Manual útil para combinar una camisa o blusa: looks según color, tejido...

¿Cómo debes combinar una camisa a la perfección? ¡Atenta!

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

11Seguro que cuando abres tu armario te encuentras con un montón de camisas, cada una para formar un look según su color, tejido, forma, estampado… Y un largo etcétera. Sin embargo, más de una vez habrás caído en la cuenta de que utilizas siempre la misma camisa con el mismo pantalón o falda, es decir, tienes outfits definidos y, de ellos, no sales.

¿Es difícil lucir una camisa con estilo? ¡Ni mucho menos! Tan solo debes echar mano del manual útil para combinar una camisa o blusa que en Diario Femenino si te surge alguna duda, pero debes fiarte de tu intuición, de tus gustos y de tu estilo para crear looks inigualables que atraparán todas las miradas. ¿Estás lista? Así es como debes combinar una camisa.

Cómo combinar una camisa según el color liso que tenga

Para aprender a combinar camisas seguro que en lo primero que te fijas es en el color que tiene. Y si se trata de una camisa de color liso (es decir, sin estampado) te será mucho más sencillo combinarla con una u otra prenda, accesorios y calzado. Vamos a ver color por color para aprender a combinarlas correctamente

+ Camisa blanca

Es, sin duda, un básico que debes tener en tu armario si todavía no te has hecho con una. La camisa blanca tiene tantas posibilidades que sería inabarcable detallarte, pues es una prenda que realmente combina con todo. Puedes utilizarla en looks más casuals, con unos vaqueros o unos pantalones de cualquier color, y en outfits más sofisticados si la combinas con una falda midi, unos pantalones palazzo o incluso con el color negro para hacer contraste. ¿Te atreves con un total look blanco? ¡Estarás ideal! 

+ Camisa negra

A las camisas negras les pasa algo parecido que a las blancas: debes tener una sí o sí en tu armario ya que te sacará de más de un apuro cuando no sepas muy bien qué ponerte. Puede servirte tanto para looks casual como para otros más arreglados o incluso para estilismos de oficina. Eso sí, siempre debes crear un contraste de tonalidades, pues al ser el color más oscuro de todos, deberás combinarlo con prendas que sean de tonos más suaves. Por ejemplo, con pantalones y faldas de estampados claros y tenues, o con el mismo color negro, blanco o con jeans. ¡Tú decides!

+ Camisa gris 

Continuamos con la lista de camisas en tonos neutros (blanco, negro, beige, marrón…) a través de la camisa gris, también perfecta para diferentes estilismos. Este tipo de prendas quedan fenomenal en looks working girl, o en aquellos que requieran un punto extra de elegancia. La camisa gris puede combinar con cualquier tipo de tonalidad, por ello es perfecta para ponértela para salir por la noche, para un conjunto casual con prendas más arriesgadas o para un outfit sobrio si lo combinas con otros colores como el negro. 

+ Camisa beige

La camisa beige es perfecta para estilismos primaverales o veraniegos, pues aporta la dulzura necesaria a cualquier outfit que se precie. Al ser una tonalidad clarita, igual que pasaba con el blanco, combina perfectamente con prácticamente cualquier otro color. Bien puedes ponértela para salir a un evento importante, como para una tarde con tus amigas o para ir a la oficina. Tiene tantas posibilidades que no necesitas saber más para tenerla entre tus preferidas… ¡Apúntate al beige! 

+ Camisa azul 

¿Quién no tiene una camisa azul en su armario? Lo cierto es que es una prenda clave para cualquier momento del día, sobre todo si se trata de un azul clarito o un azul celeste. Pero como hay miles de tonalidades de azul (eléctrico, turquesa, aguamarina…) tan solo deberás seguir la regla de combinar prendas de tonalidades más claras con otras más oscuras para no recargar demasiado tu outfit. ¿Puedes combinarla con otros tonos vivos? ¡Por supuesto que sí! Eso sí, si no eres todavía una experta en moda, mejor que la combines con tonos neutros. 

+ Camisa verde

La camisa de color verde es demasiado llamativa de por sí, por lo que siempre se recomienda combinarla con tonalidades neutras para que se lleve todo el protagonismo de tu look. Sin embargo, también puedes combinarla con otros colores llamativos, como pueden ser el amarillo, el naranja, el rojo, el rosa, el mismo verde o incluso el azul en pequeñas dosis. ¿Y cuándo te la puedes poner? ¡Siempre que quieras! Según como sea la camisa (con botones, de estilo casual…) podrás ponértela para una u otra ocasión diferente. 

