Remedios caseros para una eficaz higiene genital femenina

Los jabones fuertes y las duchas vaginales no son recomendables

Olivia Blanc
Olivia Blanc Periodista
Remedios caseros para una eficaz higiene genital femenina
 
Los genitales son una parte delicada de nuestro cuerpo y, por ello, es importante poner especial cuidado en su limpieza. Eso sí, sin obsesionarse. Es perfectamente normal y natural que la zona genital desprenda un cierto olor propio de cada persona el cual suele convertirse en estímulo olfativo y propiciar el inicio de las relaciones sexuales.
 
Entre los hábitos más saludables para una correcta higiene íntima, destaca la práctica de limpiar la zona genital desde delante hacia detrás después de orinar, para evitar contaminar la zona vaginal con bacterias procedentes de las heces. No se deben utilizar jabones fuertes ni ningún producto químico que pueda alterar el pH ácido de la vagina, ni tampoco es conveniente realizar duchas vaginales porque eliminan sustancias naturales. Usar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas son otras recomendaciones a tener en cuenta.
 
A continuación os recomendamos algunos remedios caseros para una eficaz higiene genital femenina. ¡Toma nota!
 

Consejos caseros de higiene íntima 

Existen diferentes jabones y geles especiales en el mercado, pero si no contamos con el dinero necesario para comprarlos, existen otras opciones que son muy buenas para lavarnos el área vaginal de una manera más económica e igual de efectiva.
 
1 Una de las mejores opciones que existen para el lavado vaginal es utilizar vinagre. Mezcla una cucharada de vinagre blanco en un litro de agua y lávate con esta mezcla toda la zona. No es necesario utilizar jabón. A pesar de lo que se pueda pensar, no te quedará un olor fuerte y será muy efectivo para aliviar el prurito o picazón.
 
2 Otro ingrediente que también resulta muy efectivo es el yogur. En algunas tiendas se venden los jabones de yogurt naturales, aunque también puedes prepararlos tú misma en casa para ahorrar. Este tipo de yogurt (no el de sabores que se encuentran en el mercado, sino los que contienen cepas naturales) es muy beneficioso para tratar ciertas infecciones y picazón vaginales.
 
3 El aceite de árbol de té es el mejor antiséptico natural que existe. Es ideal para proteger al organismo ( y en concreto a tu vagina) de todo tipo de gérmenes y bacterias. Agrega 4 o 5 gotas de aceite de árbol de té (lo puedes comprar en farmacias, en tiendas especializadas en productos naturales o a través de Internet por un precio bastante económico) en el agua de la bañera y permanece en remojo de veinte a treinta minutos. Después lávate con agua y sécate. Puedes repetir el procedimiento dos veces al día si lo deseas. ¿Lo mejor de todo? Este remedio casero también permite liberarse del mal olor vaginal.
 
4 El bicarbonato de sodio también es un excelente componente para graduar el nivel de pH. Para elaborar este remedio natural solo necesitarás un vaso de agua y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Mézclalos y lávate el área genital con ello. ¡También sirve como tratamiento para la infección por cándida!
 
5 Las hojas de guayaba son infalibles para para matar las bacterias y mantener la vagina protegida contra todo tipo de infecciones. Además, tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes y ayudan a eliminar el olor vaginal y la sequedad de las partes íntimas. ¿Qué debes hacer? Coge un cazo con un litro de agua, añade tres cucharadas de hojas de guayaba y llévalo a ebullición. Espera a que se enfríe, cuela la mezcla y utiliza ese agua para lavar tu área genital.
 

Otros tips para una correcta higiene íntima femenina 

+ No utilices esponjas o guantes para lavar la zona genital ya que en ellos se acumulan una gran cantidad de gérmenes.
 
+ Después de lavar la vulva, no te olvides de secarla bien para evitar la humedad en la zona.
 
+ Ten especial cuidado con el rasurado o la depilación de tu zona íntima. Determinados métodos podrían provocarte inflamación, alergias, aparición de sarpullido e incluso infecciones.
 
+ Cuando estés con la menstruación, no dejes pasar más de seis horas sin cambiarte el tampón o la compresa (si utilizas copa menstrual vacíala cada diez o doce horas). No se recomienda el uso diario de salva-slips ya que estos dificultan la transpiración haciendo mucho más sencilla la proliferación de gérmenes.
 
+ Antes y después de mantener relaciones sexuales es recomendable lavar bien la zona genital.
 
¿Qué remedios naturales utilizas tú para tu higiene íntima? Cuéntanoslo en los comentarios.