Sarah Ferguson se monta una fiesta en el funeral de Margaret Thatcher

Mario Jiménez

El funeral de Margaret Thatcher, uno de los acontecimientos más importantes del año en todo el mundo en lo que a asistencia de representantes de todos los países se refiere, no ha sido tomado con la seriedad que corresponde. En este tipo de actos, el protocolo es fundamental, pero parece que algunos de los invitados, demasiado famosos, han decidido mostrar su alegría a pesar de haberse vestido cuidadosamente de luto riguroso.

Nos referimos, sin duda, a Sarah Ferguson. La ex nuera, objeto de muchas miradas por su reaparición al lado de la Familia Real Británica, la que un día fue la suya real al estar casada con Andrés. Llevaba mucho sin coincidir, así que el funeral de la ex primera ministra, Margaret Thatcher, se planteaba como la ocasión perfecta.

Ferguson sí supo vestirse para la ocasión, pero su comportamiento estuvo bastante lejos de ser correcto. En ningún momento su rostró reflejó pesar como su indumentaria, más bien todo lo contrario: se mostró sonriente, alegre, encantada de la vida e incluso bromista.

El motivo de su invitación es la relación de amistad que siempre unió a la 'Dama de hierro' con la Duquesa de York que por Twitter sí supo estar a la altura cuando mostró sus condolencias por el fallecimiento.

Más de 15 años sin ver a la Reina Isabel II y Sarah Ferguson juntas

En 1996, Sarah Ferguson y Andrés se separaron pero la relación con su suegra, la Reina Isabel II, fue durante un tiempo buena.

Con el paso del tiempo, los altibajos marcaron sus encuentros que se fueron distanciando cada vez más hasta el punto que la última vez que se vieron fue hace más de cuatro años de manera privada.

Si tenemos en cuenta la coincidencia en un acto público de la Reina Isabel II y Sarah Ferguson, tenemos que remontarnos mucho más atrás: concretamente más de 15 años.

Puedes leer más artículos similares a Sarah Ferguson se monta una fiesta en el funeral de Margaret Thatcher, en la categoría de Realeza en Diario Femenino.