+ Camisa amarilla 

Son muchas las mujeres reticentes a ponerse prendas amarillas porque piensan que no les van a sentar como debería. Sin embargo, lo cierto es que la camisa amarilla es perfecta para cualquier tipo de estilismo que se precie, pues aporta mucha alegría, optimismo y desenfado a tus looks. Puedes ponértela con pantalones de estampados, con colores como el verde, el azul o el naranja o con tonos neutros, como puede ser con unos vaqueros. 

+ Camisa rosa

¿Qué pasa con la camisa rosa? Lo cierto es que es una de las más ideales para aportar feminidad, dulzura y delicadeza a tus estilismos. La camisa de color rosa, tanto fucsia como rosa cuarzo, está presente en los armarios de muchas mujeres, y no es para menos. Tiene la capacidad de combinar con prácticamente cualquier color (incluso el rojo, si quieres hacer un estilismo color block) y puede ser perfecta para ocasiones casual y para ocasiones más elegantes, como puede ser una boda. ¡Ideal para todas!

+ Camisa roja 

El color rojo tiene mucha personalidad de por sí, pues denota bastante pasión y atracción. Si te vas a poner una camisa de color rojo, recuerda que ésta debería ser la total protagonista de tu outfit si se trata de un estilismo de oficina o de uno más elegante. Sin embargo, si se trata de un look más casual o informal (un día de cine, una cena con tu mejor amiga…) puedes permitirte otras licencias, como un total look red, un color block con el rosa o una combinación con otros tonos, como el verde clarito.

+ Camisa lila o morada 

Las camisas de color lila o moradas son idóneas para muchas ocasiones, sin embargo puede que se trate de uno de los colores más complicados para combinar. Puedes utilizar tonos neutros siempre y cuando sepas muy bien de qué tonalidad es tu camisa y el pantalón o falda que te vayas a poner: por ejemplo, una camisa morada demasiado oscura no puede ir nunca con una prenda de color negro, pero si se trata de un lila suave sí. Por otro lado, si vas a combinar tu camisa con prendas neutras, lo mejor es que añadas colores vivos en tus complementos para hacer un equilibrio perfecto en tu outfit. ¡Estarás ideal! 

+ Camisa naranja

Las camisas de color naranja son ideales para aquellas personas que quieran transmitir buenas vibraciones con su look, para aquellas que quieran demostrar que la alegría está por encima de todo. Y es que es un tipo de camisa ideal para ocasiones más veraniegas y primaverales, ¡pero también lo es para el invierno! Además, se puede combinar con prácticamente cualquier color, siendo los más recomendados los tonos neutros o los colores tierra. Para las más atrevidas: el color amarillo, el verde, el azul o el morado serán los mejores para lucir con este tipo de camisas. 

Looks para aprender a combinar una camisa según su estampado 

Ya sabrás que una camisa con un estampado llamativo es totalmente ideal para muchas ocasiones, pues se puede convertir rápidamente en el centro de todas las miradas. Este tipo de camisas se pueden combinar con un color liso, con uno de los colores del estampado o incluso con otros estampados (si sabes bien cómo hacerlo). ¡Presta atención a cada uno de los siguientes prints! 

+ Camisa de cuadros

¿Cómo deberías combinar una camisa de cuadros? Lo cierto es que si te haces con una camisa de este estampado habrás ganado, al menos, cuatro o cinco posibles looks para cualquier evento que se precie. Puedes ponértela tanto para ir a la oficina, como para un look casual o salir de fiesta, la clave está en las prendas con las que la combines para ello. Puedes ponerte tu camisa con unos vaqueros, con un pantalón de cuero o incluso a modo de vestido si es de talla oversize. Lo cierto es que, con esta camisa, no hay prácticamente nada imposible. 

+ Camisa de flores

Las camisas de flores son más habituales durante la primavera y el verano, pero también puedes ponértelas cuando más frío hace para dar un toque de alegría a tus outfits. Para combinarla debes fijarte muy bien en su tipo de estampado, en el color que tenga la camisa y en su forma, solo así podrás saber escoger pantalones o faldas que combinan perfectamente con tu blusa. ¿Podrás combinarla con otro estampado? ¡Sí! Siempre y cuando el otro estampado sea de un diseño más pequeño que las flores de tu camisa. Es decir, si las flores son muy grandes, que el estampado de tus pantalones sea más pequeño (por ejemplo, lunares o puntitos). Y lo mismo al revés, si las flores son pequeñas, podrás permitirte una falda de rayas grandes, por ejemplo.

