Guía (que no debes olvidar) para combinar una camisa o blusa gris

Tips de estilo para llevar tu camisa de la mejor forma posible

Beatriz Martínez
Tips para llevar una camisa gris con mucho estilo
Foto Gtres

¿Conoces esa frase que dice que el color gris es el nuevo negro? Pues has de saber que tiene su máximo significado cuando hablamos de la camisa o blusa gris. Y es que esta prenda que viste tanto te puede servir tanto para verte elegante en una cena informal como para lograr un look urbano con un toque chic.

¿Cómo conseguir cientos de estilismos teniendo como eje central el color gris de la camisa? Muy sencillo, haciendo caso a los consejos de estilo que aquí te contamos. ¿Preparada? Aquí va la guía que no debes olvidar para aprender a combinar una camisa o blusa gris. ¡Te encantarán estas ideas! 

Trucos para sacar partido a la camisa o blusa gris

Con la camisa o blusa gris tendrás una pieza comodín ligera y perfecta para añadir a tu conjunto el toque de elegancia que necesitas. Si estás cansada de llevar siempre la misma camisa en color blanco y no te van del todo las blusas llenas de flores típicas de la primavera pero no quieres renunciar a la moda, tienes que saber que la clave está en la camisa grisácea. 

A continuación vamos a demostrarte que este tipo de camisas son más fáciles de combinar de lo que puede parecer a priori. Y por cierto: debes saber que te pueden servir para un montón de ocasiones, tanto informales como elegantes. ¡Empezamos! 

+ Estilismo de oficina con camisa gris como protagonista

Tu look de oficina con una camisa de color gris
Foto Pinterest: @weheartit

El color gris siempre es una opción acertada cuando se trata de un look working girl. Aporta sobriedad al conjunto sin llegar a ser aburrido y se puede mezclar con cuantas otras prendas de oficina tengas en tu armario. Además, es un color neutro que derrocha personalidad y que combina muy bien con la paleta del arcoíris.

Si, por ejemplo, los días de sol ya empiezan a dejarse ver, puedes ponerte una bonita camisa grisácea corte recto y añadir una falda de vuelo azul marino. El azul marino y el gris como pareja cromática tienen mucho rollo, ¿no crees? Para el calzado, zapatos rasos o de tacón cuadrado, son mucho más cómodos para llevar al trabajo que los tacones de aguja.

Otra excelente opción es ponerse una blusa gris como si fuera una blanca, es decir, escoger para la parte de abajo unos pantalones negros sastre y un calzado de punta redondeada (o de pico si quieres estilizar tu figura). Ya solo te falta el bolso, el blazer también en negro y una joya discreta. ¡Un look perfecto de pies a cabeza!

+ ¿Y si la combinas con cuadros? ¡Tendrás un look diferente!

Look de camisa de cuadros combinada con camisa gris
Foto Pinterest: @cutypaste

Siguiendo la pista que nos dejan algunas celebrities, hemos descubierto que si te pones una camisa gris sea del estilo que sea y la mezclas con una parte de abajo (da igual falda que pantalón) de cuadros maxi, mini o vichy, lograrás un estilismo envidiable para lucir en una ocasión que de verdad merezca la pena. Ya sabes que los complementos tiene mucho que decir cuando se trata de verse arreglada, así que escoge bien los zapatos de tacón, el bolso de mano, tu make up y tu peinado. 

Espera, que tenemos dos tips de experta por si te has decantado por la falda de cuadros: mete tu camisa por dentro o bien desabrocha los últimos botones y haz un bonito lazo al centro o a un lado. Que no se te olviden las gafas de sol si tu look arreglado es para llevar de día. ¡Preparada para deslumbrar! 

+ Look casual con tu blusa gris de siempre 

El outfit más casual para lucir una camisa gris
Foto Instagram: Chiara Ferragni

Esta es una de nuestras versiones favoritas, pues tendrás una combinación sencilla y a la vez moderna. Para sacarle el máximo partido a la blusa gris en tus looks sencillos de diario, solo tendrás que llevártela a tu terreno. ¿Cómo hacerlo? Póntela junto con otras prendas urbanas entre las que destacan sudaderas, jeans, zapatillas, tops y camisetas básicas.

Puedes empezar con un conjunto de jeans entallados (que NO extra ajustados), blusa gris del corte que más te guste y zapatillas blancas tipo Converse. Continúa con una combinación de vaqueros negros y camisa gris abierta en la que se vea un top o un bralette si eres de las más atrevidas. Y cierra la sección de los looks casuals atándote a la cintura la camisa y poniéndote una camiseta de manga corta. Bolso sohpper o mochila efecto cuero para todas estas combinaciones y sudadera amplia si necesitas de una prenda de abrigo.

+ Y para salir de noche... ¡La blusa gris será tu mejor aliada!

El look más festivo para llevar una camisa de color gris
Foto Gtres

Si el gris es el nuevo negro, el gris y el blanco son el nuevo binomio que no falla nunca. Pantalones blancos ajustados, los mismos que te pones cuando tienes en mente un estilismo cañero a más no poder, camisa o blusa gris, mejor si tiene un toque sexy como escote, o corte cut out en la espalda. Finaliza con stilettos nude, bolso de mano con adornos de brillo y unos labios rojos bien marcados. ¿Prefieres otra idea? Mezcla la blusa con unos jeans rotos, talle alto o efecto gastado, una bonita blazer y los zapatos que más te gusten. 

La camisa gris da mucho juego a la hora de combinarla, pero también es una pieza sencilla donde las haya. Por ello, si quieres un toque llamativo en tu outfit de noche, apuesta por los brillos, por las lentejuelas, los colores vivos y demás complementos vibrantes que tengas en tu poder. ¡Un acierto seguro! 

¿Te hemos convencido con el conjunto anterior? Espera a ver este. Camisa gris extra larga que haga las veces de vestido mini, cinturón para presumir de silueta, zapatos rasos, el bolso de mano que más te guste y alguna joya llamativa. Ya te lo advertimos: la camisa gris tiene cientos de posibilidades esperando a que las descubras.

+ ¿Te animas con una combinación boho-chic?

Un look bohemio es ideal en cualquier momento para lucir una camisa de color gris
Foto Instagram: Sara Carbonero

Seguro que tú también tienes en tu armario un bella falda larga con print floral, o unos pantalones estilo boho que quitan el hipo y que recuerdan a los años 80. Pero también es seguro que apenas te los pones porque no sabes bien cómo combinarlos, ¿verdad?

Has acertado, la respuesta está en el color gris para la parte de arriba, una blusa si es un look informal, por ejemplo, para pasar una tarde entretenida al lado de tu mejor amiga; una camisa si necesitas ir un poco más arreglada: una cena, una salida cultural, una cita con ese chico que tanto te gusta... ¿Has visto con qué poco se consigue un estilismo boho-chic perfecto?

Si quieres ir un paso más allá, que la fada sea larga hasta los pies y la blusa tipo top, corta, entallada y con algún detalle como volantes en los hombros. Sandalias de plataforma de tiras en el empeine, bolso de rafia ovalado y un pañuelo de seda colorido para adornar tu cabello. Prueba a jugar con la moda y verás que las posibilidades se vuelven infinitas. Eso sí, recuerda que la camisa o la blusa debe ser la única pieza de tu conjunto que vaya en color gris, de esta forma tendrás el contraste de tonalidades más acertado.

Y para ti, ¿cuál de estos looks con camisa o blusa grisácea es tu favorito?