Tipos de sombras de ojos para conseguir diferentes efectos

En polvo, en crema, en lápiz... Tipos de sombras de ojos para tu maquillaje

Andrea Collantes

Los mejores tipos de sombras de ojos para tu maquillaje

Las sombras de ojos sirven para dar tonalidad y luz a nuestra mirada. Según la sombra y estilo que utilicemos, daremos mayor o menor protagonismo a nuestros ojos.

En la actualidad, existen en el mercado una gran variedad de tipos de sombras de ojos. Emplearemos unas u otras dependiendo de nuestro tipo de piel y el efecto que queramos conseguir. 

¿Conoces todas las posibilidades para tu maquillaje? 

Todos los tipos de sombras de ojos

1 Colores en polvo

Son probablemente las más utilizadas por su facilidad de aplicación y gran variedad de tonos. Ofrecen un maquillaje sin imperfecciones pero de menor duración que otras texturas. Las sombra de ojos en polvo compacto son altamente recomendables para pieles grasas, puesto que se adhieren a la piel del párpado creando una capa que reseca la piel, evitando así la aparición de brillos. Dentro de esta modalidad, podrás encontrarlas tanto mates como nacaradas.

Los tipos de sombras de ojos para conseguir diferentes efectos

2 Sombras de ojos en crema

Su principal ventaja es que ofrece una mayor duración, pero su acabado al cabo de las horas puede verse deteriorado fácilmente. Debido a su textura, puede acumularse en los pliegues del párpado estropeando tu maquillaje. Son ideales para un look nocturno si quieres lucir una mirada más cargada, al ser su variedad de tonos más intensa y opaca. Es efectiva en todo tipo de pieles a excepción de las pieles grasas. A la hora de difuminarlas, debemos tener especial cuidado para no dejar manchas.

3 En lápiz y crayón

Al igual que las sombras en crema, aportan una gran durabilidad. Su principal ventaja está en su facilidad de aplicación, que consiste en colorear el párpado con un lápiz. Cuentan con una gran gama de colores intensos y llamativos con los que hemos de tener prestar mucha atencion a la hora de difuminarlos. ¡El complemento perfecto para tu maquillaje!

Cómo te vas a pintar tú los ojos con estas sombras

4 Maquillaje al agua

La sombra dejará un acabado de gran intensidad y durabilidad pero, para difuminarlas, tendremos que hacerlo rápidamente antes de que se seque. Su técnica de aplicación es muy sencilla, consiste en humedecer un pincel y coger sombra dando pequeños golpecitos sobre el color para que el pigmento se adhiera. Hay que tener cuidado porque hay expertos maquiladores que dicen que este tipo de sombras de ojos acentúa las arrugas. 

5 Sombras de ojos sueltas o volátiles

Son sombras en polvo no compactas, por lo que debemos tener especial cuidado tanto al abrirlas como al aplicarlas, porque pueden llegar a ensuciar mucho. Son perfectas para un maquillaje nocturno, ya que te aportarán un estilo de maquillaje brillante y luminoso. Podemos aplicarlas encima de una sombra compacta para intensificar o metalizar el efecto, o directamente sobre el párpado. Las encontrarás en formatos muy especiales como las sombras de ojos glitter o las metalizadas.