Letizia evita a la Infanta Elena: la familia real se turna para no coincidir en Palma

Letizia evita a la Infanta Elena. La familia real se turna para no coincidir en Palma

La situación de la familia real española no podría ser peor. Y no sólo nos referimos a su imagen pública, enormemente perjudicada desde que estalló la implicación de Iñaki Urdangarin en el Caso Nóos y agravada más si cabe con la supuesta relación sentimental de Su Majestad Juan Carlos con la alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Hablamos de su situación personal a nivel familiar; la familia real se ha ido desmembrando poco a poco hasta pasar de dar una imagen de unión, amor y cariño incondicional a la de separación, individualismo y discrepancias aparentemente irreconciliables. Mucho ha llovido desde aquellas Navidades, Semanas Santas o vacaciones de verano en las que ni un solo miembro era baja en la isla de Palma, tiempos en los que todos posaban felices en las fotografías oficiales.

Ahora ocurre lo contrario: la familia real se evita. Definitivamente, son muchos los miembros que tratan de no coincidir los unos con los otros. Y ello sin hablar del aislamiento premeditado y supuestamente impuesto por el Rey y el Príncipe Felipe a los Duques de Palma. La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin no sólo han sido vetados en Mallorca, sino que también han tenido que abandonar antes de tiempo Barcelona al no ser bienvenidos en la ciudad condal.

Cuando tú vas, yo vengo

La Reina parece ser la única fiel al Palacio de Marivent. Doña Sofía llegó la primera y se irá la última, encontrándose durante su estancia a diferentes miembros de su propia familia que van turnándose para coincidir lo menos posible en la que hasta ahora fue su residencia de veraneo habitual. De hecho, ni el Rey, con la excusa de su delicado estado de salud, ni el Príncipe pensaban participar en la mítica Copa del Rey. Las presiones de sus organizadores forzaron finalmente a Don Felipe a hacer acto de presencia.

Luego aparecieron los críos de los Duques de Palma, quienes en principio iban a ir acompañados de su madre la Infanta Cristina. Los continuos rumores de divorcio al dejar solo así a su marido Iñaki Urdangarin hicieron que cambiara de opinión y se quedara enclaustrada junto a él en su mansión de Barcelona mientras sus hijos veían a su abuela y a sus primos, los hijos de la Infanta Elena, quien acompañó a su madre la Reina durante los primeros días.

Entonces llegó Felipe con sus hijas las Infantas Leonor y Sofía, pero sin Letizia. ¿Por qué? Ningún acto oficial excusaba a la Princesa, quien una vez más desaparecía del mapa y sorprendía a todos con su ausencia. Sin embargo, sólo dos días después, Letizia apareció. Y sólo quince minutos después de su llegada, la Infanta Elena cogió el coche junto a sus hijos Felipe y Victoria de camino al aeropuerto. ¿Se esperó Letizia a que se fuese su cuñada de la isla? Los hechos no dejan explicación alternativa.

Y mientras tanto, el Rey sigue con sus cosas entre caída y caída. Ahora llegará él a la isla, justo a tiempo para celebrar la típica cena junto a las autoridades baleares, a la que asistirán los que quedan: los Príncipes y la Reina, a quien, a pesar de su fría relación con su marido, no le queda otra que acompañar a Juan Carlos como consorte oficial.

lunes, 6 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x