Blanco propone aires tejanos y parisinos para esta primavera

Josune de la Riva
 Coleccion blanco

Diseños sencillos y naturales que aportan elegancia, toques infantiles, complementos vistosos... Son algunas de las apuestas de Blanco en su nueva colección para esta primavera.

A través de un largo recorrido desde el árido Texas hasta el delicado corazón de la moda, la línea femenina juega con la calidez de las tierras mezcladas y la vitalidad del azul mar. Una conexión de estilos bien distintos que funciona.

El oeste americano está de vuelta


Los primeros looks combinan reminiscencias indígenas con una clara inspiración en el Far West: hot pants, flecos, vestidos folk y la versión más estilizada de las botas cowboy se llevan con bolsos de ante o cuero y canastos de mimbre.

Al trasladarse a París, los básicos muestran su puesta en escena más delicada. Se recoge el bajo de los jeans al tobillo y se mezclan las rayas marineras en vestidos, camisetas y cinturones que estilizan la silueta. Colgantes y pulseras divertidas, carteras de mano muy chic y contraste elegante de los más clásicos: azul, blanco y rojo.

Para él, las propuestas se mantienen fieles a la búsqueda del look siempre casual y confortable. Las rayas pasan a ser también un básico en las camisetas y el punto masculino. El efecto tie-dye se suma a las tendencias de la colección y se recupera el color en los jeans.

Puedes leer más artículos similares a Blanco propone aires tejanos y parisinos para esta primavera, en la categoría de Tendencias en Diario Femenino.