Cómo maquillarse para ir a trabajar

Consigue un make up divino para tu día a día

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista
El mejor maquillaje para ir a trabajar
Foto Gtres

Cuando se trata de escoger un buen maquillaje que realce tu rostro hasta la máxima potencia es normal que te guste aplicar productos que hagan llamar la atención de todo el mundo en cualquier situación que se precie. Y es que, ¿qué haríamos sin un buen pintalabios rojo? ¿O sin unas sombras de ojos que quiten el hipo solo de verlas?

Sin embargo, todo esto cambia cuando se trata de una cita más formal, de un maquillaje de día y, por supuesto, de un make up ideal para ir a la oficina o a tu puesto de trabajo. Es en estos momentos en los que debes transmitir una imagen de responsabilidad, seriedad y un toque de personalidad que te aportará la distinción necesaria. 

¿Cómo maquillarse para ir a trabajar? ¡Tranquila! En Diario Femenino conocemos la respuesta a esta pregunta que seguro que más de una vez se ha instalado en tu mente. Lo único que necesitarás son 10 minutos cada mañana para aplicar el make up, el resto será más sencillo de lo que piensas. ¿Preparada?

Los productos que JAMÁS debes utilizar en tu maquillaje diario

Los errores que jamás deberías cometer para ir a trabajar
Foto Instagram: Lady Gaga

Antes de comenzar a descubrir un beauty look perfecto para tener de fondo de armario, para el día a día o para ir a trabajar, es importante tener en cuenta algunos consejos. Te serán de gran ayuda si no quieres que tu make up se estropee, no dure lo necesario o caigas en escoger aquellos productos que NO son nada recomendables en estos momentos. ¡Atenta!

- Las sombras demasiado vistosas quedarán descartadas. Sea cual sea el trabajo que vas a empeñar, en tu día a día no debes utilizar los colores que tengan brillos, purpurina o que sean de colores muy vivos. Todos ellos son ideales para la noche o para una fiesta, pero no para pasar el día.

- Quedan prohibidos los colores muy vibrantes en los labios. Igual que ocurre con las sombras de ojos, tampoco es muy aconsejable aplicarse un pintalabios con demasiada purpurina o glitter. Restará elegancia a tu outfit y aportará un punto artificial nada aconsejable para tu futuro laboral.

- Una base que no sea de tu color estropeará cualquier beauty look, tanto de día como de noche. Para el día a día tienes que apostar por la naturalidad, la sencillez y el efecto 'no make up'.

- En cuanto al colorete, los mejores son los tonos rosados o beige según la tonalidad de tu piel. No es nada recomendable utilizar uno demasiado llamativo ya que en vez de mejorar tu rostro conseguirás justo el efecto contrario. Y no queremos eso, ¿verdad? 

6 pasos para conseguir un maquillaje para ir a trabajar ideal

Una vez que sabemos cuáles son los productos que debes evitar para tu look de oficina, toca ponerse manos a la obra para crear un maquillaje ideal. Una vez que compruebes que efectivamente se tarda muy poquito en llevarlo a cabo se acabarán las excusas, pues ya no podrás decir que no tienes tiempo para maquillarte.

Cómo deberías maquillarte para ir a la oficina a diario
Foto Instagram: Sara Carbonero

¿Un consejo? Lo ideal es que lleves un poquito de gloss y un corrector en un tono anaranjado en el bolso para retocarte durante el día. De esta manera, si tienes una jornada laboral intensa, tu rostro se verá perfecto, iluminado y como si acabaras de llegar a la oficina. ¡Qué bien suena!

+ Paso 1: Aplica la base de maquillaje

Antes de comenzar con cualquier maquillaje es importantísimo lavarse el rostro, tanto por la mañana como por la noche. Existen diversos productos en el mercado que pueden ayudarte a mantener la piel libre de cualquier suciedad del día a día, y que debes utilizar a diario como parte esencial de tu rutina.

Una vez tengas la piel totalmente libre de imperfecciones será hora de aplicar la base de maquillaje. Y aquí viene el truco que te hará ganar muuuucho tiempo: mezcla tu base con la crema hidratante que utilices a diario. Tendrás un resultado jugoso y lograrás el efecto 'buena cara' que tanto buscamos en el día a día.

