Cómo combinar una falda verde: el manual de estilo que necesitas

Ideas para presumir de look con falda verde de día y de noche

Beatriz Martínez

La falda verde es una prenda que para muchas chicas entra en la categoría de las piezas complicadas de combinar debido a su color tan llamativo, pero como a nosotras nos gustan los retos hemos decidido preparar un manual de estilo para principiantes y también para fahsion victims para que aprendas cómo combinar una falda verde y deje de estar en la sección de los imposibles. ¡Vamos a verlo con este manual de estilo que necesitas!

Cómo elegir la falda verde perfecta para cada una

Como suele ocurrir en esto de las faldas, las que llevan el color verde en toda su extensión también están disponibles en un montón de versiones: talle alto, entalladas, corte A, de tubo, con vuelo y volantes... Eso por no hablar de la tonalidad: verde militar, esmeralda, verde grisáceo. ¿Cómo elegir la adecuada para cada una de nosotras? Lo que le queda bien a nuestra amiga puede no ser lo más indicado para nosotras... Parece complicado pero en verdad es muy sencillo, solo tienes que seguir los puntos que aquí te dejamos:

- Hazte eco la moda y las tendencias actuales pero nunca dejes de serle fiel a tu estilo personal.

- Elijas la falda que elijas que sea siempre de tu talla, ni una más ni una menos, es la única forma que tienes de poder aprovecharla al máximo.

- Mira bien las piezas que tienes en tu vestuario, será así que puedas visualizar todas las combinaciones posibles.

- Hazte con una que sea válida para todas las estaciones del año. Es posible, tan solo déjate caer por tus tiendas de moda favoritas.

- Conoce cómo es la forma de tu cuerpo, la falda indicada te ayudará a potenciar tus mejores rasgos.

Es hora de descubrir cómo sacar partido a la falda verde.

Looks para lucir la falda verde en cualquier momento del día (o de la noche)

+ Ideas para un look de día con la falda verde como protagonista

La falda corta en color verde militar es súper recomendada para crear looks de día sencillos y rompedores, ya sabes a qué nos referimos. Falda mini color militar, botines negros de toda la vida, camiseta básica de manga corta con print de letras incluidos o bien tipo rockero y una chaqueta denim o una efecto cuero negro. ¿No te convence del todo la camiseta básica? Prueba entonces con una de rayas verticales o con una de manga larga en tonos neutros que incluya el detalle de volantes en los hombros. Tendrás el mismo resultado pero una pizca más elegante.

Claro está que ésta no es la única mezcla que puedes hacer para lucir la falda verde de moda en tu día a día. Si, por ejemplo, tienes en tu poder una falda mini en un bonito color verde vivo póntela con una parte de arriba en color blanco y adapta según sea la estación del año. En verano con camiseta de tirantes, manga corta o crop top, bolso de rafia y sandalias altas. En invierno con botas que vayan más allá de la rodilla y jersey cálido en blanco roto, si quieres ponte unas medias no muy tupidas a juego con el color de tus botas. Y para entretiempo, haz todas las combinaciones que pasen por tu mente siempre y cuando luzcas el color blanco y el verde en tu conjunto. Tendrás el acierto que tanto buscas. 

+ Cómo combinar una falda verde para un look de oficina

Bien es sabido ya por todas que los estilismos working girl requieren de un manual de uso muy concreto, pero ello no quiere decir que no te puedas poner tu falda verde para ir a la oficina un día sí y otro también. Lo primero que debes hacer es escoger una de estas faldas en color verde: larga hasta los pies, media pero que te tape la rodilla, con algo de vuelo, con cremallera al centro o maxi hebilla... Y todas ellas en un color verde sencillo, ni militar ni muy brillante

Una vez hayas hecho tu elección no tienes más que ponértela con una blusa o camisa blanca, tus zapatos de oficina de siempre (rasos, con taco cuadrado, mocasines, de punta redondeada...), un bolso shopper, un blazer negro y añadir algún que otro complemento que te de seguridad en ti misma. Para los viernes, si en tu empresa se permiten los estilismos más relajados, cambia el blazer por una biker de cuero negro o una cazadora denim. Un look perfecto con el que también podrás salir el viernes por la tarde cómodamente.

+ Y si se trata de un outfit para la noche...

Aquí, querida amiga amante de la moda, está permitido llevar todas esas prendas que no son bien vistas para los looks de oficina ni para los de día. Así que el fin de semana ponte tu minifalda en color verde esmeralda, añade un top negro, complementa con unos zapatos de tacón de aguja y remata con tu bolso de mano favorito. Ni que decir tiene que si tu falda es en un tono verde no muy llamativo, como el oliva, podrás añadir una parte de arriba con brillos o adornos similares.

Como ves, sacar partido a la falda verde sea cual sea la ocasión no es tan complicado como parecía al principio. Por cierto, el color verde de la falda también se puede combinar con otros tantos de la paleta arcoíris como el rosa, el amarillo o el azul. Si esta va a ser tu elección, adelante, eso sí, que el resto de las prendas de tu look vayan en tonos neutros. Las faldas lápiz o de tubo pueden quedar bien tanto en el apartado de antes de los looks de oficina como en este otro de conjuntos para la noche. En este último caso ponte unos zapatos de tacón fino para estilizar aún más la silueta y una parte de arriba algo casual para contrarrestar la seriedad de la falda.

+ Falda verde para una ocasión especial: tips de estilo

Pongamos que tienes en tu vestuario una falda verde brillante de tejido sedoso, con vuelo y que llega un poquito más allá de la rodilla. Y pongamos también que tienes que asistir como invitada a una boda o una cena formal. Pues ya lo tienes todo. Este tipo de faldas tan elegantes quedan divinamente bien con una parte de arriba igual de bella en color negro, con stilettos a juego y con una americana o un chal si es que tu evento es en otoño o en primavera y no hace mucho frío.

Si la ocasión la pintan arreglada pero no tanto como pueda ser una ceremonia entonces elige una falda plisada que casi, casi llegue a los pies, una blusa de manga larga en color negro con un sencillo print floral y unos zapatos rasos. Otra buena idea que no falla nunca es ponerse la misma falda plisada verde pero con una parte de arriba en tonos plateados, perfecta si el evento es en la tarde noche. Consejo extra de estilo: si la falda te queda un poco holgada o la parte de arriba es amplia añade un cinturón ancho en marrón chocolate o tierra. ¡Verás que diferencia!

Una vez que nos hemos aprendido al dedillo el manual de uso de la falda verde solo nos queda preguntare: ¿ya ha dejado de estar en la lista de las prendas complicadas de lucir? ¡Seguro que sí!

Puedes leer más artículos similares a Cómo combinar una falda verde: el manual de estilo que necesitas, en la categoría de Faldas en Diario Femenino.