¿Tener el Virus del Papiloma Humano significa tener cáncer de útero?

En la mayor parte de los casos el virus desaparece por sí solo del organismo

Tamara Sánchez

¿Tener el Virus del Papiloma Humano significa tener cáncer de útero?

El Virus del Papiloma Humano o VPH es un virus que se transmite por contacto directo entre epitelios (piel y mucosas). Se trata de una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en el mundo. Sin embargo, el Virus del Papiloma Humano no se contagia únicamente a través de las relaciones sexuales, sino que también es posible el contagio de otras formas: principalmente en piscinas, baños públicos o contextos similares.

Habitualmente, esta infección suele dar lugar a verrugas genitales y aunque en la mayor parte de los casos el virus desaparece por sí solo del organismo entre 2 y 3 años después del contagio, en ocasiones perdura durante un periodo más largo de tiempo. Cuando esto sucede, las células sufren alteraciones que incrementan el riesgo de sufrir cáncer.

¿Esto quiere decir que tener el Virus del Papiloma Humano se traduce en tener sí o sí cáncer de útero? El ginecólogo de Procare Health Luis Serrano nos ayuda a salir de dudas.

Tener el Virus del Papiloma Humano NO implica tener cáncer de útero

El VPH no implica tener cáncer de cérvix

Estar infectada por el Virus del Papiloma Humano no significa necesariamente que vayas a desarrollar cáncer de útero. Tal y como nos cuenta el doctor Luis Serrano, en este momento en España unos 3-4 millones de mujeres tienen VPH. La inmensa mayoría lo eliminará sin que les provoque ningún tipo de alteración. Solamente un pequeño porcentaje desarrollará lesiones leves. De esas mujeres, solo unas pocas desarrollarán, con el paso del tiempo, lesiones severas. Y solo un porcentaje de estas, al cabo de los años e incluso décadas, se convertirá en un cáncer de cérvix. Se suele decir que el cáncer de cérvix es una complicación muy rara de una infección muy frecuente. De todos modos, hay algunos factores a tener en cuenta:

+ El tipo viral condiciona la capacidad de integración de los tejidos del organismo y el riesgo oncogénico. Se considera que de los 120 tipos de VPH que existen, el 16 y el 18 lideran el riesgo a contraer cáncer.

+ El estado inmunitario de la mujer se ha correlacionado con la persistencia de los tipos de alto riesgo del VPH. La mejora del estado inmunitario local, en el área de acción del VPH, puede ser una estrategia que facilite el aclaramiento del VPH.

+ La situación de la microbiota vaginal. Algunos estudios recientes sugieren que el equilibrio de la microbiota vaginal mejora la respuesta inmunitaria frente al virus.

+ La estructura del tejido del cuello uterino. Para su anclaje, el VPH necesita células con actividad divisoria para integrarse, como son las células de la zona de transformación del cérvix que están en proceso de regeneración. Mejorar la epitelizacion del cérvix dificulta la acción viral.

Cómo prevenir el Virus del Papiloma Humano

Consejos para prevenir el Virus del Papiloma Humano

Aunque ya hemos dejado claro que padecer el Virus del Papiloma Humano no lleva implícito el hecho de desarrollar cáncer, es importantísimo aprender a prevenir esta infección para evitar de esta forma complicaciones de salud mucho más severas. El doctor Luis Serrano nos proporciona las siguientes medidas:

+ Alimentación equilibrada: Está demostrado que una alimentación rica en fibra y vitaminas, y baja en grasas ayuda en la protección de la salud a nivel general. Por este motivo, cuanto más fuerte esté el organismo, mayores defensas se tendrán frente a posibles virus o enfermedades.

+ Evitar el tabaco: Los estudios demuestran que el tabaco perjudica las células epiteliales, por lo que las que se encuentran en la zona del cérvix se muestran más sensibles a una posible infección por VPH.

+ Si bien el uso del preservativo ofrece una protección débil y limitada (ni siquiera la ausencia de penetración evita el contagio), el empleo del preservativo puede influir positivamente en la evolución de las lesiones y a la hora de evitar otro tipo de infecciones.

+ Vacunación. Desde 2008 se ha ido implantando en España la vacuna contra el VPH (incluida en la cartilla de vacunación para los 12 años), que se centra en la prevención sobre unos tipos concretos de virus. La última vacuna nonavalente protege contra las cepas que provocan casi el 90% de toda la patología cervical severa y la mayor parte de las lesiones benignas del tipo condiloma/verrugas. Aunque, lo más adecuado es que la vacuna se administre antes de empezar a mantener relaciones sexuales, en realidad se puede poner a cualquier edad. Todas las vacunas pierden eficacia con la edad, pero eso no quiere decir que la vacuna contra el VPH no se deba administrar en pacientes mayores, ya que siempre se obtendrá un beneficio y un cierto grado de efectividad.