Guía básica para combinar una falda (según su color, forma o tejido)

Looks para conseguir un estilismo perfecto con una falda

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Seguramente que si abres tu armario te encontrarás con una infinidad de faldas. O tal vez seas de las que prefieran tener dos o tres e ir combinándolas con otras partes de arriba para tener outfits diferentes. Sea como sea, cada falda tiene sus características y gracias a ellas puedes lucirlas con prácticamente todo tu armario.

En Diario Femenino vamos a ver con esta guía básica para combinar una falda cómo formar diferentes looks según el color, la forma o el tejido de la misma. No es lo mismo una falda vaquera de color negro que una falda de tablas rosa, ¿verdad? Por ello, es importante seguir las reglas útiles de estilo que veremos a continuación. ¡No pierdas detalle! 

Cómo combinar una falda de un color liso

Podemos realizar la primera clasificación para saber combinar cada falda con los colores de la propia falda. ¿Tu falda es negra, azul, blanca…? Sea como sea, existe una combinación perfecta para cada una de ellas. ¡Mira, mira!

+ Falda negra 

Combinar una falda negra siempre va a ser sencillo, sobre todo porque es un color que prácticamente combina con todo tu armario. En este caso, hay que fijarse no tanto en el color como en el tejido de la falda, que puedes ver unas líneas más abajo en este mismo artículo.

No es lo mismo una falda de cuero que una falda vaquera o una de tablas. En este sentido, deberás fijarte bien en combinar bien los tejidos o la forma, puesto que la falda de color negro combina con casi todos los colores. Eso sí, si vas a combinarla con colores como el marrón o el azul, mejor que sean en tonalidades más claritas. 

+ Falda blanca

Igual que ocurre con la falda negra, combinar una falda de color blanco también va a resultarte bastante sencillo y deberás fijarte bien en el tejido de la misma. Este tipo de faldas son todo un aliado en cualquier fondo de armario, pues te sacarán de más de un apuro cuando no sabes qué ponerte ya que valen para cualquier momento del día.

Las faldas de color blanco son atemporales, pueden servirte para tus looks más frioleros como para los más veraniegos. Además, son muy elegantes: pueden servirte para ir a trabajar como para conformar un look mucho más estiloso con unos buenos tacones y una camisa de un color más llamativo. 

+ Falda gris 

Las faldas de color gris pueden parecerte aburridas, ¡pero nada más lejos de la realidad! Este tipo de prendas son muy favorecedoras en todas las siluetas, tan solo tendrás que dar con la forma que más se adapte a ti: de tablas, de tubo, minifalda… ¿Cómo debes combinar la falda gris que tienes en el armario? ¡Muy sencillo!

Bien puedes optar por otras prendas en la parte de arriba de colores neutros (negro, blanco, marrón, azul o también gris formando un total look) o bien puedes optar por colores más vivos. Por ejemplo, puedes combinar una falda gris con una camisa de color rosa palo y tener un outfit de lo más femenino y romántico. 

+ Falda marrón

Si el blanco, el negro y el gris son los colores neutros por excelencia, nunca debemos olvidarnos del marrón. Para aprender a combinar bien una falda marrón, como te venimos diciendo, debes fijarte también en el tejido de la misma. Además, puedes hacer contraste de colores con tu prenda.

Las faldas de color marrón combinan a la perfección con otros tonos tierra, de manera que podrás formar un outfit muy clásico para ocasiones más especiales, como por ejemplo ir a trabajar. También puedes combinarla con otros colores, como el rosa, el naranja, el amarillo o el azul. ¡Tú decides lo que más te favorezca! 

+ Falda azul 

Una falda azul puede servirte para tus outfits más casual (por ejemplo si es de tejido denim) como para tus looks más arreglados (de tablas, de tubo…) En esta ocasión sí que vamos a fijarnos más en los colores, aunque siempre debes tener en cuenta aquellas tonalidades que mejor te sientan.

Si quieres darle el total protagonismo a tu falda, puedes crear un total look en color azul con una camisa de la misma tonalidad, o bien optar por algún tono neutro en la parte de arriba. Pero si deseas ir un pasito más allá, puedes combinar el azul de tu falda con el amarillo de tu jersey, o bien con un tono naranja para hacer un contraste ideal que no pase desapercibido. 

