La vagina no debe lavarse por dentro, ¿verdadero o falso?

Beatriz Iznaola

Las partes íntimas de la mujer y del hombre son muy delicadas, por lo que hay que tener siempre mucho cuidado. Durante mucho tiempo hemos escuchado que lavar la vagina por dentro era contraproducente y podía dañar a la mujer, pues bien: era cierto. Frente a lo que normalmente ocurre con los mitos y las leyendas urbanas, esta leyenda sí es verdadera.

Los especialistas, ginecólogos sobre todo, afirman que la mujer al lavar la vagina por dentro puede eliminar sus propios mecanismos de defensa y facilitar la aparición de hongos. La higiene es necesaria y ha de ser diaria, pero hemos de tener cuidado con el exceso de higiene, pues puede acabar con ciertas bacterias positivas para el cuerpo de la mujer. 

No es recomendable lavar la vagina por dentro

Muchas veces se piensa que los hongos vaginales sólo pueden aparecer por transmisión sexual, esto no es así. El uso excesivo de antibióticos y la higiene íntima en abundancia también los pueden producir. ¿Por qué ocurre esto? Cuando lavamos la vagina por dentro estamos eliminando los mecanismos de defensa del cuerpo femenino, estos tienen unas bacterias que producen un pH especial que es el encargado de acabar con los hongos. Lo mismo ocurre con los antibióticos, disminuyen el sistema inmunitario y los hongos atacan directamente a este tipo de organismos. 

La mayoría de las visitas de mujeres a urgencias por molestias vaginales acaba resultando ser por hongos o algo similar. La vagina, por sí misma, produce unas bacterias determinadas que se encargan de evitar la micosis. Mas si acabamos con estas bacteria, por la higiene íntima en exceso, no habrá protección alguna y es fácil caer en la infección. Con esto no se afirma que la higiene íntima no sea obligatoria, que lo es, lo único que hay que conseguir es encontrar el punto medio.