La Roja estrena camiseta ante una dictadura: su partido más hipócrita

Pedro Oliver

El Mundial de Brasil 2014 está cada vez más cerca y España ya prepara la cita con el objetivo de repetir el éxito de 2010. Por eso quiere acudir al país sudamericano con sus mejores galas.

Y esas galas tendrán un color de referencia: el rojo. Una nueva indumentaria que será estrenada en Guinea Ecuatorial ante el sanguinario dictador Teodoro Obiang.

Varios grupos parlamentarios han pedido boicotear el encuentro amistoso que se disputará en Malabo e incluso la Asociación Pro Derecho Humanos ha denunciado el partido y ha pedido su suspensión a la Real Federación Española de Fútbol, ya que no consideran ético "compartir mesa, mantel y palco con autoridades que cometen crímenes aberrantes".

De este modo, podríamos calificar como hipócrita la decisión de la plantilla de no acudir a ningún acto oficial ante el dictador Obiang pero sí aceptar la disputa del partido en Malabo.

España se pasa al rojo en París

Ángel María Villar, presidente de la RFEF, está empeñado en rodear de polémica a los vigentes campeones del mundo. Además del compromiso ante Guinea Ecuatorial, hay que añadirle que cambiará por completo la histórica indumentaria de la selección.

Pero hay que añadir que esta polémica decisión surgió tras el encuentro de clasificación disputado en París ante Francia. Allí España tuvo que vestir completamente de rojo debido a que la equipación de la selección gala es totalmente azul después de que eliminaran el blanco y el rojo tras su cambio de firma deportiva.

Y parece que este improvisado uniforme dio suerte a nuestros jugadores a la hora de conseguir la victoria. De ahí que los dos capitanes de la selección, Iker Casillas y Xavi Hernández, valoraran la idea de cambiar la vestimenta habitual por ‘La Roja’. Una propuesta que tuvo un gran éxito dentro del vestuario y que parece que será el talismán español en Brasil.

¿Tendrá tintes políticos el cambio de indumentaria de la selección española?

Puedes leer más artículos similares a La Roja estrena camiseta ante una dictadura: su partido más hipócrita, en la categoría de Deportes en Diario Femenino.