Remedios caseros para las ampollas de los pies

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Está claro que nuestros pies sufren más de lo que deberían. La elección de calzado estrecho y apretado, los tacones, estrenar zapatos o sandalias y, sobre todo, la falta de cuidados en los pies, hace que surjan habitualmente las molestas y dolorosas ampollas. Pero en Diario Femenino encontramos soluciones para todos los problemas y también hemos encontrado los mejores remedios para las ampollas en los pies.

Cómo solucionar fácilmente las ampollas en los pies

Podríamos decir que la mejor solución para las ampollas en los pies es su prevención. Utilizando un calzado ancho, cómodo y de tejidos naturales podríamos reducir considerablemente el riesgo de estas rozaduras que terminan convirtiéndose en dolorosas ampollas. Pero tenemos que reconocer que en muchas ocasiones no estamos dispuestas a renunciar a esos zapatos tan fabulosos como estrechos.

Una vez que han aparecido las ampollas en los pies podemos tratarlas con sencillos remedios caseros. El remedio más conocido y que además sirve para otros problemas como los pies cansados o los talones agrietados es el baño de agua con sal. La sal es muy eficaz contra las ampollas de los pies porque las seca y hace que se vacíe el líquido que contienen de forma natural.

Otro remedio muy popular para las ampollas en los pies es el aloe vera. Esta planta que a veces parece milagrosa por la cantidad de utilidades que tiene para cualquier problema de la piel hace que la inflamación producida por la ampolla se reduzca y además es una excelente forma de que la herida cicatrice antes. Conviene, en todo caso, frotar muy suavemente la planta del aloe vera sobre la ampolla para evitar que resulte más dolorosa.

Si seguimos con los básicos de la fitoterapia o de los remedios naturales, nos encontramos con el ajo. Triturado y a modo de cataplasma, podemos ponerlo sobre las ampollas para que se seque antes. Lógicamente todos estos remedios caseros para tratar las ampollas llevan su tiempo y no falta quien prefiere acudir a la farmacia en busca de unos parches para las ampollas.