+ Falda verde

Combinar una falda de color verde es más sencillo de lo que parece. Se trata de un color bastante llamativo que se puede llevar todo el protagonismo de tu look si así lo deseas, siempre y cuando se combine con otras prendas de colores neutros: camisas blancas, tops negros…

También puedes animarte a hacer un contraste de tonalidades, o también un color block, combinando el verde con su color opuesto en la gama cromática: el rojo. Eso sí, si una de las prendas es de tonalidad brillante, la otra deberá tener una tonalidad un poco más clarita. Este color también combina de maravilla con tonos tierra, con azules o con rosas

+ Falda roja

La falda roja es una prenda que viste mucho, ya que es uno de los colores más llamativos que puedes encontrar en tu armario. Puede servirte para cualquier ocasión, es moderna, atrevida y le dará un toque de personalidad a cualquier look que se precie si escoges bien las prendas con las que combinarla. 

Sin duda, la falda debería ser la protagonista de tu total look combinándola con otras prendas de color negro o blanco. Pero, ¿por qué no sumarse al estilo navy o marinero? Si quieres seguir esta moda, nada mejor que combinar tu falda roja con una parte de arriba de color azul. 

+ Falda rosa

El color rosa siempre se ha asociado a la feminidad, a la dulzura, a la elegancia… Por tanto, tu falda rosa puede conseguir este mismo efecto si consigues combinarla con las prendas adecuadas. Si es de un rosa liso, puedes optar por darle mayor protagonismo a la parte de arriba si eliges, por ejemplo, una camisa con detalles de encaje o bordados

Los colores para combinar tu falda rosa son muchos, desde el blanco y negro que nunca fallan, hasta los tonos azules (con una camisa denim por ejemplo), verdes e incluso rojos. Sí, has leído bien: puedes combinar rosa y rojo siguiendo la tendencia color block y crear un outfit digno de cualquier pasarela. ¿Te animas? 

+ Falda naranja

Para combinar una falda naranja tan solo debes atender a tus propios gustos y a aquellas prendas que tengas en el armario. La combinación más sencilla, como ya sabrás, es optar por tonos neutros o tierra: marrones, blancos, negros, grises… Pero, ¿por qué no ponerte tu falda naranja con una camiseta azul marino? ¡Estarás radiante!

También puedes combinar tu falda en color naranja con otros tonos, como violetas, lilas o verdes, y darle un toque muy luminoso a tu total look con un color amarillo que atrape todas las miradas. ¿Qué te parece?, ¿te animas a lucir tu falda naranja de forma diferente? 

+ Falda amarilla 

Dependiendo de cómo sea tu falda amarilla, podrás combinarla de una manera o de otra. No es lo mismo una falda larga hasta los pies y de tablas, que una minifalda de tejido denim. Sea como sea, debes saber que este color es uno de los más alegres y positivos que hay, así que no dudes en ponértela incluso en los días más oscuros del año. 

Puedes combinar tu falda amarilla con muchas tonalidades, como marrón, gris, negro, azul o rosa clarito. Lo mejor es que apuestes por un tejido diferente en cada ocasión: por ejemplo, si vas a acudir a una boda con una falda amarilla lisa, puedes optar por una camisa de encaje con algún detalle que haga que tu look sea de 10. 

Formas de combinar una falda según su estampado

Hemos visto cómo combinar una falda según sea su color liso pero, ¿y si tiene algún estampado? En Diario Femenino te damos un consejo infalible: fíjate bien en el color de su estampado y combina tu parte de arriba con su color predominante. Por ejemplo, si es de flores rosas y verdes, puedes optar por una camisa de color rosa. ¡Estarás divina! 

+ Falda de cuadros 

Las faldas de cuadros son una buena opción para cuando no sabes qué ponerte y la ocasión requiere un poquito de elegancia. Pero también son geniales para tu día a día, para pasar una noche con tus amigas o para salir a dar un paseo por tu ciudad. Lo importante es que escojas la que más te guste y el estampado de cuadros que mejor se adapte a ti: vichy, cuadros grandes, de gales… 

Como decíamos, puedes combinar tu falda de cuadros con una prenda de un color liso para la parte de arriba, ya sea neutra o del color predominante de tu falda. Pero también puedes optar por otros estampados. La regla que debes seguir es que uno de esos estampados sea más pequeño que el otro, para conseguir un efecto visual mucho más equilibrado. 

