Cómo vestir para ir al trabajo

Conoce las mejores ideas de looks para ir perfecta a la oficina.

Cómo vestir para ir al trabajo

Elegir el look de oficina no siempre es fácil, quieres ir cómoda y moderna a la vez que dices con tus estilismos que eres una profesional de los pies a la cabeza, y todo ello siendo fiel a tu estilo y tus gustos. ¿Cómo vestir entonces para ir a oficina? ¿Qué prendas lucir que vayan más allá del típico pantalón negro de vestir y camisa blanca? Veamos unas cuantas ideas que te sacaran de más de una inspirándonos en famosas como Katie Holmes, Nieves Álvarez o Sara Jessica Parker (fotos Gtres).

Looks para ir al trabajo 

+ Traje pantalón. Empecemos por ver cómo podemos dar una vuelta al clásico look de traje y pantalón, porque por mucho que nos cueste reconocerlo sigue siendo de lo más socorrido. La gracia está en jugar con lo cortes, las alturas y los tejidos, así que hazte con unos pantalones culotte, una chaqueta oversize, un blazer (ya sabes que es una prenda todoterreno), una blusa con volantes o el bajo asimétrico, unos cuantos pares de zapatos de tacón y haz cuantas combinaciones se te ocurran. Di adiós al aburrido traje de oficinista de siempre.

+ Looks de color total. Otra gran idea es optar por un look de color total: en negro para los días de frío y en tonos claros para los de sol. Una falda mini y una blusa, o unos pantalones entallados y un top con una chaqueta también son otra buena alternativa. Las prendas monocromáticas son idóneas para estilizar la figura y para lograr looks refinados y elegante. Si lo prefieres, puedes poner algo en color negro y escoger un bolso blanco y viceversa. 

+ Complementos de calidad. Seguro que tienes en tu armario un montón de bolsos y zapatos pero, ¿cuántos de ellos son de calidad? Invierte en al menos un bolso de alta costura y unos zapatos de calidad cómodos y modernos. Podrás llevarlos siempre que quieras al trabajo y mezclaros con otras piezas algo más sencillas. ¿No te van del todo los tacones altos? Entonces elige unos de tacón midi (por algo los llaman el tacón inteligente), perfectos también para combinar con prendas de vestir.

+ Camisetas para la oficina. Atenta a esta pieza que es genial para entretiempo. Escoge una camiseta básica lisa en tonos neutros y póntela en lugar de la camisa, más aún si es un viernes que ya sabes que su suele ir con un look más casual al trabajo. Consejo extra: lleva una de manga larga y añade un chaleco por encima.

+ Faldas para ir al trabajo. ¿Quién dijo que las faldas no son para el trabajo? Solo tienes que optar por una larga o midi (deja las minis para las tardes y las noches de ocio): con detalle de volantes o fruncidos, con estampado de flores, con cuadros, con corte asimétrico... Las faldas pegan con casi todo y darás el mensaje de mujer segura y decidida.

+ Los vestidos. Aquí tienes la solución a la pregunta qué me pongo en verano para ir a la oficina. Los vestidos te darán cientos de ideas y tienes mucho donde elegir: uno camisero de rayas marineras con unas sandalias de esparto; uno con print de flores o estampado geométrico largo hasta los pies; otro que deje los hombros al descubierto de forma sutil o bien un modelo de gasa de bajo asimétrico para combinar con un bonito calzado veraniego. No te olvides tampoco de los mono jumpsuit, perfectos para marcar la diferencia con estilo.

Qué no ponerte para ir al trabajo

Como te hemos dicho en el punto anterior, evita las faldas muy cortas, así como los jeans con rotos o rasgaduras o los que son de cintura caída. Si vas a llevar unos que sean rectos y mézclalos siempre con otra prenda más elegante como camisa y blazer. Las blusas demasiado escotadas y las que dejan la cintura al aire también están fuera de lugar y no son nada cómodas.

Si sigues nuestros consejos, ¡desde mañana serás la envida de tu oficina!

 

Beatriz Martínez  •  viernes, 22 de septiembre de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos