Higiene íntima: cómo lavar correctamente las partes íntimas

Limpieza íntima para la vagina

Debido a la importancia que tiene una correcta higiene íntima para evitar infecciones recurrentes que pueden poner en peligro nuestra salud, conviene dejar de lado el silencio impuesto a este asunto y aclarar algunos aspectos.

La importancia de la higiene íntima

El desconocimiento sobre cómo realizar una higiene íntima adecuada puede llevarnos a excedernos en su limpieza, a utilizar los productos inadecuados o a hacer uso de trucos caseros más apropiados para un manual de brujería que para garantizar la higiene y la salud de nuestras partes íntimas.

La zona vaginal es un área extremadamente sensible que requiere de grandes cuidados. La alteración hormonal, el exceso de humedad y una higiene íntima deficiente pueden alterar la flora vaginal, tan sensible a cualquier cambio, hasta provocarnos diversas infecciones.

Por eso es importante saber distinguir entre lo que son unas pautas higiénicas adecuadas y lo que son simplemente leyendas urbanas. Algo que no es tan sencillo, pues ni siquiera los ginecólogos consiguen un consenso, así que, ante todo, se impone el sentido común.

Pautas de higiene íntima

-Hay que tener siempre presente que la limpieza íntima es básica y ha de realizarse diariamente y de forma minuciosa, pero en exceso puede dañar la flora vaginal, encargada de proteger esa zona de cualquier infección. Una vez al día o, en días de calor, dos veces es suficiente.

- Se debe lavar la zona íntima de adelante hacia atrás, nunca al contrario, pues podríamos trasladar gérmenes desde la zona anal. Para secarse, se hará de la misma forma, asegurándonos de dejar la zona bien seca por todos los pliegues, con una toalla limpia que debería cambiarse con cada uso. Esta pauta de limpieza de adelante hacia atrás es la que tendremos que usar también en cada ocasión que vayamos al baño.

- Se recomienda usar para el aseo simplemente agua o un jabón suave específico para las zonas íntimas, pero en ningún caso el jabón de ducha habitual. La limpieza siempre se hará en la zona exterior, las duchas vaginales son una apuesta segura de infección.

- Es aconsejable evitar los pantalones ajustados así como los protectores de ropa interior, que sólo protegen la ropa, no así la zona genital. Se aconseja usar ropa interior de algodón teniendo en cuenta la sensibilidad de la zona y mantener las prendas íntimas en un lugar limpio, fuera del contacto con otra ropa.

- Durante la menstruación no es necesario asearse más que otros días, pero si se utiliza tampones, conviene cambiarlos cada cuatro horas para evitar la humedad y no dormir con ellos.

- También es recomendable lavar bien la zona íntima después de las relaciones sexuales. así como orinar  para eliminar los posibles gérmenes.

- Respecto a la depilación de la zona íntima, algunos expertos alertan de su abuso. Si bien pudiera parecer que la eliminación del vello favorece el acceso a la hora de la higiene, conviene que la depilación no sea total y mantener algo de vello alrededor de la uretra y el clítoris para protegerlos.

La frecuencia de la higiene íntima

La frecuencia de la higiene íntima

Prácticas de higiene íntima

Prácticas de higiene íntima

Factores de higiene íntima

Factores de higiene íntima

Higiene íntima en el embarazo

Higiene íntima en el embarazo

Higiene íntima en la regla

Higiene íntima en la regla

5 consejos de higiene íntima

5 consejos de higiene íntima

Falsos mitos de higiene íntima

Falsos mitos de higiene íntima

Higiene íntima de hombres

Higiene íntima de hombres

Productos de higiene íntima

Productos de higiene íntima

Toallitas de higiene íntima

Toallitas de higiene íntima

Consecuencias de mala higiene

Consecuencias de mala higiene

Tips de higiene íntima

Tips de higiene íntima

Laura Sánchez  •  miércoles, 14 de septiembre de 2016

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Tips de higiene íntima para tu salud vaginal

    Tips de higiene íntima para tu salud vaginal

DF Fotos