Peeling facial: en busca del cutis perfecto

Peeling facial: cutis perfecto

La belleza ayuda a cualquier mujer a sentirse mejor consigo misma. Sin embargo, los hábitos de vida actuales, a veces, dificultan el hecho de encontrar tiempo y espacio para poder llevar a cabo rituales que potencien el bienestar y ayuden a combatir el efecto del paso del tiempo. Es decir, la juventud es sinónimo de belleza, por ello, cualquier persona se esfuerza por poder luchar contra la huella del paso de los años. En este sentido, existe una práctica excelente para tener un cutis perfecto. ¿Todavía no has probado los resultados que produce un peeling facial? Merece la pena.

En qué consiste el peeling facial

El peeling facial es la exfoliación de las capas superficiales de la piel. Mediante el uso de una sustancia química se pretende lograr su renovación. De esta forma, se consiguen dos efectos. Por una parte, la eliminación de las arrugas superficiales; y por otra, se reduce el efecto de aquellas arrugas que son más profundas. Resultados visibles en un breve periodo de tiempo que también producen un efecto evidente a nivel anímico y emocional. En la medida en que te sientes bien cuando te miras en el espejo, también estás más alegre y segura de ti misma. Por tanto, no lo dudes y apuesta por la belleza que hay en ti.

Cuándo debe hacerse un peeling facial

Es aconsejable para eliminar finas arrugas, pero también para reducir algunas manchas en la piel y combatir los poros abiertos. Además, es ideal contra el acné y muy aconsejable para disimular algunas cicatrices.

Cómo se hace un peeling facial

Someterse a un peeling facial no es complicado. Una vez realizado en un centro profesional, la persona sólo tiene que aplicarse crema solar para protegerse del sol y las cremas faciales correspondientes. Antes de decidir el tipo de peeling más adecuado, se realiza un análisis de la piel, el tipo de vida de la mujer, etc. Una vez que el especialista ya ha elegido el producto ideal para elaborar el peeling, cuando ya han transcurrido 3 o 4 días, se produce la descamación de la piel.

Cualquier persona puede realizar un peeling con una asiduidad bastante regular. Por ejemplo, cada veinte días o algo más de un mes. En cualquier caso, es aconsejable que un experto te asesore en base a tu caso particular y concreto. Se trata de un tratamiento que te permite seguir con total normalidad con tu vida normal y habitual. El único consejo es que la persona evite la exposición al sol ya que podría sufrir efectos secundarios.

Los beneficios del peeling facial

Los beneficios que produce el peeling son muy evidentes. Produce sensación de bienestar en la piel y también consigue rescatar la belleza natural de cada mujer que, a veces, se reduce como consecuencia del cansancio y del estrés. El peeling también es un tratamiento de belleza compatible con otros procesos, sin embargo, es mejor no convertir la estética en una obsesión para poder dar igualmente valor a la belleza interior y a la autoestima.

Maite Nicuesa  •  miércoles, 30 de mayo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

¿Importa la diferencia de edad en la pareja?

Escrito por MAIKA a las 09:45:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x