Charlene Wittstock falla con su traje de novia en la cena de gala tras la Boda Real

Charlene Wittstock y Alberto de Mónaco
Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock se encuentran ya agotados tras unos días intensos de celebraciones. Y esa puede haber sido la causa de que la novia haya hecho una mala elección de vestuario en la cena de gala, después de acertar de pleno en las dos ceremonias.

En la boda civil del viernes Charlene ya conquistó a los monegascos con su conjunto de falda pantalón, corpiño y chaqueta en color azul aguamarina, a juego con sus ojos. Un 'look' discreto que podría ser incluso de diseño propio.

Para la ceremonia religiosa, en cambio eligió a su diseñador favorito, Armani, que creó para ella una pieza exclusiva. Un diseño de líneas rectas, elegante y sencillo, que resaltaba la figura de Charlene, decorado con pedrería en la falda y el corpiño, y que contaba con una larguísima cola.

Charlene Wittstock suspende en la cena de gala tras la Boda Real


En las dos ocasiones su apuesta por la sobriedad fue un éxito, prescindiendo de cualquier complemento como pendientes o collar, y llevando únicamente su anillo de compromiso y adornos de plata en el recogido bajo, su peinado estrella.

Pero en la cena de gala que se celebró por la noche, tras la ceremonia religiosa, la nueva Princesa de Mónaco no acertó en su tercera elección. Lució un vestido cuyo corte sí resultaba favorecedor, igual de sencillo que los anteriores, cuya falda estaba decorada con volantes.

El problema del vestido era el escote, que al ser tan cerrado resaltaba sus musculosos hombros y espalda. Este es el gran problema de Charlene Wittstock, consecuencia de sus años como nadadora, y el vestido lo hacía más marcado, frente a los otros dos diseños que contribuían a disimularlo.

Diario Femenino  •  domingo, 3 de julio de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x