Un asador de Marbella se niega a cumplir la Ley Antitabaco

El Asador Guadalmina, situado en la población marbellí de San Pedro Alcántara se ha opuesto rotundamente a cumplir la Ley Antitabaco que entró en vigor el pasado 2 de enero alegando que esta se trata de una excusa del gobierno para tapar siete años de crisis. En los cristales del establecimiento podemos ver carteles donde se advierte de que, como negocio privado, no piensan cumplir dicha normativa entendiendo que así están haciendo uso de sus derechos.

Los carteles, que tienen vistas a la terraza exterior del local, cierran su comunicado pidiendo disculpas a toda aquella persona que se sienta perjudicada por su decisión.

Cartel del Asador Guadalmina
Además, un ciudadano ha asegurado a la agencia Efe que desde fuera del asador se pueden ver personas en el interior del local fumando, como si la normativa antitabaco no hubiese entrado en vigor.

Así, la asociación de consumidores FACUA ya ha recibido algunas denuncias contra este restaurante marbellí, y según esta ven el comportamiento del bar como un desafío que se ha llevado a cabo para darse publicidad gratuita y así pensar que pueden evadir la sanción. Pero la realidad es que, al tratarse de un incumplimiento grave, la multa que podrían recibir oscila entre los 600 y los 10.000 euros.

747 quejas desde la aplicación de la norma


Desde que el pasado domingo entrara en vigor la nueva ley hasta el día de ayer, primer laborable desde su aplicación, la asociación FACUA ya había recibido 747 quejas que iban en contra de locales hosteleros u organismos públicos como hospitales, estaciones de tren o autobús, etc., por haberse vulnerado la reciente ley. En las primeras 24 horas ya se había registrado 300 quejas.

Lo cierto es que el ciudadano no fumador esperaba como agua de mayo esta ley, y por ese motivo está ansioso de denunciar cualquier acto que vean contrario a esta, sobre todo ahora con la excitación de las primeras horas de aplicación. Por ese motivo, FACUA ha recordado a los ciudadanos que ponen las quejas que lo hagan solo cuando vean que desde el lugar responsable de cumplir la ley no se está haciendo nada por evitar que esas personas apaguen el cigarro.

Salvo excepciones, normalidad imperante


Pero en general, la normalidad se ha impuesto el primer día laborable de aplicación de la nueva ley que prohíbe fumar en todos los establecimientos públicos cerrados, y sólo las situaciones anecdóticas o los despistes han interrumpido esa normalidad.

Los empresarios de la hostelería, el sector más beligerante en contra de la nueva regulación del consumo de tabaco, han subrayado que, por el momento, la ley se está cumpliendo de forma generalizada, salvo casos puntuales, y han apuntado que en algunos casos los dueños de los establecimientos han tenido que avisar a la Policía de esos incumplimientos.

Sin embargo, apenas hay resistencia a apagar el cigarro cuando se les recuerda que ya no se puede fumar en los establecimientos, en los que el tema "estrella" durante las primeras horas del día ha sido el nuevo ambiente que se respira.

En declaraciones a EFE, el presidente de la Federación Española de Hostelería, José María Rubio, ha reiterado su oposición a la nueva ley, pero ha insistido en que las leyes "están para cumplirlas; nos gusten o no".

Normalidad en los estancos


Tampoco los estanqueros han apreciado cambios en sus establecimientos, ya que el presidente de la Unión de Estanqueros, Mario Espejo, ha apuntado que las ventas de tabaco parecen similares a las de las mismas fechas de 2010, pero ha insistido en que es todavía pronto para comprobar el impacto de la nueva norma. También ha recordado que las previsiones que maneja este sector auguran una caída de las ventas del tabaco del 10 por ciento durante el primer año de aplicación de la ley.

Confianza desde el Gobierno


La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha destacado que la ley se está aplicando con toda normalidad y ha confiado en que siga siendo así. En declaraciones a la cadena Ser, Pajín ha reconocido que los cambios de hábitos no se producen de la noche a la mañana, pero ha considerado que el hecho de que la fecha de entrada en vigor de la ley -el 2 de enero- se hubiera anunciado con tanta antelación ha ayudado a que se desarrolle con normalidad, y ha subrayado que el alto consenso parlamentario y social con que ha nacido es la mejor garantía para su cumplimiento.

Belén Alarcón / EFE  •  martes, 4 de enero de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x