Consejos para una higiene íntima correcta

María José Roldán Prieto

Las mujeres a menudo comparten consejos de belleza, de maquillaje, de peinados... pero parece que los consejos de higiene íntima quedan a un lado porque parece que no son apropiados. Pero la realidad es que una correcta higiene íntima puede prevenirte de infecciones, -irritaciones e incluso otros malestares, en cambio una higiene íntima poco acertada te pueden traer algunos problemas en tu salud vaginal. No te pierdas los siguientes consejos para que puedas valorar si tienes una correcta higiene íntima o si tienes que mejorar en algo a partir de hoy mismo.

Consejos para una higiene íntima correcta

- Los jabones ordinarios no son correctos para tu higiene. Tu vagina requiere un cuidado especial y por eso tendrás que comprar un jabón que respete el pH natural de esta zona íntima tan importante para la mujer. Sólo de este modo evitarás tener más probabilidades de infecciones, picores, malestares, irritaciones, etc.

- Lava sólo la parte externa de tu vagina. La vagina interna tiene la capacidad de limpiarse sola por lo que no deberás limpiarla por dentro por nada del mundo. Sólo deberás lavarte la vulva, los labios vaginales y la zona de alrededor del clítoris.

- Lava una vez al día. Es importante tener la vagina limpia cada día y deberás lavar tus zonas íntimas por lo menos una vez al día. 

- Utiliza la mano para lavarte. No uses esponjas ni nada por el estilo. Lo mejor que puedes utilizar para tu higiene íntima son tus manos limpias.

- Cambia la toalla íntima cada 3 días. Es importante que cambies tu toalla suave cada tres días y que además sea de uso exclusivo para ti.

- Limpia siempre de adelante hacia atrás. Después de visitar el baño, siempre tendrás que limpiarte de adelante hacia atrás, así no propagarán bacterias dañinas del ano a la vagina, algo que podría causar graves infecciones. 

- Lava tu zona íntima después de tener relaciones sexuales. Es importante que laves tu zona íntima después de tener relaciones sexuales, así evitarás la propagación de bacterias dañinas. ¡Además no mantengas relaciones sexuales mientras tienes la regla! Puede causar graves infecciones.

- Cambia los tampones con frecuencia. Es buena idea cambiarlos cada 3 horas aproximadamente. Si tardamos mucho más tiempo en cambiar el tampón o compresa, podremos desarrollar problemas íntimos y tendremos falta de higiene, muy necesaria para la salud vaginal.