Flores de calabacín rebozadas y rellenas

Saúl C. Montaño Quintanilla
  • 1 huevo
  • 10 flores de calabacín
  • 1/3 taza harina leudante
  • 1/3 taza agua helada
  • 1/4 kilo queso paisa
  • Abundante aceite de maíz para freír
 Flores calabacin

- Lava con mucho cuidado las flores de calabacín, ponlas entre dos trozos de papel absorbente y colócalas en la nevera hasta que las vayas a utilizar.

- Corta el queso paisa en bastones de unos cinco centímetros. Levanta de forma suave los pétalos de las flores e introduce el queso.

- En un recipiente, bate ligeramente el huevo entero. Disuelve la harina en el agua e incorpórala al huevo batido. Pasa las flores por la mezcla sin bañarlas demasiado y fríelas de inmediato en el aceite bien caliente.

- Colócalas sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Sirve de inmediato.
Para añadir un toque sofisticado, puedes incorporar un trocito de filete de anchoas cuando introduzcas el queso paisa dentro de las flores, antes de freír en el aceite de maíz.