Pedos vaginales durante el sexo: qué decirle a tu pareja

Lo más importante es quitarle importancia porque es algo natural

María Fernández

Puede que tus amigas nunca te hayan contado que han sufrido un pedo vaginal porque no es el tipo de cosas que se hablan en el día a día. Pero son más habituales de lo que te podrías imaginar. Los gases vaginales suceden, y no pasa nada por ello. Pueden causarte sonrojo o sorpresa, pero nunca pueden convertirse en un drama. ¿Sabes qué decirle a tu pareja cuando te sale un pedo vaginal durante el sexo para quitarle importancia?

¡Desdramatiza! Solo es un pedo vaginal

Llámalo pedo vaginal, flatulencia, gas o ventosidad… pero lo cierto es que tan solo es aire que ha entrado en tu vagina y que está intentando salir. Lo más habitual es que ocurra durante el sexo y que suene como un pedo, pero lo cierto es que tan solo es el aire que ha entrado en tu cuerpo durante la penetración. ¡Desdramatiza!  

Por eso, como es algo natural que le puede ocurrir a cualquiera y, de hecho, todas las mujeres lo han vivido o lo vivirán en algún momento de su vida, no hay que hacer un drama de ello. Lo mejor es quitarle importancia, porque no la tiene.

Ríete de tu pedo vaginal

Por eso, cuando te salga un pedo vaginal, no tienes que decirle nada a tu pareja. Simplemente, ¡ríete! Puede que tu amante no sepa cómo reaccionar ante esa ventosidad porque no quiere hacerte sentir mal, pero cuando vea lo bien que te lo has tomado, se relajará y reirá contigo. Así, sin quererlo, seréis un poquito más cómplices, aunque el clímax de excitación se haya roto por un momento.

Un pedo sexual no estropeará el momento, sino aderezarlo de una forma diferente. La primera vez que os ocurra, el polvo se convertirá en inolvidable. Así que, ¿por qué no buscar alguna otra excusa para aseguraros de que se convierte en el sexo más especial que habéis vivido? ¡Disfrutadlo el doble!

Lo que debes decirle a tu pareja cuando sale un pedo vaginal

Pero si tu amante no reacciona de buenas maneras ante el pedo vaginal, es decir, no es capaz de darse cuenta de que se trata de algo natural, ¡házselo ver!

+ Los pedos vaginales no dan asco

No huelen y, ni mucho menos, ensucian. ¿Por qué deberían dar asco los pedos vaginales? Tan solo es aire, como el que circula a tu alrededor, que se ha metido dentro de tu vagina (porque estás practicando sexo con él, probablemente) y que al salir hace ese pequeño ruido.

+ El culpable del pedo vaginal

No queremos señalar a nadie, pero si hubiera que buscar un culpable de por qué sucede el pedo vaginal lo encontraríamos, en la mayoría de los casos, en el pene o en el uso que se hace de él. Cuando se mueve de una manera demasiado exagerada o con mucho ímpetu, pueden dejarse pequeñas cavidades por las que entra aire. Lo mismo  puede llegar a ocurrir si el pene es demasiado estrecho.

+ No puedes evitarlo

Cuando llega su momento de salir, sale; no puedes evitarlo. Y no importa que estés en medio de ese encuentro salvaje con tu ligue de discoteca o en el sexo más romántico con tu pareja. Simplemente sale, y no pasa nada por ello.

Y si aún así, si con todo lo que le estás diciendo a tu amante sobre los pedos vaginales no es capaz de verlo como algo natural… Quizá ha llegado el momento de tener una charla con él.