Cómo evitar los temidos pedos vaginales: causas y prevención

Los ejercicios de Kegel son recomendados para acabar con este tipo de gases

Eugenia Carré

Cómo evitar los temidos pedos vaginales

Uno de los momentos más temidos a la hora de mantener relaciones sexuales son los inoportunos pedos vaginales. Ese ruido, exactamente el mismo que una ventosidad normal, puede estropear ese instante tan especial. Pero tiene solución si sabes cómo evitarlos.

Los pedos, gases, flatulencias o ventosidades vaginales se producen por la entrada de aire en la vagina el cual puede expulsarse durante el contacto sexual, realizando ejercicio físico, la masturbación o unos simples estiramientos. 

Por qué se producen los pedos vaginales

Las ventosidades vaginales, en la mayoría de los casos, se producen por una pérdida de tono muscular en las paredes vaginales. Durante la excitación, la penetración, o haciendo ejercicio, los músculos de la vagina se contraen y estiran, lo que facilita la entrada de aire en la vagina. A diferencia del ano, la vagina no tiene un esfínter para contraerlo e impedir la tan temida ventosidad.  

Causas y prevención de las flatulencias vaginales

Las flatulencias vaginales son más comunes en aquellas mujeres que han tenido muchos partos así como en aquellas que han perdido masa muscular por alguna enfermedad o por el paso del tiempo. Se han dado casos en mujeres jóvenes pero no es lo más habitual. La debilidad de la musculatura puede producir una constante contracción y expansión de las paredes vaginales que producen dichas ventosidades. 

Cómo evitar los pedos vaginales

No hay milagros para este tipo de flatulencia a corto plazo, el truco está en fortalecer la zona pélvica mediante la realización de los famosísimos ejercicios de Kegel. Los beneficios de los ejercicios de Kegel son muy numerosos, desde facilitar el parto, la recuperación tras dar a luz, disminuir la incontinencia y aumentar el placer durante las relaciones sexuales.

Lo cierto es que es un ruido de lo más incómodo pero algo totalmente natural; además los pedos vaginales no producen olor ya que no provienen del intestino, no así los que provienen del ano que derivan de la fermentación de bacterias en el intestino.

Toma nota de los siguientes ejercicios que te serán muy útiles para saber cómo evitar los pedos vaginales

Otros consejos para eliminar las flatulencias vaginales durante el sexo

Es cierto que en la mayoría de las ocasiones los pedos vaginales son inevitables, no obstante, siguiendo algunas sencillas recomendaciones como las que te vamos a mostrar a continuación puedes tratar de evitar que surjan o, por lo menos, reducir su aparición mientras estás teniendo relaciones sexuales.

+ Probad otras posturas

No nos vamos a engañar, todas tenemos posturas favoritas en la cama que nos encantan y nos hacen disfrutar al máximo, pero quizá esas posiciones están facilitando los incómodos gases y ha llegado el momento de innovar.

Recomendación: trata de evitar el uso frecuente de posturas que permitan la penetración del hombre por detrás, como por ejemplo el perrito, ya que estas hacen que entre mayor cantidad de aire en la vagina.

+ Reducir el bombeo

Muchos de los pedos vaginales son provocados por la entrada y salida en su totalidad del pene en la vagina de la mujer. Si quieres evitar o disminuir las ventosidades, dile a tu pareja que lo haga un poco más despacio y con movimientos más sutiles y delicados. ¡Te aseguramos que funciona!

+ Lubricante: la mejor solución

Consejos para prevenir los pedos vaginales en las relaciones sexuales

Otro de los posibles motivos de que se produzcan los temidos pedos vaginales es que la vagina no está lo suficientemente lubricada. Para ello te recomendamos que utilices un lubricante a base de agua para disminuir el efecto de bombeo. ¡Desaparecerán al instante!

+ Utiliza tus dedos

Introduce uno de tus dedos en la vagina durante la penetración, principalmente cuanto estés en una postura en la que tus piernas estén muy separadas. También puedes intentar apretar la vagina todo el rato durante el coito.

En lo referido a los pedos vaginales durante las relaciones sexuales, lo más importante es que tengas una comunicación abierta con tu pareja para que no te sientas mal. A todas nos ha pasado alguna vez en la vida, así que ¡relájate y disfruta!