La depresión vaginal existe: descubre sus síntomas

¿Sabes que tu vagina se puede deprimir?

Olivia Blanc
Olivia Blanc Periodista

 depresión vaginal

Cuando hablamos de depresión lo primero que no se nos viene a la cabeza es una persona con un estado de ánimo por los suelos, triste y melancólica. La depresión no solo afecta a nuestro cerebro, también a otras partes del cuerpo. ¿Sabías que tu vagina también se puede deprirmir? ¿Conocías que existe la depresión vaginal y que es más común de lo que se piensa? Según un estudio de la escuela de Obstetricia y Ginecología de Estados Unidos, 1 de cada 4 mujeres ha pasado por una depresión vaginal en mayor o menor medida y muchas quizás ni se han dado cuenta.  

Causas de la depresión vaginal  

¿Qué es exactamente la depresión vaginal? También conocida como vulvodinia, la depresión vaginal es una infección en esta parte del cuerpo que, en un primer momento, la mujer puede atribuirlo a una simple irritación. Otras chicas lo detectan por un ardor o quemazón, pero creen que se puede tratar de algo pasajero, aunque aquellas que han sufrido depresión vaginal y fueron conscientes de ello lo comparan con un dolor tan fuerte con un parto sin epidural. 

La depresión vaginal se puede prolongar días o meses en el tiempo. Entre las causas que llevan a su aparición, habría que dividirlas entre físicas: variación y modificación en las rutinas sexuales, disminuyendo el número de veces que se mantienen relaciones o por un cambio de pareja, o también alteraciones del ph vaginal, y factores psicológicos: situaciones de depresión, ansiedad o estrés. 

¿Tiene cura la depresión vaginal?   

Por supuesto que la depresión vaginal tiene cura:

+ Hay médicos que recomiendan el consumo de antidepresivos, y es que la vagina también tiene sentimientos. Sería una forma de mitigar el dolor, pero no el único método a emplear. 

+ Otros especialistas aconsejan aumentar la frecuencia de las relaciones sexuales. Puede sonar un poco contradictorio, porque al tener esa zona dolorida puede que el deseo sexual no sea algo que esté alto, pero tener sexo puede hacer que suba el nivel de sangre en la vagina y reduzca la sensación de irritación o ardor. 

Mientras se investiga y se estudia más al respecto, queremos hacernos eco de esta patalogía que muchas mujeres, sobre todo después de ver el capítulo de Sexo en Nueva York en el que Carrie va al médico y este le dice que "su vagina está deprimida", pueden pensar que se trata de algo inventado o ficticio. 

Puedes leer más artículos similares a La depresión vaginal existe: descubre sus síntomas, en la categoría de Ginecología en Diario Femenino.