Dieta antiarrugas: cómo frenar el envejecimiento con la alimentación

dieta antiarrugas

En la salud y en la apariencia de nuestra piel influyen varios aspectos cómo la exposición al sol sin protección, la contaminación, el tabaco o un estilo de vida inadecuado y sedentario. Una dieta sana y equilibrada puede resultar de gran ayuda para mantener nuestra dermis en un estado saludable. La continua hidratación a través del agua y la ingesta de alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E deben ser fundamentales en nuestros regímenes, así como el hierro o el zinc.

Otros elementos a incorporar en nuestras dietas son los alimentos antioxidantes, capaces de frenar los efectos negativos que disponen sobre nuestra piel los radicales libres. Su capacidad para mejorar la cicatrización y la creación de colágeno hacen que la piel se deteriore de una forma mucho más lenta.

La dieta antiarrugas del Dr. Perricone

El experto en nutrición y dietética, Nicholas Perricone, creó hace unos años una dieta destinada específicamente a combatir la inflamación producida en la piel debido al inevitable proceso de envejecimiento. Su rutina proponía un programa de alimentación anti-envejecimiento que, al ser equilibrado en su composición, permitía, además, bajar de peso y mantener la salud.

La dieta antiarrugas se basa en la ingesta de los llamados alimentos antiinflamatorios y antioxidantes, que son, ante todo, aquellos que presentan colores vivos como las espinacas, los tomates, las fresas, la naranja, el melón, el pimiento, etc. El Dr. Perricone aconseja, además, evitar todos aquellos productos que inflaman el cuerpo, elevando considerablemente los niveles de azúcar en sangre. En este grupo encontramos los plátanos, las patatas, el arroz, el maíz, las pastas, los cereales o el pan. Debido a sus aportes calóricos, éstos acaban transformándose en grasa.

Para llevar a cabo de forma efectiva la dieta antiarrugas es necesario beber unos dos litros de agua y realizar cinco comidas al día. Este programa debe ir acompañado de la práctica moderada de ejercicio físico.

Resulta recomendable, por último, evitar las grasas hidrogenadas como la manteca, la harina, la margarina  o las féculas blancas, y, por supuesto, sustituir el consumo de azúcar por edulcorantes de origen natural como la stevia.

Otros alimentos que evitan el envejecimiento

Los pescados azules tales como el atún o el salmón, al ser ricos en ácidos grasos omega 3, actúan como potentes antioxidantes y protegen el sistema circulatorio. En la misma línea encontramos en el mercado el té verde que, además, aporta vitaminas A, C y E, selenio y polifenoles.

Un último conjunto de alimentos antioxidantes está conformado por el chocolate negro, el aceite de oliva virgen extra consumido en su estado natural (sin calentar) y el vino tinto.

Todos estos alimentos deben consumirse con moderación e insertos en el marco de una dieta sana y equilibrada. Si estás preocupada por esas arrugas que empiezan a aparecer en tu rostro, puedes comenzar rápidamente a seguir algunos de estos consejos y evitar el temido envejecimiento prematuro.

Marta Valle  •  martes, 19 de marzo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x