Tipos de mascarillas faciales: nutritivas, para pieles grasas, antiarrugas...

El uso de mascarillas no se debe hacer de forma continuada

Teresa Guerra

 mascarillas faciales

Las mascarillas utilizadas en el ámbito de tratamiento facial doméstico como cura intensiva, dentro del protocolo de la terapia de cuidado de piel, ya que en condición de activos, una mascarilla contiene una mayor proporción que las cremas, pero no trabajan en el ámbito de protección de la piel, por lo que las mascarillas se recomiendan para usar por la noche, antes de ir a dormir, cuando la piel es menos agredida por las condiciones externas.

Hay tres tipos de mascarillas según su textura: geloides, cremosas o de tela impregnadas en activos. Las mascarillas geloides, por lo general, suelen ser más calmantes e hidratantes, las de crema más nutritivas y las de telas impregnadas las más hidratantes y con mayor concentración de activos.

Las mascarillas para el tratamiento facial de la piel

El uso de mascarillas no se debe hacer de forma continuada, sino intercalarlo con el cuidado diario, una o dos veces por semana según el grado de la problemática a tratar. Dentro de los problemas a tratar están, por un lado, las mascarillas purificantes para el tratamiento de la piel grasa, que deben retirarse tras un corto espacio de tiempo y tratando la piel con tónico después.

Las mascarillas impregnadas en activos, que tienen un efecto antiarrugas y de activos, están formadas por una tela, por lo que debemos retirarla siempre antes de ir a dormir. Por último las mascarillas cremosas pueden actuar durante toda la noche, ya que los ritmos biológicos son más lentos y facilitan la absorción de los activos.

Además de su uso como potenciación de tratamientos faciales caseros se recomiendan como terapia de choque la noche previa a eventos importantes de carácter social (bodas, fiestas etc.). Si quieres destacar en una fiesta las mascarillas son imprescindibles para que tu piel esté suave y luminosa, pero no olvides que el cuidado diario es también necesario para que las mascarillas puedan otorgar el efecto deseado.