Cómo combinar una camisa o blusa amarilla: alegría en tus looks

Ideas perfectas para lucir una camisa del color del sol en cualquier momento

Beatriz Martínez

Hace tiempo se solía decir que el color amarillo tenía que ir en un estilismo en pequeñas dosis: en los zapatos, en el pañuelo de seda, en los adornos para el cabello... Hasta ahora. La norma de moda actual dice que llenes tu look de colores vibrantes como el amarillo, ¿qué mejor que hacerlo con una blusa en el color del sol? Quédate con nosotras y descubrirás cómo combinar una camisa o blusa amarilla en cualquier situación y con mucho estilo. ¡La alegría ha llegado a tus looks!

Recomendaciones para lucir una camisa amarilla con estilo

Si nos fijamos en lo que dice la psicología del color, el color amarillo y todas sus variantes (mostaza, limón, anaranjado...) está asociado con la risa, la felicidad, el optimismo y los buenos momentos. Pues son esas mismas características las que vas a dar a tu look si te pones una blusa o una camisa en color amarillo. Ahora bien, no vale llevar una de estas piezas tan chic como si nada, hay que saber elegir bien el resto de las prendas y complementos que van a formar tu estilismo. ¡Nosotras te contamos cómo lograr el mejor outfit del mundo con tu blusa amarilla favorita!

Antes de meternos de lleno en el tema que nos interesa, el de cómo combinar una blusa o camisa amarilla según cada situación, vamos a ver una serie de recomendaciones rápidas para tener las ideas bien claras:

- La camisa o blusa puede ser oversize, entallada o corte recto, elige la que más te guste y la que más te vayas a poner.

- Puede ser en color amarillo vivo o en uno más apagado como el mostaza, el amarillo oro o miel. 

- Mézclala con colores neutros y también con tonalidades de la paleta del arcoíris como el verde o el azul.

- No tengas miedo de probar a hacer cuantas combinaciones quieras con tu blusa amarilla, se trata de un color que viste mucho pero que también es muy ponible.

- Procura no llevarla con estampados chillones como el print animal.

- Lúcela todos los días del año, nada de dejarla relegada tan solo a los días de primavera.

- Combina la camisa amarilla con cuantas piezas quieras pero siempre dale el protagonismo que se merece.

Ahora sí, veamos cómo sacar partido a la camisa amarilla.

Looks para sacar el máximo partido a tu camisa o blusa amarilla

+ Look casual con tu camisa amarilla favorita

¿Cuándo me puedo poner mi blusa amarilla? Pues cuando se trate de un estilismo de día sin ir más lejos. La blusa amarilla es perfecta para mezclar con ropa sencilla de diario como jeans, chaquetas y zapatillas blancas y darles un plus de originalidad. Puedes, por ejemplo, optar por la clásica combinación de jeans azul marino, botines negros, camisa amarillo mostaza y abrigo de paño largo beige. El contraste de color que hay entre la camisa y el resto del look hace que el conjunto en su total sea casual pero elegante a la vez.

Para los días de entretiempo en los que necesites darle un poco de vida a tu outfit ponte una camisa amarilla con detalle de flores y unos pantalones entallados blancos. Para el resto de los complementos elígelos según se la ocasión en concreto: botines, zapatillas, bolso de mano... Todas ellas son opciones que quedan que ni pintados.

Y si quieres la combinación de color ganadora ponte una blusa amarilla (la que más te guste) con unos pantalones verde oscuro. El amarillo y el verde son dos tonalidades que combinan entre sí a las mil maravillas, más aún si en ese mismo look añades unas zapatillas blancas y un bolso pequeño en marrón chocolate. Ya tienes tu estilismo comodín del mes.

+ ¿Me puedo poner una camisa amarilla para ir al trabajo?

Puedes y debes. Es una pieza que viste tanto o más que la camisa blanca, ¿por qué? Pues porque, además de ser elegante, aporta un toque de color exquisito. Para combinarla bien, ya sabes que para un estilismo de oficina hay que seguir ciertas normas, póntela como si de una camisa blanca se tratara pero con piezas que vayan solo en colores neutros. Por ejemplo, camisa amarilla manga larga, pantalones negros sastre, blazer negro (también vale la de cuadros) y zapatos rasos.

Otra excelente opción es lucir una blusa amarilla y unos vaqueros, eso sí, solo para los viernes. Que la blusa en cuestión esa arreglada y que los jean sean lo más formales posibles, nada de talle alto, súper ajustados o rotos. En cuanto al calzado, el que te suelas poner los viernes pero que vaya en color oscuro, la única nota de color aquí la debe poner tu blusa.

+ Y si se trata de salir de fiesta...

La camisa amarilla lleva la voz cantante. Saca la artillería pesada porque es hora de lucir la camisa amarilla como nunca antes. Si para el resto de los looks la blusa amarilla se debe mezclar (salvo excepción) con prendas neutras, será en tus conjuntos de fiesta que puedas dar rienda suelta a tu imaginación.

- Camisa extra larga que hace las veces de vestido y que va en un irresistible color amarillo mostaza. Idóneo para mezclar con botines negros de tacón fino y bolso tipo sobre.

- Blusa amarilla limón con detalle de volantes en las mangas incluido y falda mini de cuero. Zapatos de tacón, por supuesto, y el clutch que más te guste.

- Con pantalones de flores, ¿te atreves? Ideal para atraer todas las miradas y para derrochar personalidad. Te decimos lo mismo que antes, no hace falta que esperes a que llegue la primavera para lucir este conjunto.

+ La camisa en color amarillo también vale para una ocasión especial

Una boda de día, una cena en un restaurante elegante, una ceremonia con la familia... Son muchas las ocasiones en las que tienes que ir bien vestida, es decir, son muchas las veces que te vas a poder poner una blusa o camisa amarilla. Claro está que como la ocasión la pintan sofisticada no vale llevar la camisa informal de diario. Aquí el tejido (seda, tul...) y los detalles (bordado, volantes, flores) han de ser lo más elegantes posibles.

Una vez tienes tu camisa amarilla, pongamos off-shoulder y con vuelo, solo tienes que combinarla con otra pieza igual de estilosa como puedan ser unos pantalones de vestir palazzo en verde azulado. Añade los complementos chic que tienes en tu poder como bolso mini cierre metálico y zapatos de tacón y ya tienes el mejor look posible.

También te puedes poner una blusa elegante como la que del ejemplo anterior con una falda midi corte A con estampado de flores. Y si la ocasión es espacial pero no formal de más, opta por llevar una camisa amarillo mostaza con detalle de bordados y una falda larga de rayas horizontales en blanco y negro o bien un pantalón entallado de cuadros vichy, ambas son ideas sencillamente perfectas. Para el calzado, tú decides, en el caso de la falda larga elige un calzado plano y si te has decantado por el pantalón de cuadros que tus zapatos tengan algo de taco para estilizar la figura.

¿Qué te han parecido estos consejos de estilo? Seguro que la blusa amarilla pasa a la lista de tus favoritas a partir de ahora.

Puedes leer más artículos similares a Cómo combinar una camisa o blusa amarilla: alegría en tus looks, en la categoría de Looks en Diario Femenino.