Cómo y cuándo cambiar una planta a una maceta mayor

Trasplantes en nuestro jardín.

Los trasplantes son una de las más eficaces herramientas que tenemos para asegurarnos la evolución y el mantenimiento correcto de nuestras plantas. Como regla general debemos cambiar las plantas que viven en un tiesto demasiado estrecho y que no evolucionan. Es decir aquellas que están marchitándose y no crecen.

Cuándo cambiar una planta a otra maceta

Debemos pensar en los trasplantes de nuestra casa  cuando las plantas consumen menos nutrientes y su crecimiento está detenido, lo que se denomina reposo vegetativo. De esa manera evitamos dañar la evolución de la planta, y por eso el final del invierno o la mitad del otoño, es la preferible para llevar a cabo el trasplante.

Incidiendo en lo anterior, a pesar de que lo hagamos en invierno o en otoño, es interesante prever que lo hagamos en días de condiciones extremas, muy soleados, con nevadas o heladas. Es recomendable que se prevean lluvias moderadas para evitar exigencias a la planta en su nuevo alojamiento.

Cómo hacer el trasplante

  

- El día anterior al trasplante debemos regar la planta abundantemente para estar seguros de que la tierra está suficientemente húmeda el día del trasplante.

- Para alojar la planta debemos elegir un nuevo tiesto mayor que el que teníamos, al menos 20mm mayor en su perímetro. El primer paso que daremos será cavar una franja perimetral en el tiesto, separando cuidadosamente las raíces que puedan estar adheridas al tiesto. Ayudándonos con una pala extraeremos la planta y podremos trasladarla a la nueva maceta.

- Tenemos que asegurarnos de que el drenaje en la nueva maceta funciona colocando al menos 30mm. de gravilla en el fondo del nuevo y sobre esta capa de grava un geotextil tejido que permita el paso del liquido sobrante y retenga una fuga excesiva de los nutritivos finos que hay en el terreno.

- En el hueco hecho en la tierra de la maceta, introduciremos el terrón con la planta y posteriormente rellenaremos el hueco perimetral con tierra vegetal, manteniendo la planta recta y repicando ligeramente el terreno para mejorar el asiento del nuevo terreno y eliminar grandes bolsas de aire.

- Para terminar es necesario regar abundantemente y aconsejable en los primeros días mantener la planta en la misma ubicación en la que la teníamos.

Seguro que esta primavera nos agradece en forma de flores y brotes el trabajo que hagamos ahora.

Jorge García  •  martes, 12 de marzo de 2013

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x