+ Paso 2: Escoge bien la sombra de ojos

Como te decíamos al comienzo, no todo vale y existen ciertos colores que deberías dejar relegados a un segundo plano cuando se trata del maquillaje para ir a trabajar. No se trata de acudir a tu puesto de trabajo con un make up para salir de fiesta, sino de dar una imagen más acorde con la ocasión.

De esta manera, debes apostar por una sombra iluminadora a través de los colores beige o los nude. Todos estos colores puestos en el párpado móvil cubrirán toda la desigualdad de los tonos y harán un efecto óptico de realzar la mirada. Sobre todo cuando hemos madrugado mucho, hemos dormido mal o, en definitiva, no es nuestro día.

+ Paso 3: Delineador y máscara de pestañas

A pesar de que el delineador en estos casos puede ser opcional, te recomendamos que utilices uno que te resulte sencillo de aplicar. Así no tendrás que utilizar demasiado tiempo en aplicarlo, y solo con una pasada podrás tener una mirada ideal. De lo contrario, es posible que llegues un poquito justa o incluso tarde por intentar corregir el desastre. 

¿Un consejo de experto? Ponte como delineador una sombra de ojos un poquito más oscura que la que ya te has puesto, por ejemplo una marrón. Después aplícala con un pincel grueso sin importar el grosor de la línea, y estírala para alargar la mirada. Ponla también SOLO en la esquina inferior para dar un aspecto mucho más profesional.

Por su parte, la máscara de pestañas es uno de esos productos que tienen que estar sí o sí en cualquier maquillaje que se precie. Tu día a día no podía ser menos, así que debes alargar tus pestañas al máximo con ayuda de un rímel en color negro. ¡Verás que bien te sienta!

+ Paso 4: Corrige las ojeras y aplica el iluminador

Y llegamos a uno de los pasos más importantes de este proceso: corregir ojeras. Seguro que más de una vez te has despertado por la mañana, te has mirado al espejo y te has preguntado de dónde vienen esas terribles ojeras que tienes. ¿Qué hacemos en estos casos? Lo primero, hazte con un buen corrector y un iluminador.

El corrector de ojeras (mejor si es en tono naranja) se aplicará desde el lagrimal hasta la mitad de la misma. Después, podrás ponerte un iluminador (fluido y mate) en las zonas clave del rostro: ojera hasta la pata de gallo, lagrimal, arco de la ceja o párpado superior, rictus y labio superior. Tendrás un rostro completamente renovado, natural y divino.

+ Paso 5: El colorete para dar vida a tu rostro

Si el paso anterior era importante, este lo es todavía más. La razón se encuentra en que un buen colorete le puede dar una vitalidad y luminosidad a la cara que ningún otro producto es capaz de aportar. Eso sí, si vas a ponerte colorete, será mejor que sea en color coral o en un tono rosado que sea acorde con tu rostro.

Y en este punto también podemos darte un consejo extra de especialista que te hará ganar mucho tiempo cada mañana que tengas que acudir a trabajar. Prueba a ponerte el colorete en forma de cruz de multiplicar sobre el pómulo quitando siempre los excesos de la brocha. ¡Y listo!

+ Paso 6: ¿Qué color de labial utilizar?

Para terminar el maquillaje ideal para ir a trabajar no debes olvidar un labial acorde con el resto de los productos que has utilizado. Como decíamos, queremos que el resultado sea lo más natural posible, así que olvídate de los colores demasiado rojos, demasiado rosas o incluso de los azules, morados y demás tonos oscuros.

Lo ideal es que te pintes los labios con un simple gloss, con una barra de labios rosa claro, o con los tonos nude o beige. Si tienes los labios finos y no quieres que tu boca se empequeñezca, prueba un par de tonos más del rosa sin caer en el fucsia. Tendrás un resultado de categoría.

 


Si todavía te queda alguna duda sobre cómo maquillarte para ir a trabajar, ¡no te preocupes! Nuestro queridísimo maquillador David Francés nos dio una clase práctica explicando cada uno de los pasos que debemos dar para conseguir el make up ideal del día a día. En nuestro II Encuentro #EntreNosotras nos ofreció un tutorial que no deberías perderte para conseguir un maquillaje del día a día o de fondo de armario. ¡Dale al play!

Puedes leer más artículos similares a Cómo maquillarse para ir a trabajar, en la categoría de Maquillaje en Diario Femenino.