Cómo cuidar tu vagina para evitar infecciones vaginales

Para ser una parte de nuestro cuerpo tan importante tenemos a la vagina un poco olvidada

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Forma parte de los genitales femeninos, con todo lo que ello implica de secretismo y tabú. La vagina se queda olvidada entre infinitos rituales de belleza y cuidados corporales y solo nos acordamos de ella cuando hay algún problema. Descubre cómo cuidar tu vagina y que siempre esté en buena forma.

Higiene vaginal

¿Cómo lavas tu zona íntima? En el mercado hay infinidad de productos que dicen ser específicos para tus zonas íntimas, pero no son la mejor opción. Como tampoco lo son las duchas vaginales, que pueden destrozar la flora en un segundo. Entonces, ¿cómo se lava correctamente la vagina?

Lo cierto es que la vagina, que está en el interior, no se lava. Ella tiene su propio procedimiento de limpieza. El exterior es lo que debes lavar preferentemente con agua tibia, solo agua, una vez al día y después de las relaciones sexuales. Con estos pasos es suficiente para mantener tu vagina limpia y sana.

Los olores de la vagina

Hay que dejar bien claro que la vagina no huele mal. Es un mito creado para que los hombres no se molesten en practicar sexo oral con las mujeres. La vagina y el flujo vaginal tienen un olor que es diferente en cada mujer, más o menos intenso, pero no desagradable.

Por eso la vagina no necesita desodorantes, ni perfumes específicos ni maquillajes para disimular nada. En el caso de que tu olor o tu flujo cambie y se vuelva desagradable, entonces debes acudir al médico para comprobar cuál es el problema. Las infecciones vaginales no dejan de ser problemas frecuentes, pero de fácil solución.

Ejercicio físico para la vagina

Si vas al gimnasio, si sales a correr, si caminas todos los días o te preocupas por subir las escaleras en lugar de utilizar el ascensor, ¿por qué no estás poniendo en forma tu vagina? Con el paso de los años, los músculos vaginales pierden elasticidad y pueden llegar a complicarte tus encuentros sexuales.

El ejercicio físico también es para tu vagina, con los famosos ejercicios Kegel, que puedes practicar hasta en la oficina. Los ejercicios de suelo pélvico o hipopresivos no solo mantendrán tu vagina en forma, sino que además conseguirás más placer en las relaciones.

Algodón para la vagina

Seguro que te encanta la lencería de encaje, pero tu vagina prefiere el algodón. Es un hecho que no podemos modificar, porque otros tejidos pueden dañarla. Pero tranquilidad, eso no quiere decir que tengas que renunciar a tu ropa interior más sexy, tan solo resérvala para ocasiones especiales.

Vagina activa, vagina sana

El hecho de que no tengas vida sexual no mejora la condición de tu vagina, sino al contrario. Una vagina activa es una vagina sana, eso sí, siempre y cuando tengas relaciones sexuales con protección.

Otra forma de mantener tu vagina activa si no tienes pareja y no te gustan los amantes ocasionales, es el Do It Yourself, el autoamor o la masturbación, llámalo como quieras, pero llámalo.

Depilación íntima sí o no

Un tema controvertido en cuanto a salud vaginal es la depilación. La moda del momento es llevar tu zona íntima completamente depilada, pero la verdad es que el vello es una barrera natural contra las infecciones. Además, siempre puedes declararte alternativa, que también está de moda.

Y tú, ¿cómo cuidas tu vagina?