Malos olores en el baño: de dónde salen y cómo acabar con ellos

Jorge García

 

Hay problemas que no se ven y los malos olores en el baño es uno de ellos. Os damos unas pequeñas pistas para poder evitarlos.

Sifones

Los malos olores de un cuarto de baño pueden llegar desde los desagües. Estas tuberías conectan con el alcantarillado y para evitar la llegada de olores disponen de sifones. Un sifón impide el paso de aire con mal olor al dejar un tramo de la tubería bloqueada con agua. Si esta agua se seca y desaparece, el paso del olor desde la alcantarilla está asegurado. Por eso es vital que usemos periódicamente el lavabo, el bidé o la bañera del baño para estar seguros de que los olores están controlados.

Ventilaciones

Cuando tenemos baños o aseos sin ventanas, la ventilación se hace con conductos que comunican el baño con chimeneas en la cubierta. A veces estos conductos se comparten (viviendas antiguas por lo general) y es posible que una reforma en la vivienda inferior o superior haya estropeado el funcionamiento de la ventilación. Si es así lo primero es comprobarlo y tras un diagnóstico adecuado que podría hacer nuestro seguro de la casa, devolver la ventilación a su estado original o usar extractores que nos ayuden a sacar el aire del baño.

Esas cosas que hay que limpiar

Un mal olor nunca proviene de un brillante azulejo. Es fácil entender que un mal olor proviene de restos orgánicos, digamos en mal estado. En un baño estos quedan en muchos casos en los anteriormente mencionados sifones. En casas modernas habrá un bote sifónico en el suelo, que identificaremos como una tapa redonda, que tendremos que abrir y provistos de un buen guante de goma sacar los residuos que allí encontraremos. En el caso de baños antiguos los sifones pueden estar bajo el lavabo o el bidé y suelen tener un tapón que una vez desenroscado deja salir los residuos.

En general Independientemente de lo anterior, lo ideal es mantener una buena limpieza de los aparatos sanitarios y verter periódicamente lejía en agua caliente (nunca hirviendo) por los desagües.

La táctica de enmascarar con ambientadores es más sencilla y nos sirve parar salir del paso, pero conviene afrontar el problema con los consejos que os dábamos antes para eliminar el problema de raíz. Podremos disfrutar de nuevo de unos minutos en el baño.