Suecia, un paraíso para los amantes de la Navidad

¿Cómo es la Navidad en Suecia?

Almudena Rubio
Suecia, un paraíso para los amantes de la Navidad
 
Durante el invierno y especialmente en Navidad Suecia esta más preciosa que nunca. El espíritu navideño inicia su camino a finales del mes de noviembre, y se instala por completo a partir del 13 de diciembre. Es, sin duda, un buen momento para saborear la belleza del país escandinavo. Así es Suecia, un paraíso para los amantes de la Navidad

Así se celebra la Navidad en Suecia

+ Mercados navideños

Mercado de Navidad sueco

Visitar la capital de Suecia durante la Navidad es algo muy especial. Los mercados de Navidad son una tradición apreciada durante el Adviento. Estocolmo dispone de muchos de ellos tanto dentro como fuera de la ciudad. En el centro está el popular mercado de Skansen, que este año celebra su 108º aniversario, el mercado de Gamla Stan (en el casco antiguo), así como el mercado en Kungsträdgården.

Muchos palacios y fincas en los alrededores organizan mercados tradicionales de Navidad adecuados para visitar en excursiones de un día. En algunas de las partes del archipiélago que continúan siendo accesibles durante el invierno también se establecen mercados de Navidad a los que se llega mediante barco desde el centro de Estocolmo. Las tiendas de la famosa moda sueca están abiertas y las rebajas empiezan el 27 de diciembre.

+ ¿Donde vive Papá Noel?

Papá Noel en Suecia

Santaworld es un paraíso real que se esconde en las profundidades de los bosques cerca de la ciudad de Mora en la región de Dalarna - Laponia en el norte de Suecia. Aquí, rodeado de lagos y brillantes cascadas congeladas, está el pequeño pueblo donde vive Papá Noel con sus ayudantes, enterrados entre montones de nieve. Jultomte, el Papá Noel sueco, es el encargado de obsequiar a los niños que se han portado bien con sus regalos. En agradecimiento, los peques de la casa suelen ofrecerle platos típicos de comida. 

Y aunque Papá Noel es tradicional de Navidad, el entorno que rodea Suecia es propicio para que existan otros muchos habitantes. Entre ellos destacan los trolls, las tierras de la Señora de la madera, las hadas y un sinfín de personajes misteriosos que habitan en sus bosques

+ Lucía, la portadora de luz

Celebración de Santa Lucía en Suecia

El 13 de diciembre Suecia celebra el Día de Santa Lucía, una fiesta cargada de misticismo y mucha, mucha magia. Ese día, que da comienzo la Navidad, hay espectaculares procesiones en las calles de las ciudades, jardines de infancia e iglesias, todas ellas retransmitidas por televisión. La procesión está compuesta por un grupo de niñas (damas) y niños, encabezados por una chica que los habitantes de los distintos pueblos y ciudades eligen para encarnar a Lucía, Reina de la Luz. 

Durante la procesión todas ellas van vestidas con túnicas blancas, lazos rojos y laureles en el pelo. La chica que da vida a Santa Lucía lleva una corona elaborada con velas, que permanecerán encendidas. La procesión finaliza en la Iglesia Vasa, con una atmósfera silenciosa en la que la luz de las velas es la protagonista. Ese día son tradicionales los bollitos de Santa Lucía o 'Lussekatter' o 'Lussebullar', un dulce tradicional elaborado con azafrán. 

+ La decoración navideña

Objeto decorativo navideño en Suecia

Cuando llega la Navidad cada familia sueca la recibe yendo a por un abeto para decorar el interior de su hogar. Pueden adquirirlos en locales al aire libre, y después llevarlos a casa para colocarles los adornos, que varían en función de las tradiciones de cada familia. Generalmente los adornos navideños van desde los típicos espumillones, figuritas y bolas hasta un sinfín de banderas del país. Además, en sus ventanas suelen poner guirnaldas elaboradas con papel de figuritas navideñas llamados 'Pappersrader' o 'Tomterader' de Navidad. Cabe destacar que las familias suelen colocar diferentes guirnaldas de velas eléctricas que permanecen encendidas toda la Navidad. 

Una de las figuras más tradicionales y emblemáticas de la Navidad sueca es el Julbock, una cabra navideña que tiene un enorme significado para ellos. Está fabricada de paja, tiene diferentes tamaños y en la antigüedad era quien traía los regalos a los niños en Navidad, aunque luego fue reemplazada por Papá Noel (o Jultomten). Hoy en día se sigue utilizando como un símbolo de protección navideña.

+ La celebración de Nochebuena y el Julbord

Así es la Nochebuena sueca

Las Navidades en Suecia se inician el primer domingo de Adviento cuando muchos suecos se reúnen para una glöggfest o fiesta con glögg. Se trata de un encuentro donde la tradición indica que hay que beber un vino caliente especial, mezclado con azúcar y especias. También destacan las almendras blanqueadas y pasas, los bollos de azafrán y las galletas de jengibre con diferentes dibujos. 

Es habitual que muchas familias enciendan una vela cada domingo de Adviento hasta el 24 de diciembre, día de Nochebuena. Ese día es habitual que las familias se reúnan para comer el tradicional Julbord, un famosos bufé navideño que incluye los platos más típicos de Suecia. 

El Julbord se compone de jamón, chorizos de cerdo, salmón marinado, albóndigas, arenque en conserva de vinagre, paté de hígado, patatas con un plato de pescado especial y un largo etcétera. Todo ello acompañado por cerveza y aguardiente (o snaps). 

+ La curiosa tradición del Pato Donald

La tradición de ver al Pato Donald en Suecia

El Pato Donald no tiene absolutamente nada de sueco ¿verdad? Sin embargo, está muy presente en la época navideña para ellos. El día de Navidad, a las tres de la tarde, miles de familias se reúnen alrededor de sus televisores para disfrutar juntos de la película de animación 'El pato Donald y sus amigos les desean una feliz Navidad'.

La tradición se remonta al año 1959, cuando la cadena principal sueca emitió dicho programa para los más pequeños de la familia. Sin embargo, poco a poco se ha convertido en todo un símbolo navideño, y todo apunta a que el programa se seguirá emitiendo año tras año para deleite de sus gentes. 

+ ¿Cómo se celebra el Año Nuevo?

Así se celebra el fin de año en Estocolmo

El nyårsfirandet o celebración del Año Nuevo es una enorme fiesta para Suecia. Normalmente hay muchas familias que se reúnen para celebrarlo, pero suele ser más una reunión con amigos que un evento familiar. Lo más destacable de este día tan especial es el espectáculo pirotécnico de Estocolmo, y es que en el centro de la ciudad se lanzan infinitos fuegos artificiales para celebrar la entrada de un nuevo año. Hay varias opciones para celebrar el Año Nuevo sueco, ya que mucha gente prefiere quedarse en casa y no hacer frente al frío de la calle. 

+ El fin de la Navidad

El fin de la Navidad en Suecia

La Navidad finaliza el día 13 de enero, cuando se celebra el tradicional 'Julgransplundring' o despojar al árbol de todos sus adornos. Se trata de una fiesta familiar en la que todo el mundo quita los espumillones, bolas y demás elementos decorativos del árbol mientras buscan los dulces escondidos entre ellos.

Es, en definitiva, un ritual en el que las familias cantan la canción de despedida del Knut (Navidad). Por si esto fuera poco, los suecos tiran literalmente por la ventana el árbol de Navidad despojado y por lo general en las comunidades hacen una gran fogata con ellos. Esta tradición está perdiéndose, ya que en la actualidad suelen llevarlos a un centro de reciclaje.