+ Falda de flores

Combinar bien una falda de flores es bastante sencillo. Seguro que tienes al menos una en tu armario que sabes perfectamente cómo lucirla según la ocasión que sea, ¿verdad? Sin embargo, siempre se puede ir un pasito más allá y combinarla con otras piezas que nunca se te habrían ocurrido.

Según el tejido y los colores de la falda, podrás combinarla con otros colores que peguen y con otros tejidos que vayan a la perfección con la prenda en cuestión. ¿Qué tal si la combinas con una chaqueta de cuero? ¡Quedará genial! Además, son ideales para acudir a ocasiones más especiales, como una boda o un bautizo.  

+ Falda de rayas 

Antes de aprender a combinar una falda de rayas, tendrás que hacerte con la que más te favorezca. Las rayas verticales alargarán tu silueta y te harán ver más estilizada, pero las rayas horizontales le darán un punto muy original y diferente a cualquier look que se precie. 

Puedes combinarlas con el color de las rayas, por ejemplo si las líneas de tu falda son azules, tendrás un look navy idóneo. También puedes combinarlas con otros estampados, por ejemplo con lunares si éstos son muy pequeñitos y combinan bien con la tonalidad de tu falda. 

Ideas para combinar una falda según su tejido

Como te comentábamos antes, no solo hay que fijarse en el color a la hora de combinar una falda. También es muy importante el tejido con el que esté elaborada: tul, denim, cuero, pana… ¿Cómo es tu falda? ¡Vamos a ver cómo combinarla!

+ Falda de tul 

La falda de tul puede convertirse rápidamente en un comodín esencial de tu fondo de armario. ¿La razón? Se trata de una prenda romántica, femenina y que te puede servir para tus looks de diario y para otros mucho más clásicos y especiales, como podría ser perfectamente ser la invitada perfecta a una boda.

Ahora bien, si la falda de tul es combinable con prácticamente cualquier tipo de tejido, deberás evitar siempre los excesos. Se trata de una falda que por sí misma tiene todo el protagonismo, por lo tanto, en la parte de arriba, debes evitar las lentejuelas o los encajes, tejidos que también son demasiado llamativos. Es muy recomendable utilizar prendas más ajustadas en la parte de arriba ya que la falda de tul tiene demasiado volumen. 

+ Falda de lentejuelas

A las faldas de lentejuelas les ocurre algo parecido a lo que ocurría con las faldas de tul: no todo vale a la hora de combinarlas. Al ser una prenda que ya de por sí es de lo más atractiva y capaz de atrapar todas las miradas, se recomienda combinarla con otras prendas más básicas de tejidos sencillos, como el algodón, el denim o el cuero. 

Para lucir una falda de lentejuelas no hace falta que sea de noche. Sí, sabemos que este tipo de tejidos son un 10 para cualquier tipo de fiesta, por ejemplo para Nochevieja, en donde el look tiene que ser muy llamativo, original y festivo. Pero también puedes ponerte una falda de lentejuelas de día si la combinas con, por ejemplo, unas sneakers blancas y una chaqueta vaquera. Genial, ¿verdad? 

+ Falda de pana 

Combinar bien una falda de pana es una tarea bastante sencilla. Se trata de una prenda estrella que puede ser la salvación cuando no sabes qué ponerte en los días más fríos del año, como el otoño o el invierno. Si hace mucho frío, apuesta por ponerte unas medias un poquito tupidas pero que no le resten protagonismo a tu falda. 

Según el color y el largo de tu falda podrás lucir una prenda u otra en la parte de arriba. Por lo general, este tipo de tejido se lleva muy bien con el algodón o con el tejido tejano. Bien puedes crear un look donde tu falda se lleve todo el protagonismo, o bien puedes combinarla con una chaqueta también de pana para crear un total look único. 

+ Falda vaquera

¿Quién no tiene unos pantalones vaqueros en su armario? Se trata de una prenda totalmente comodín ya que puedes ponértelos tanto para looks informales como formales. Y esto mismo ocurre con la falda vaquera, otro imprescindible que puede servirte para cualquier momento del año, tanto para verano como para invierno.

Si bien es cierto que las faldas vaqueras pueden encontrarse en cualquier color, los más básicos serán el azul vaquero de siempre y el negro. Gracias a este tipo de faldas podrás lucir cualquier otra prenda en la parte de arriba y en tu calzado, dependiendo como siempre del lugar al que acudas o de la ocasión. 

