Santillana del Mar, un paseo por la Edad Media

 Santillana del mar

Si existe un pueblo con encanto, de gran valor histórico-artístico que cada año atrae a miles de visitantes y tiene una intensa actividad cultural, ése es, sin duda, Santillana del Mar. Esta localidad, una de las más bellas de España, se esconde en la costa occidental, a 31 kilómetros de Santander y es conocida, sobre todo, por las famosas cuevas de Altamira. Es quizá el principal foco de atracción turística de Cantabria porque además de albergar grandes tesoros arquitectónicos que datan de la Edad Media, sus caserones de piedra, la actividad artesanal que aún perdura en cada rincón del pueblo, y sus calles empedradas nos remontan a los pueblos que se describen en los cuentos de antaño. Un lugar idílico para disfrutar de un fin de semana de relax y desconexión de la rutina.

Qué ver


La Colegiata de Santa Juliana es la obra más importante del románico en Cantabria, el edificio más representativo de esta localidad. Imprescindible también la visita a las Cuevas de Altamira, a las que han bautizado como 'capilla Sixtina del arte rupestre', donde se pueden ver las pinturas prehistóricas más famosas del mundo. Tampoco hay que perderse una visita al museo Jesús Otero, donde encontrarás exposiciones de las obras creadas por el escultor de Santillana del Mar, Jesús Otero, además de una completa biblioteca. Visita recomendada es también la del museo El Solar, donde encontrarás una amplia representación, de los distintos instrumentos de tortura que utilizaba el Tribunal de la Inquisición española contra la herejía.

Qué comprar


En las tiendas de Santillana del mar huele a antaño y los ojos se le llenan al viajero con los productos típicos de esta localidad: quesadas, sobaos pasiegos, corbatas de Unquera, piedras de Santillana, hojaldres... Tampoco hay que pasar por alto las anchoas de Santoña, los quesucos de Liébana, orujo, miel, embutidos, legumbres y el vino.

Dónde comer


El restaurante Casa Cossío (Plaza Abad Francisco Navarro) es una referencia obligada para disfrutar de una excelente cocina cántabra. Ubicado en una casona de piedra situada en la plaza de la Colegiata de Santillana del Mar, en un entorno natural y rural propio de esta hermosa villa cántabra. Además, dispone de una enorme parrilla para cocinar a la brasa todo tipo de pescados y carnes. El Gran Duque (C/ Escultor Jesús Otero) es otro de los restaurantes recomendados. Ofrece un ambiente agradable y una esmerada cocina basada en los ricos productos naturales de Cantabria, como su carne, su pescado, su marisco, sus postres naturales... Y, por supuesto, los mejores caldos.

 Los caballeros

Dónde dormir


El palacio de Los Caballeros es una casona montañesa del siglo XVIII, blasonada por la familia Bustamante Torres Quevedo. Su Fachada principal, construida en piedra de sillería, revela la nobleza de su interior clásico, combinado con un estilo tradicional. La finca de 200.000 m² está rodeada de árboles autóctonos, garantiza la paz y el sosiego, y nos ofrece relajantes y exclusivos paseos hasta la Cueva de Altamira. Este hotal rural de 4 estrellas está reconocido con el sello Club de Calidad Cantabria Gran Reserva. El hotel Los infantes está situado en el centro de la Villa de Santillana de Mar y construido sobre un palacio del siglo XVIII que sirve de pórtico y antesala a un hotel moderno. Su cuidada y meticulosa decoración, sus muebles y objetos de época, logran una perfecta armonía con el entorno de la localidad.

Josune de la Riva  •  jueves, 24 de diciembre de 2009

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x