Los príncipes Felipe y Letizia visitan Menorca

Los príncipes Felipe y Letizia visitan Menorca
Los Príncipes de Asturias visitarán el próximo miércoles dos de los centros de la Fundación para Personas Discapacitadas de la Isla de Menorca (FPDIM), a la que han destinado la herencia que les dejó el inversor menorquín Juan Ignacio Balada, y que de momento asciende a 95.000 euros.

Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, que desde un principio anunciaron que dedicarían lo que les correspondiese del legado del empresario a fines de interés social, fueron, junto a los ocho nietos de los Reyes, los beneficiarios del cincuenta por ciento de los bienes de Balada, fallecido el 18 de noviembre de 2009.

Los Príncipes conocerán el 2 de marzo las instalaciones de la Fundación en Mahón y en Ciudadela y comprobarán los proyectos que desarrolla con personas discapacitadas físicas o psíquicas, y a la que, además de los 95.000 euros que les han correspondido a los Príncipes, la Fundación Hesperia entregará otros 45.000.

Durante su estancia en la isla, recorrerán el Centro Polivalente "Carlos Mir", equipado para tratar a personas con discapacidad intelectual y física, y después se trasladarán al Centro Especial de Ocupación.

Ese último tiene como objetivo que los jóvenes discapacitados, que en Menorca son más de mil, realicen una ocupación productiva que les asegure un puesto de trabajo remunerado en el mercado laboral.

El Centro Ocupacional cuenta con un taller de mantenimiento de jardines y zonas verdes y otro que presta un servicio de menús para los servicios de comida a domicilio que los ayuntamientos de Menorca prestan a personas con distintas necesidades, que verán los Príncipes, además de un tercero de impresión digital y encuadernación.

Juan Ignacio Balada solicitaba en su testamento al Heredero de la Corona y a su esposa que dedicasen el otro 50 por ciento de su legado a crear una Fundación de interés general, que los Príncipes constituyeron el 29 de agosto de 2010, con el nombre de Hesperia.

La Fundación Hesperia, en su plan de actuación para el año 2011, ha aprobado la realización de cuatro proyectos por un importe total de 180.000 euros, con los que comienza a invertir la parte de la herencia recibida de Balada.

Felipe de Borbón y Letizia Ortiz son los presidentes de honor de la Fundación que dispuso de un patrimonio fundacional inicial cercano a los cuatro millones de Euros.

Herencia de 10 millones de euros


La herencia del empresario, una vez restados deudas y gastos, alcanza una cantidad neta de 9.832.995,42 euros.

Una vez satisfechos los impuestos de Sucesiones, a cada uno de los herederos de Balada -los Príncipes y los nietos de los Reyes- les corresponden aproximadamente 70.000 euros, según la valoración provisional realizada en mayo de 2010, aunque a día de hoy el efectivo que suponen las dos partes dejadas a los Príncipes es de 95.000 euros.

Los padres de los nietos de Don Juan Carlos y Doña Sofía administrarán, tal como marca la ley, los bienes que les legó Balada a sus hijos hasta que sean mayores de edad y decidan el destino de la herencia.

Juan Ignacio Balada era hijo único de la farmacéutica Catalina Llabrés y del empresario Ramón Balada. Residía en Menoría, su ciudad natal, donde están ubicadas la mayoría de sus propiedades inmobiliarias.

Juan Note y EFE  •  domingo, 27 de febrero de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x