Arreglos florales, calidez y encanto para tu hogar

Las flores, como las plantas, aportan calidez y encanto al hogar. Un arreglo de este tipo puede cambiar las energías de una habitación y darle un toque mágico a un encuentro o velada que aparentaba ser absolutamente intrascendente.

Hacer un bonito arreglo no requiere gastos excesivos y suele ser interpretado como una agradable muestra de preocupación por los detalles. Funciona como factor sorpresa para los invitados, la familia, la pareja… y te permite poner a prueba tu arsenal imaginativo, tu buen gusto y entusiasmo.

Arreglos florales

Flores frescas


Los primero es seleccionar las flores, que deben ser frescas, y no tener hojas o pétalos marchitos ni quemados por el sol. Si te las encuentras en botones o que no estén totalmente abiertas, mejor.
No siempre es preciso ir a una floristería, las flores silvestres existen en una sorprendente y hermosa diversidad. La experiencia de recolectarlas puede convertirse en un agradable paseo con tu pareja e hijos.

Color, textura y el tipo de flor


Desde que las estés seleccionando, imagínate las posibles combinaciones según el color, textura o el tipo de flor que sea. Así, por ejemplo, puedes preparar un hermoso ramo de rosas donde combines príncipes rojos, con ejemplares matizados o blancos.

Antes de ubicarlas en los jarrones, remójalas unos minutos en agua a temperatura ambiente y, si es posible, en un lugar fresco.

Elimina de forma definitiva las flores marchitas o estropeadas, corta también el follaje excesivo y las puntas inferiores de los tallos. Este último tajo debe ser cuidadoso y en diagonal, de él depende prolongar la vida de las flores. Puedes repetirlo si transcurrido varios días observas que la savia natural de la planta ha vuelto a sellar los conductos del extremo del tallo.

Limpia de hojas la parte del tallo que quedará sumergida en el agua, eso evitará que se pudran y despidan mal olor.

El agua para los arreglos debe estar a temperatura ambiente. Aunque a veces es preferible el agua tibia, caliente o incluso helada. Por ejemplo: para arreglos con rosas, el agua a no más de 37 grados centígrados propiciará una floración bella y completa.

Si has comprado o recolectado muchas flores, prepara dos o tres búcaros, eso te permitirá adornar más partes de la casa, además es conveniente dejarlas algo desahogadas que el aire circule entre ellas.

Si las flores son de tallos largos y el arreglo se torna muy alto y abatible por el viento, coloca un peso o piedra en el fondo del búcaro o tiesto. Eso evitará que se voltee inesperadamente.

Esperanza Díaz  •  miércoles, 28 de octubre de 2009

DF Temas

  • Decálogo para el cuidado de tus plantas

    Decálogo para el cuidado de tus plantas

    Para muchas de nosotras, las plantas son como de la familia, parte de nuestra casa y de nuestras vidas. Y exigen mimo y cariño para que crecer fuertes y bellas.

  • Hiedra de hojas pequeñas: ideal para maceta interior

    Hiedra de hojas pequeñas: ideal para maceta interior

    Hay una planta a la que tengo mucho cariño: la Hiedra de hojas pequeñas, muy buena como planta de interior, muy distinta de la Hiedra de hojas grandes utilizada en la jardinería para cubrir paredes y vallas del jardín.

  • Cuidados con las plantas en invierno

    Cuidados con las plantas en invierno

    Las plantas de interiores no sufren tanto en invierno como las de exteriores, pero tienen el enemigo en casa, la calefacción.

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x