+ Camisa de lunares

Las camisas de lunares son femeninas, elegantes y suponen una pieza comodín en cualquier fondo de armario. Es por ello que, si tienes una camisa de este estilo, podrás lucirla cuantas veces quieras y en las ocasiones que más te apetezca. Puedes ponértela para ir a la oficina, para un look informal o incluso para una noche más elegante, todo dependerá de las prendas con la que la combines. ¿Un consejo? Si los lunares son de un color, que tu parte de abajo sea de ese mismo color, ¡estarás guapísima! 

+ Camisa hawaiana

Una camisa hawaiana evoca a esos días de sol y playa, o a esas noches veraniegas de fiesta en las que lo pasas en grande sin pensar en nada más. Pues esto mismo es lo que debes transmitir con tu look de camisa hawaiana: frescura, alegría y diversión. Puedes combinarla con cualquier color que tenga la camisa o con tonos neutros, según cuál sea la ocasión que vas a lucirla. Este tipo de camisas son ideales para looks casual, pero no tanto para outfits arreglados. Por ello, es mejor que no te la pongas para ir a un evento importante, y para ir a trabajar puedes ponértela siempre y cuando sea un estampado discreto. 

+ Camisa de leopardo

¿Quién dijo que la camisa de leopardo es vulgar? ¡Ni mucho menos! Estas camisas tienen fama de ser un poco 'horteras’' pero lo cierto es que se trata de un estampado que tiene miles de posibilidades, sobre todo si está en una camisa. Puedes ponértela incluso para ir a trabajar si se trata de un estampado discreto y lo combinas con un pantalón de color negro. Esta camisa deberá combinarse siempre con un color liso, pues si le metes otro estampado conseguirás un outfit demasiado recargado y nada favorecedor. Un consejo: combina tu camisa de leopardo con prendas de tonos neutros y añade la nota de color en un bolso o calzado rojo, ¡verás qué bien queda! 

+ Camisa de rayas

¿Qué debes saber para combinar una camisa de rayas? Lo primero que debes diferenciar es cómo son las rayas, es decir, si son horizontales o verticales. Lo cierto es que este tipo de camisas suelen ser azul y blanco, todo un clásico que debe estar en tu armario, pero existen infinitos colores perfectos para cualquier outfit. Estas camisas pueden combinarse o bien con colores neutros, o con tonos vivos (según el color de la camisa que se trate) e incluso con otros estampados siempre y cuando quede como debe. ¿Todavía no te has hecho con una? 

Cómo deberías combinar una camisa según el tejido o la forma que tenga

La forma y el tejido de la camisa son muy importantes porque, de esta manera, podrás combinarla con una parte de abajo según sea el material de la misma. Existen muchos tejidos y formas de camisa, sin embargo en Diario Femenino hemos recopilado las más importantes, las que seguro que tienes en tu armario. ¿Cuál es tu preferida? 

+ Camisa o top lencero

La camisa o top lencero suele ser de tejidos brillantes, como el satén o la seda, aunque también puedes encontrar este tipo de blusa en terciopelo o en algodón. ¿Cómo combinar esta camisa? Lo cierto es que es una prenda muy versátil y elegante a partes iguales, esto quiere decir que gracias a ella le puedes dar un punto de sofisticación a cualquier outfit que se precie. Eso sí, la camisa lencera es ya muy llamativa de por sí, por lo que te recomendamos que la luzcas junto a prendas que armonicen y equilibren tu look si no quieres un error garrafal en tu estilismo. 

+ Camisa oversize

La camisa o blusa oversize es aquella que se caracteriza por ser varias tallas mayor que la tuya propia. Este estilo de camisas XXL dan un aire desenfadado a cualquier outfit, por lo tanto son perfectas si lo que buscas es un look casual e informal, también para ir a la oficina. La clave de estas camisas es que, como son tan anchas, deberás lucirlas con una parte de abajo que sea más ajustada a tu cuerpo para lograr un cierto equilibrio de tu silueta. Además, ya sean de colores lisos o estampados, si es demasiado grande también te la puedes poner a modo de vestido. ¡Son geniales estas camisas! 

