Mal olor vaginal: causas y soluciones

Una posible infección puede ser la causante de un olor fétido en la zona íntima

Tamara Sánchez

Mal olor vaginal: causas y soluciones

A pesar de los comentarios machistas y chistes de mal gusto acerca del olor genital de las mujeres, el olor vaginal, en circunstancias normales, no es desagradable. Sin embargo, el secretismo que suele rodear a los asuntos relacionados con la sexualidad femenina no hace otra cosa más que aumentar la confusión sobre lo que es normal y lo que no. Conviene observar el flujo vaginal porque presenta cambios a lo largo de las diferentes etapas de nuestra vida y plantear a nuestro ginecólogo cualquier duda que tengamos. Sólo así podremos saber si nos estamos enfrentando a un problema de salud serio.

Causas del mal olor vaginal

Dicen que una vagina sana huele similar al ácido láctico del yogur, debido a los lactobacilos que protegen la flora vaginal de las infecciones. Pero lo cierto es que cada mujer, de cada edad distinta, huele diferente, es más, a lo largo del ciclo menstrual nuestro olor vaginal va cambiando y a veces se percibe con más intensidad. Y que el olor sea más intenso no quiere decir que sea desagradable.

Porque cuando aparece un olor desagradable en la zona íntima conviene acudir al ginecólogo ya que es sinónimo de que algo no funciona bien. El mal olor vaginal se produce en la mayoría de los casos por una infección o por una incorrecta higiene íntima, ya sea por exceso o por defecto de limpieza. Pero el mal olor también puede deberse a llevar ropa demasiado ajustada, o prendas mojadas, especialmente el bañador en la playa, o ropa interior sintética.

Y hay otras dos causas que producen el mal olor en la vagina que apenas se mencionan, pero que tienen su importancia. Una es la tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual que, además de irritación, provoca un olor vaginal muy intenso y desagradable. La otra causa es el propio semen que en ocasiones puede alterar el pH íntimo llegando a dañar la flora vaginal.

¿Por qué se produce el mal olor vaginal?

Además, hay otras enfermedades que también pueden provocar este mal olor en la zona íntima. Es el caso  de la vaginosis bacteriana, un proceso inflamatorio de la mucosa vaginal que altera la flora y va acompañado de un incremento de la secreción, leucorrea, prurito o picazón y un olor vaginal penetrante. Uno de los síntomas más habituales para detectar esta patología es por medio del dolor e irritación que se genera durante las relaciones sexuales.

El mal olor vaginal también puede ser una señal de advertencia de que estamos empezando a desarrollar cáncer de cuello uterino. Si este olor desagradable va acompañado de otros síntomas como sangrado y flujo vaginal anormal debes acudir inmediatamente al ginecólogo antes de que sea demasiado tarde.

Por otra parte, los tampones y las compresas también pueden ser causantes de un olor fétido en la vulva. Aunque ambos productos están diseñados con la idea de facilitarnos la vida a las mujeres durante la menstruación, no hay que olvidar que debemos cambiarlos cada cuatro o seis horas como máximo si queremos evitar no solo el mal olor vaginal, sino también la proliferación de bacterias.

La mala alimentación es otra de las causas del mal olor vaginal debido a que algunas comidas tratadas con hormonas o productos excesivamente azucarados, pueden causar una alteración del pH vaginal provocando secreciones que hacen que el sexo femenino desprenda un olor fuerte y un tanto repulsivo.

Cómo evitar el mal olor vaginal

Las medidas para prevenir la aparición del mal olor vaginal son las básicas que debe tomar cualquier mujer. Siempre se aconseja usar ropa interior de algodón y evitar en lo posible usar pantalones o medias muy ajustadas, porque no dejan respirar la zona íntima. Por el mismo motivo, es preferible dormir con camisón y sin ropa interior que con un pijama.

La higiene íntima es un factor fundamental a la hora de controlar el olor vaginal. Tan perjudicial puede ser la falta de higiene como el exceso de ella, y eso es algo que no todas las mujeres tienen en cuenta. Algunas se exceden en la limpieza de la zona vaginal dejándola así desprotegida frente a las bacterias. Siempre es mejor lavarse la zona íntima sólo con agua y sin jabón, aunque en el caso de que se vaya a utilizar jabón, conviene que sea uno suave o específico para esa zona tan delicada (son aconsejables los geles íntimos pH neutro). Y no nos cansaremos de advertir que la vagina tiene su propio sistema de higiene, por lo que las duchas vaginales son del todo innecesarias.

En cualquier caso, esto sólo son medidas preventivas básicas, pero si aparece un olor desagradable en la zona íntima, la principal recomendación es acudir inmediatamente al ginecólogo para que determine la causa del mal olor y nos indique el tratamiento adecuado.

Remedios caseros para acabar con el mal olor vaginal

Remedios caseros para acabar con el mal olor vaginal

El mal olor vaginal es un problema que padecen las mujeres desde la antigüedad. Por eso, existen algunos remedios caseros para acabar con él que se han ido transmitiendo de generación en generación, de madres a hijas, hasta llegar a nosotras.

Precisamente, uno de los remedios naturales más conocidos consiste en la utilización de yogur. Este producto ayuda a equilibrar el PH evitando de esta manera las infecciones vaginales. Puedes probar a introducir un yogur natural no azucarado en la vagina por medio de un tampón. Después enjuágate bien con agua tibia.

Otro remedio muy empleado para eliminar el mal olor en las partes íntimas es beber agua mezclada con bicarbonato (también ayuda a conservar el pH regulado). También consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales es una buena solución para evitar infecciones y estimular el sistema inmunológico.

El aceite de árbol de té es muy empleado para tratar el mal olor debido a que es un potente antibacteriano. Deberás mezclar un vaso de agua junto con tres gotas de este aceite y lavar tu área vaginal con esta mezcla.

El vinagre de sidra es otro de los componentes que posee excelentes propiedades antibacterianas. Puedes aplicártelo en baños de quince minutos con dosis de un vaso por cada diez litros aproximadamente.

Cómo afecta el mal olor vaginal a las relaciones sexuales

No cabe ninguna duda de que el mal olor en la vagina afecta negativamente sobre las relaciones sexuales con la pareja. La mujer pierde autoestima ante este problema, se obsesiona, se avergüenza y se muestra reacia a mantener sexo.

Una mujer con mal olor vaginal que no afronte el problema con madurez y determinación puede terminar sufriendo traumas y creándose complejos que generan inseguridad. Ante ello, lo mejor es hablar directamente con la pareja. No hay nada mejor que la comunicación y la confianza en estos casos.

Ante todo tienes que tener claro que seguramente se trate de un problema pasajero y en cuanto detectes las causas o acudas al ginecólogo, acabará solucionándose.

¿Y tú? ¿Tienes mal olor vaginal? ¿Te ha sido de utilidad este artículo? Déjanos tu opinión o tu experiencia en los comentarios. 

[[index:18]]