El hijo de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra: secretos y curiosidades del 'royal baby'

El parto de Kate Middleton es inminente

El protocolo siempre manda en las casas reales y más que nunca durante la llegada del nuevo heredero. Todos los nacimiento de los bebés reales están repletos de rituales y celebraciones que se repiten una y otra vez con cada bienvenida al mundo, tal y como cuenta El Intransigente.

El primer paso de todo parto real, es comprobar la legitimidad del bebé, una costumbre muy arraigada. Desde tiempo atrás es preciso que haya asistentes de renombre durante los partos que comprueben que el hijo ha nacido de sangre azul. Kate Middleton estará acompañada por el arzobispo de Canterbury presente durante el nacimiento. 

El bebé real podría no tener apellido sino ser designado por "su alteza real", "príncipe" o "princesa". Si no, también podrían elegir entre Wales, Mountbatten-Windsor o Cambridge (el título de sus padres).

A la Casa Real británica le gusta mantener las tradiciones, por lo que seguirán con la costumbre de comunicar el nacimiento con un caballete en el Palacio de Buckingham que sostenga un folio con un sello oficial anunciando la noticia, tal y como se hace con los fallecimientos. La primera en enterarse de la noticia tiene que ser la reina seguida por la familia real más importante y la familia de Kate.

El retoño será recibido como merecen: sonarán 41 cañonazos de la Tropa Real de la Artillería Montada del rey. Normalmente son solo 21 cañonazos, pero al ser en el parque real Green Park se suman 20 cañonazos más. Las banderas estarán izadas en todos los sitios gubernamentales. 

El St. Mary Hospital es el elegido para el parto de Kate Middleton

Aunque la realeza parece mantenerse inamovible con algunas tradiciones, con el paso del tiempo los miembros reales han dejado de nacer en sus casas. Igual que lo hicieron su padre el príncipe Guillermo y tío, el príncipe Harry, el 'royal baby' vendrá al mundo en el St. Mary Hospital en Paddington, Londres.

Si así lo quisieran los padres, el bebé podría ser presentado desde un ilustre balcón. En el bautizo, el niño llevará un faldón que replica el usado en el bautizo de la princesa Victoria Adelaide Mary. Esta tradición viene de antiguo ya que lleva vigente desde 1841. El lugar de bautizo aún se desconoce. Aunque ya se ha celebrado en veces anteriores en la sala de música del palacio por el Arzobispo de Canterbury.

El príncipe Guillermo romperá el protocolo est vez y en vez de esperar a que un emisario llegue a palacio para que anuncie la noticia del parto a su abuela, será el mismo el que la llame por teléfono.  

María Fernández  •  lunes, 22 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x