Grandes destinos para la noche de fin de año

La noche de fin de año es una de las más especiales y una de las que más opciones de ocio plantea. Año tras año intentamos vivirla de un modo original, con las expectativas altas y buscando superar la elección del año anterior. Muchas veces es complaciente quedarse en casa comiendo las 12 uvas de la suerte y brindando con cava con los más allegados, para luego salir por las calles de nuestras ciudades a celebrar que un nuevo año empieza, tal y como marca nuestra tradición. Pero lo cierto es que, de todas las celebraciones navideñas, año nuevo es la que más invita a vivirse de un modo poco hogareño, ya que permite opciones donde las fronteras se abren y donde nuestro comienzo de año puede vivirse muy lejos de los nuestros, practicando rituales de llegada del año nuevo muy poco habituales para nosotros.


¿Propuestas? A lo largo de loscinco continentes tenemos un sinfín de rincones donde celebrar la llegada del año puede suponer un cambio de cultura en nuestra vivencia que sin duda atraerá nuestra atención, y querremos vivirlo por verlo como exótico, atractivo y sobre todo diferente.

A continuación, hemos seleccionado una serie de grandes destinos donde pasar la noche de fin de año que dará la entrada al 2013. Sin duda, cada uno de ellos supone una elección donde la experiencia vivida puede llegar a ser inolvidable.

1. Nueva York


Una de las imágenes más típicas de todos los fines de año es la celebración en Times Square, en pleno corazón de Manhattan. Los orígenes de esta celebración se remontan a 1904, cuando se inauguró en ese lugar la sede del 'The New York Times'. La plaza empieza a llenarse de gente horas antes de la medianoche y desde ese momento la reunión ya empieza a ser una fiesta. Pero el momento más estelar y representativo de toda la noche se produce cuando, a las doce en punto, la famosa bola de cristal baja desde lo alto del edificio One Times Square, y acto seguido fuegos artificiales, luces, confetti, abrazos y voces de alegría inundan tan emblemático escenario. Además de eso, se recomienda ir de compras por la 5ª avenida y dar un paseo por Central Park, el ambiente tiene mucho encanto.

2. Viena


Uno de los encantos principales de pasar la noche de fin de año en esta preciosa ciudad austriaca es vivir el Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena en directo, acto emblemático del primer día de año donde los haya. A parte de eso, puede ser una buena excusa para pasar un romántico comienzo de año en una de las capitales europeas con más encanto. Recomendamos dar un paseo por los lugares más bonitos del casco antiguo, ir al palacio de Schönbrunn o al parque Prater.

3. Tokio


'Akemashite Omedetô' (feliz año nuevo) sería la frase que más oirías la noche de fin de año en medio de una celebración cargada de supersticiones. En el país nipón, no te cansarás de oír repicar las campanas, puesto que no son 12 campanadas las que se llevan a cabo sino 108 veces las que los templos japoneses las agitan para celebrar el acto. Esto es así porque, según la tradición, el objetivo de cada campanada es desprenderse del mal en el nuevo año que empieza. Resulta muy curiosa la ornamentación de las casas, que son decoradas con bambú y hojas perennes, símbolos de la vida eterna y la honestidad. Además, los japoneses se esfuerzan en empezar el año riendo, puesto que piensan que la sonrisa es símbolo de buena suerte. Dos costumbres muy características del año nuevo nipón son: visitar un templo japonés la noche del día 31 y comer fideos soba, ya que se cree que traen buena suerte por su forma alargada.

 Un ciervo en Laponia

4. Laponia


Estar en navidades en Laponia es como estar metido en la típica postal navideña nevada disfrutando de los hermosos paisajes de esta región finlandesa. Posiblemente es uno de los lugares que más invita al descanso y la tranquilidad, y quizás uno de los destinos que mejor nos ayude a vivir el espíritu navideño, puesto que nuestro querido Papá Noel habita por esas tierras.
Es muy típico acudir a Santa Claus Village, donde hay tiendas de recuerdos y artesanías y hasta donde se podrán enviar cartas de Navidad en la Oficina de correos de Papá Noel y hasta saludar al mismísimo Santa en persona. Proponemos algunas actividades que pueden realizarse mediante la estancia: viaje en moto de nieve a lo largo de un lado congelado, visitar una granja de perros husky, visitar una granja de Renos o cruzar la línea mágica del Círculo Polar Ártico. La llegada del nuevo año se celebra con fuego, hielo, oscuridad, nieve, luces, música y baile en discotecas hechas de nieve y fuegos artificiales. Sin duda este es un destino muy válido para llevarse a los más pequeños de la casa.

5. Copacabana


Una manera distinta de pasar la noche: en la playa. En Copacabana, Brazil, el año nuevo se celebra en estrecha comunión con el mar. La tradición manda vestirse de blanco mientras se ven los fuegos artificiales en la orilla. Además, esa noche se realizan una serie de ritos para entrar con buen pie en el año como saltar por encima de siete olas o pedir un deseo mientras se lazan flores al agua. Sin duda, un comienzo de año nada habitual si lo comparamos con nuestra manera de vivirlo.

6. El Cairo


¿Te imaginas vivir el año nuevo entre los restos históricos de una de las civilizaciones más antiguas? La magia de la noche de fin de año en El Cairo se traslada a todo los rincones de la ciudad, donde todos los habitantes suelen lucir vestidos muy coloridos y especiales, incluso las mujeres, que normalmente tienen que vestir de negro. La celebración de la población autóctona es un acto muy hogareño y las familias se juntan en sus casas mientras los más pequeños comen chocolate. Contrastando con esto, cada vez más esta ciudad se está convirtiendo en un destino de fin de año por la fama de sus discotecas como 'Club de Jazz Cairo', el 'Club Morocco', el 'Latex' o el Hotel Hilton.

7. Sidney


Este es otro destino para aquellos que quieran pasar una noche de fin de año al calor de las altas temperaturas. Y es que, en Australia, el día 31 de diciembre estamos en plena época veraniega. Las imágenes de personas bañándose en el mar con el gorro de papa Noel en aguas australianas son algo más que típico, puesto que normalmente el año nuevo se pasa en la playa donde tienen lugar competiciones de surf. Además, a los australianos les gusta recibir el año con ruido, y cuando el reloj marca las doce en punto se empiezan a escuchar numerosos claxons de coches pitando, silbidos, palmadas e incluso las campanas de la iglesia repicando.

8. Kuala Lumpur


Si quieres un destino exótico a la vez que moderno, sin duda coge tus maletas y vete a Malasia en fin de año. Su capital, Kuala Lumpur, es una ciudad musulmana pero las celebraciones de año nuevo se viven al modo occidental. La mejor parte de la celebración tiene lugar en los restaurantes, pubs y bares, donde la gente se reúne para disfrutar de la música y la danza. Durante la festividad, es muy típico comer pato de Pekín, embutidos y mandarinas, todo ello en grandes cantidades. Además, los vecinos suelen decorar sus casas con faroles rojos, banderas y fuegos artificiales. En homenaje al elevado porcentaje de población china que hay en Malasia, también se celebra el año nuevo chino, que tiene lugar a finales de enero y principios de febrero.

Belén Alarcón  •  miércoles, 27 de noviembre de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Grandes destinos para el 2013

    Grandes destinos para el 2013

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x