Consecuencias de una mala higiene íntima

María José Roldán Prieto

Una mala higiene íntima

La higiene íntima debe ser una rutina diaria para todas las personas ya que mantendrá tus zonas íntimas limpias. Estar limpia es un hábito saludable que se debe hacer todos los días como cepillarse los dientes, lavarse el pelo, limpiar tu cuerpo, el uso del desodorante y sobre todo, tener una higiene genital adecuada. Si no lo haces podrás tener algunas consecuencias por culpa de una mala higiene íntima como por ejemplo un olor desagradable en tu flujo.

Consecuencias de tener una mala higiene íntima

- Mucosidad continua. Si una mujer tiene falta de higiene vaginal puede tener descargas vaginales desmesuradas que pueden tener incluso mal olor. 

- Irritación vaginal. Esto puede ocurrir por usar productos o toallitas en lugar de realizar un lavado con agua y jabón adecuado.

- Infecciones vaginales. Con una mala higiene íntima se pueden provocar infecciones vaginales por culpa de no tener limpia la zona. Los síntomas suelen ser malos olores en la vagina, con secreciones con moco espumoso de color amarillento o verde y picores vaginales. Es necesario tratarlo inmediatamente para que no se transmitan al cuello del útero, esto podría causar una cervicitis.

- Mal olor. Otra consecuencia negativa es el mal olor que puede desprender la vagina si no tiene una buena higiene. Este olor no sólo se queda en tus braguitas, sino que traspasa la ropa y puede llegar a las personas de tu alrededor, algo que te causará vergüenza y malestar.

- Problemas sociales. La sociedad espera que las personas tengamos una buena higiene personal por lo que es molesto si alguien desprende olores desagradables. Si no tienes una higiene íntima adecuada es posible que la familia, los amigos y la sociedad en general no quieran estar a tu lado.

- Infección de orina. La infección de orina también puede ser consecuencia de una mala higiene íntima y será necesario que te laves las manos con agua y con jabón cada vez que utilices el inodoro.