Pies doloridos: cómo reducir el dolor de los tacones

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No hay quien se resista a unos fabulosos zapatos de tacón. Los tacones estilizan las piernas y dan el toque final a un look perfecto, pero la verdad es que provocan dolor, mucho dolor. El resultado de los tacones es un estilo fascinante, pero también unos pies doloridos. Si no estás dispuesta a renunciar a tus zapatos preferidos, tenemos algunos consejos para reducir el dolor de los tacones.

Ejercicios para reducir el dolor de pies antes de ponerte los tacones

No lo podemos evitar, nos encanta llevar tacones, pero hay que reconocer que no son los zapatos más saludables ni más cómodos para nuestros pies. Por eso conviene tomar algunas medidas de precaución y recuperación de los pies doloridos. Para reducir el dolor de pies por los zapatos de tacón, hay que actuar antes incluso de ponerlos.

Un buen ejercicio es caminar descalza unos minutos antes de ponernos los tacones, estirando y encogiendo los dedos de los pies, que son los que más sufren con los zapatos. También es conveniente ponerse de puntillas y hacer un movimiento arriba y abajo para que tanto la planta del pie como los gemelos se vayan acostumbrando a esa posición.

Remedios para pies doloridos por los tacones

Estos ejercicios previos van a ayudar a que el pie sufra menos, pero no van a evitar el familiar dolor de pies que nos dejan los tacones si los llevamos mucho tiempo. La mejor manera de reducir el dolor es colocar unas plantillas de gel en el zapato de tacón, así caminaremos más cómodas y sin menos presión en la planta y en el talón. Si ponemos de nuestra parte, podemos aliviar considerablemente las molestias de los zapatos de tacón.

El último consejo está destinado a reparar los daños producidos por los tacones. Al final del día lo mejor es darse un baño en los pies con agua templada y sal. Si además de doloridos los pies están cansados, se puede alternar el baño de agua fría y agua caliente. Y culminar la jornada con un masaje de pies, que puede ser automasaje, es un acto de obligado cumplimiento para poder descansar.