+ Camisa de lentejuelas

Las camisas de lentejuelas y brillos parecen casi exclusivas para la noche, pero eso no tiene por qué ser así. ¿Sabías que puedes ponerte una camisa de este estilo también para dar un paseo por tu ciudad? Lo cierto es que la clave está en saber cómo combinarla con acierto, pues para lucirla de día tendrás que llevarla con prendas neutras, con vaqueros o con otras piezas que no llamen mucho la atención. Si te quieres poner una camisa de lentejuelas para ir a la oficina, echa el freno: mejor si las lentejuelas solo decoran una parte de la camisa y no en su totalidad, si no es así será mejor que la dejes para tus looks más informales o festivos. 

+ Camisa vaquera 

¿Qué haríamos sin una camisa vaquera? Igual que ocurre con las faldas y los pantalones, este tejido nos ha salvado la vida en más de una ocasión cuando no tenemos ni idea de qué ponernos. Y es que las camisas denim son perfectas para cualquier ocasión, combinan con todos y cada uno de los colores de la gama cromática, es discreta y se puede lucir con los tejidos que quieras, pues el vaquero sirve tanto para prendas brillantes (satén o seda) como para prendas más llamativas (por ejemplo, el cuero) o incluso para aquellas más relajadas (camisas de algodón). ¿Todavía no tienes una camisa vaquera? ¡Hazte con una y verás cuántas posibilidades tiene! 

+ Camisa de pana

Uno de los tejidos más conocidos del mundo es la pana, sobre todo cuando se trata de pantalones. Sin embargo, esta misma textura también se puede encontrar en faldas, en chaquetas y, por supuesto, en camisas. ¿Cómo combinar una camisa de pana? Se trata de una prenda que ya tiene volumen de por sí, así que lo ideal es que lo combines con tejidos que no añadan más volumen a tu look como, por ejemplo, el algodón o el denim. También es importante que tenga sen cuenta que se trata de una pieza ideal para outfits casual, pero si te la vas a poner para ir a la oficina será mejor que armonices tu look con prendas un poco más arregladas. 

+ Camisa de encaje

¿Cómo debes combinar (y hacerlo bien) una camisa de encaje? Lo cierto es que este tipo de blusas son de lo más especiales, pues pueden servir para las ocasiones más elegantes pero también para aquellas más casuals si se combinan con unos sencillos vaqueros. Eso sí, una de las claves que debes seguir es que como su tejido es tan llamativo de por sí, será mejor que no la combines con otros tejidos vistosos, como puede ser el terciopelo, el tul o la seda. Quizá tendrías como resultado un look demasiado recargado y nada favorecedor, a no ser que la tela sea un poquito más relajada o el encaje sea en pequeñas dosis. ¡Estarás perfecta! 

+ Camisa plumeti

Las camisas plumeti son aquellas cuyo tejido es muy característico, con transparencias y estampado generalmente de lunares dando así un toque irresistible, romántico y de lo más sexy a tus looks. ¿Cómo deberías combinarla? Como tiene un tejido tan característico, lo ideal sería que la camisa fuese la protagonista de tu outfit combinándola con otros tejidos más neutros, como el vaquero o el cuero, y no con muchos brillos ya que no necesitas recargar demasiado tu estilismo. Combínala con otras prendas cuyos colores sean apropiados, según el efecto que quieras crear: color block, una combinación sencilla con tonos neutros, un total look... ¡Tú tienes la última palabra! 

+ Camisa de lino 

A estas alturas ya conocerás de sobra al lino, un tejido veraniego por excelencia ya que aporta mucha frescura, sin embargo también es adecuado para el invierno si se combina con la chaqueta perfecta. Las camisas de lino son ideales para cualquier ocasión, tanto para ir a trabajar como para una fiesta o un simple paseo con tus amigos. Es una prenda clásica, elegante y sofisticada que se puede combinar tanto con faldas de tablas como con pantalones altos o incluso con unos pantalones de lino si deseas un look de lo más playero. ¿Te animas a lucirla? 

 

Y tú, ¿ya sabes cómo combinar todas las camisas que tienes en el armario? ¡Es más sencillo de lo que imaginabas! 

Puedes leer más artículos similares a Manual útil para combinar una camisa o blusa: looks según color, tejido..., en la categoría de Looks en Diario Femenino.