Trucos de fontanería para mujeres desesperadas

Saúl C. Montaño Quintanilla
DiarioFemenino.com presenta trucos de fontanería con soluciones caseras y tradicionales para mujeres desesperadas con ciertos problemas que surgen en casa. Solicitamos la ayuda de todas las amigas que conocen un truco de fontanería para que lo publiquen en los comentarios. Poco a poco vamos incorporando nuevos trucos de fontanería al artículo.

Trucos de fontanería para mujeres desesperadas

Eliminar la cal de la lavadora


Truco de fontanería: Pon la lavadora a funcionar con un lavado con agua caliente añadiendo 2 vasos de vinagre en el proceso de lavado caliente. Después deje aclarar y repita el proceso en caso de que toda la cal no se quite de la resistencia de la lavadora.

Eliminar la cal de la ducha


Truco de fontanería: Quite el cabezal o alcachofa de la ducha que suele tener un tornillo central o ir a rosca. Póngalo a hervir en agua con vinagre en la proporción de 2 partes de agua por 1 de vinagre de 15 a 20 minutos. Tendrá el cabezal de la ducha nuevo y limpio.

Desatascar tuberías y cañerías


Truco de fontanería: Caliente lejía y justo antes de que hierva, échela por la tubería. El efecto del ácido de la lejía y el calor van a desatascar las tuberías de los residuos. La lejía debe actuar durante unos 15 minutos antes de verter agua otra vez por el conducto. Con una sola aplicación será suficiente para eliminar las impurezas que atascan los conductos. Sin embargo, es muy importante que tengas mucho cuidado al verter la lejía y solo haga la operación protegida con guantes, manténgase alejado en todo momento de la lejía y si es posible proteja los ojos.

Oxidación de griferías en casas de playa


Truco de fontanería: Para evitar la oxidación en griferías de casas cerca del mar, el truco es untar de vaselina los grifos cuando vayamos a estar ausentes durante un cierto tiempo. Al regresar, limpiaremos cuidadosamente, la vaselina, y así podremos disfrutar largo tiempo de griferías siempre nuevas.

Desatascar lavabo


Truco de fontanería: Lo primero que tienes que hacer es comprobar si el lavabo atascado no está lleno de pelos. Si está atascado con cabellos, quítalos con un pequeño alambre, un clip o con una horquilla. Después protege el color de la cerámica del lavabo untando con vaselina la boca del desagüe- Protégete con unos guantes de goma, coge con una cuchara un poco de desatascador químico y vierte agua caliente para arrastrar la solución hasta el tubo del desagüe. Tomate cuidado para no respirar el vapor del desatascador químico.

Ana Rosa

Puedes leer más artículos similares a Trucos de fontanería para mujeres desesperadas, en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.