+ Falda de cuero 

¿Cómo combinar una falda de cuero? Si tienes una en tu armario y siempre te la pones con las mismas prendas, ¡es hora de cambiar! Este tipo de faldas también son demasiado protagonistas, ya que atrapan toda la atención de tu total look, ya sean minifaldas, falda lápiz o falda de tablas que sea también de cuero. Debes hacerte con la que mejor te sienta y con la que más cómoda te encuentres.

Las faldas de cuero son geniales para lucir en cualquier ocasión, sobre todo cuando se trata de looks nocturnos o del día a día, por ejemplo para ir a la oficina. Deben combinarse con tejidos más relajados y menos brillantes, como por ejemplo el algodón o el vaquero. 

Cómo combinar una falda según su forma

Ya hemos visto cómo combinar una falda según su color, estampado o tejido. ¿Qué queda? Por supuesto, la forma de la misma. No todas las faldas quedan bien a todas las siluetas, por ello lo mejor es probarte unas cuantas y elegir la que más se adapte a ti misma. ¡Vamos a ver algunas de las formas más conocidas!

+ Falda plisada  

¿Cómo combinar una falda plisada? Te estarás preguntando. Pues bien, la respuesta es bien fácil, ya que es una prenda muy versátil que resulta perfecta para cualquier tipo de ocasión. Gracias a su forma tableada le dará un toque muy distinto a tus looks del día a día al combinarla con prendas más básicas en la parte de arriba. 

Según cuál sea su color y su tejido la deberás combinar con unas u otras prendas. En general, se trata de una falda muy llamativa, femenina y que, gracias a su forma, le suele sentar bien a prácticamente todo tipo de siluetas, desde el reloj de arena hasta la forma de cuerpo ovalada. ¿Todavía no tienes la tuya? 

+ Minifalda  

Las minifaldas son aquellas que siempre van por encima de la rodilla, por lo tanto tienen un corte que puede estilizar mucho tus piernas si sabes cómo combinarla. Las minifaldas, en general, pueden tener varias formas: desde las tablas hasta estar elaboradas con tejidos de cuero o vaqueras. Dependiendo de ello, podrás combinarlas con unas u otras prendas.

Este tipo de prendas son idóneas en cualquier fondo de armario, pues puedes lucirlas tanto en verano como en invierno con unas buenas medias. Además, son atemporales y nunca pasan de moda, por lo tanto podrás combinarlas con partes de arriba que estén de tendencia y lograr un outfit perfecto. 

+ Falda lápiz o de tubo

La llamada falda lápiz o de tubo se caracteriza por tener un largo midi, aunque también pueden ser minis. Suelen tener un tiro alto y son muy entalladas al cuerpo, lo que favorece mucho ciertas siluetas que requieran acentuar las piernas o la cintura, como la silueta rectangular o de triángulo. 

Para combinarlas deberás fijarte bien en su color y en su tejido. Lo ideal es ponerse una parte de arriba un poquito más ancha, para así hacer contraste y que visualmente se cree un efecto de equilibrio en todo el outfit. Puedes ponértela con una camisa metida por dentro con un poco de volumen para lograr este equilibrio, ¡y tendrás un look divino! 

+ Falda tulipán

La falda tulipán debe su nombre, valga la redundancia, al tulipán. Tiene forma de flor ya que tiene dos telas cruzadas entre sí, una sobre la otra, y se parece mucho a la falda lápiz o de tubo ya que suele ser ajustada. Este tipo de faldas tulipán marcan mucho la cintura, por lo que son geniales para estilizar cualquier silueta que se precie. 

Al ser una falda muy original, le aportarás a tu outfit un estilo o un toque mucho más diferente que si apuestas por una falda de tubo normal. Suelen combinar perfectamente con tacones, para estilizar tus piernas, pero si te la vas a poner en un look más informal, no dudes en lucirla con unas simples zapatillas. 

¿Te ha servido de ayuda nuestra guía para combinar una falda según su color, tejido o forma? ¡Cuéntanos tus impresiones en los comentarios! 

Puedes leer más artículos similares a Guía básica para combinar una falda (según su color, forma o tejido), en la categoría de Faldas en Diario Femenino.