debes usarlas y cuando mejor que no?

Consecuencias de mala higiene Consecuencias de mala higiene. ¿Eres de las mujeres que piensan que no pasa nada por estar varios días teniendo mala higiene íntima? Incluso en los días en los que no estés en casa es necesario que tu higiene íntima sea prioritaria, ¿quieres saber por qué?

Tips de higiene íntima Tips de higiene íntima. La salud de tu vagina es tan importante como los cuidados de higiene que lleves a cabo, por eso es necesario saber cómo mantener esta parte tan femenina de la mejor manera posible. En Diario Femenino te damos los mejores consejos de higiene íntima para que mantengas a raya cualquier tipo de infección en el área genital. ¡Toma nota!