Posturas sexuales para evitar los pedos vaginales

No pasa nada si sale algún gas por la vagina, pero si quieres evitarlo...

María Fernández

Las mejores posturas sexuales para evitar un pedo vaginal

Seguro que alguna vez te ha pasado: estás en un momento íntimo con tu pareja y, de repente y sin previo aviso, tu vagina emite el sonido que menos quieres escuchar en un momento como este: una ventosidad. Lo más habitual es que estas flatulencias se produzcan durante el sexo, pero debes tener en cuenta que hay algunas posturas sexuales que te pueden ayudar a evitar los temidos pedos vaginales.

Qué son los pedos vaginales

Para empezar, vamos a romper una lanza a favor de los pedos vaginales. Cuando te salen durante las relaciones sexuales no es demasiado agradable, pero no pasa absolutamente nada. Por lo tanto, no debes sentirte obligada a cambiar tu manera de practicar sexo si disfrutas con ella. No puedes permitir que las flatulencias vaginales condicionen el tipo de relaciones sexuales que mantienes.  

No hagamos un drama porque ni huelen mal, ni son asquerosos, ni son síntoma de una enfermedad. Tan solo son aire que ha entrado en tu vagina, habitualmente durante la penetración aunque también puede ocurrir fuera del sexo, y que ahora tiene que salir. Aprende a reírte de tus pedos vaginales y se convertirán en un momento de complicidad con tu amante.

 Qué posturas sexuales ayudan a reducir los gases vaginales

Qué posturas sexuales evitan los pedos vaginales

Si tenemos en cuenta, por tanto, que estas ventosidades de tu vagina se producen porque entra un poco de aire, las posturas sexuales que eviten las cavidades te ayudarán a reducirlos. Cada vagina es un mundo, por lo que algo que funciona muy bien con una mujer es todo un fracaso para otra. Por lo tanto, se trata de hacer el esfuerzo y practicar mucho (menudo problema) hasta que conozcas bien qué posiciones te hacen disfrutar más sin gases vaginales.

+ Siéntate sobre tu amante

Deja que tu amante se tumbe mirando hacia el techo y siéntate sobre su pene. Tú controlas el movimiento y, por tanto, puedes evitar que se produzcan estas ventosidades. La gravedad y el peso de tu cuerpo impedirá que queden huecos entre vuestros cuerpos y, por tanto, que entre demasiado aire en tu vagina.

+ Sentados frente a frente

Si el objetivo es juntarse mucho para que entre el menor aire posible por la vagina durante la penetración, entonces tenéis que probar a hacerlo sentados. Se trata de que él se siente en el borde de la cama y tú te coloques frente a frente, de rodillas con tus piernas a los lados de las suyas.

+ La postura del misionero

De esta misma forma, y debido a cómo se funden los cuerpos, la postura del misionero también ayuda a que salgan menos pedos vaginales.

Posturas sexuales para evitar los pedos vaginales

+ Echa el freno

Venirse arriba en el sexo puede estar muy bien, pero si quieres evitar los pedos vaginales, será mejor que eches el freno. Cuando la penetración es demasiado rápida, exagerada o brusca tiende a entrar más aire en la vagina. Usar la cantidad justa de lubricante puede ayudar a que haga menos rozamientos y, por tanto, evitar que este aire suene al salir.  

+ Posturas sexuales que provocan pedos vaginales

Las mujeres no nos ponemos de acuerdo sobre qué posturas sexuales hacen que los gases vaginales sean más probables. Sin embargo, algunas coinciden en que cuando practican el perrito suelen notarlos de manera más frecuente, tanto en el momento de llevarlo a cabo como cuando la vagina cambia de posición o se relaja.

Por otro lado, otras se quejan de los gases provocados cuando la mujer coloca las piernas sobre los hombros de su amante, que está mirándole frente a frente.

Y según tu experiencia, ¿qué posturas sexuales te ayudan a evitar los pedos vaginales? ¡Cuéntanoslo!