Higiene íntima: ¿papel higiénico o toallitas húmedas?

María Fernández

Qué es mejor para la higiene vaginal: el papel higiénico vs. las toallitas íntimas

La higiene es fundamental en tu vida diaria, especialmente cuando se trata de tu vagina. Es imprescindible, y más durante los periodos menstruales, dedicar un especial cuidado para prevenir distintos tipos de infecciones. No solo hay que preocuparse por la higiene vaginal después del sexo, sino que la higiene diaria previene irritaciones y molestos picores. Sin embargo, es difícil elegir cuál es el producto más adecuado para ello. ¿Qué es mejor para limpiarse la zona íntima, el papel higiénico o las toallitas íntimas?

Como puede parecer obvio, en la ducha debes lavar la vagina utilizando agua y jabon neutro. Para evitar irritaciones es fundamental usar este tipo de jabón con sustancias químicas menos agresivas. Sin embargo, a veces una ducha no es suficiente para mantener la higiene íntima. Esta limpieza cotidiana debe completarse con diferentes hábitos que garanticen el buen estado de nuestros genitales.

Cómo realizar la higiene íntima

En primer lugar, es importante que aprendas cómo mantener tu vagina en un estado higiénico. La forma correcta de limpiarse es desde la vagina hacia el ano, es decir, de delante hacia atrás. De esta manera, impedimos que las bacterias del ano lleguen a la mucosa vaginal. Sin embargo, puede que te estés preguntando cuál es el mejor producto para realizar esta higiene.

El papel higiénico es una alternativa común y razonablemente barata en comparación con cualquier otro sistema. Además, hay que tener en cuenta que no solo nosotras podremos usarlo. El papel higiénico es un artículo casi de primera necesidad, por lo que es fácil encontrar un rollo vayas donde vayas. Sin embargo, también tiene algunos inconvenientes porque no se trata de un producto esterilizado y empaquetado en unidades individuales, por lo que puede contener bacterias. Además al humedecerse, el papel higiénico se convierte en mijagas y puede provocar irritaciones en la vagina. Cuando lo utilices, tienes que tener cuidado de no restregarlo con demasiada fuerza puesto que su textura podría causarte molestias e incluso, en casos extremos, pequeñas heridas.

Por otro lado, puedes decantarte por utilizar toallitas de higiene íntima. Si bien este tipo de productos es más caro que el papel higiénico y solo lo podrás utilizar tú, sin duda, conseguirás una higiene vaginal mucho mejor. Al estar húmedas y venir en pequeños paquetes, eliminarán mejor la suciedad y bacterias de la vagina. Su textura resulta mucho más suave y son más resistentes. Además, dependiendo del tipo de toallitas que compres puedes tener una mayor sensación de frescura y reducir los picores o irritaciones. A falta de toallitas íntimas especialmente indicadas para la vagina, puedes utilizar las típicas toallitas húmedas que suelen utilizarse para los bebés. Recuerda que no todas las toallitas pueden tirarse por el wc; asegúrate de cuál es la mejor forma de deshacerte de ellas una vez que has terminado de usarlas.

Puedes leer más artículos similares a Higiene íntima: ¿papel higiénico o toallitas húmedas?, en la categoría de Ginecología en Diario Femenino.