Vestidos de noche para gorditas: trajes de fiesta que estilizan la figura

Andrea Hidalgo

Hoy en día no es complicado encontrar un vestido de noche para una chica gordita. La oferta en moda es muy amplia y, aunque dominen las tallas para delgadas, hay muchas opciones si tus medidas se alejan del consabido 90-60-90. Además, con unos sencillos trucos, podrás conseguir estilizar tu figura y tener un look espectacular.

Vestidos de noche para gorditas

Cómo elegir traje de noche para gorditas

Antes de salir a recorrer tiendas y de entrar en docenas de probadores con prendas que no te encajan, es conveniente que conozcas qué tipo de vestidos pueden resaltar tu cuerpo y esconder esos kilitos de más.

En caso de que tengas mucho pecho, opta por escotes en forma de V, un escote cuadrado también puede encajarte a la hora de escoger vestido de noche. Por el contrario, si no tienes mucho pecho y tus kilos de más suelen estar alojados en las caderas, puedes decantarte por un cuerpo sin tirantes, con escote palabra de honor o o escote halter, que es aquel que pasa por detrás del cuello.

Si tienes una cintura ancha, evita los vestidos de noche que se ajusten en la cintura o que tengan cinturones a la altura de la cintura. Te sentarán mejor aquellos que van sueltos y son amplios. En caso de que tus caderas también sean anchas, lo ideal serán vestidos de corte helénico, de falda abullonada, de corte imperio o evasé. Así evitarás que el vestido se pegue en tus caderas y acentúe esos kilitos de más.

¿Vestido largo o vestido corto para gorditas? La respuesta depende de la fiesta o acto al que tengas que ir. En caso de acudir a una boda de noche o a un acto muy formal, puedes optar por el largo, siguiendo los mismos parámetros anteriores. Para fiestas de cóctel, presentaciones, bailes o exposiciones irás ideal con un vestido corto. Los vestidos cortos para gorditas sientan mejor si llegan a la altura de la rodilla, es decir, ni muy largos, ni muy cortos.

Si estás gordita y buscas vestido de noche opta por aquellos trajes de capas superpuestas o vaporosos, es decir, aquellos cuyas telas no se pegan al cuerpo. Estos pequeños trucos te ayudarán a tener un look sexy, elegante, romántico o moderno, según sea tu estilo, sin que te sientas agobiada por las zonas de tu cuerpo que son más anchas.