Trucos de las abuelas para problemas en casa

Saúl C. Montaño Quintanilla
El saber que se acumula con el tiempo, y la experiencia, es muchas veces más efectivo que los teoremas más complejos resueltos en un laboratorio. No es que reste valor a la ciencia. Al contrario, la pondero como única vía para restablecer el equilibrio perdido en la Tierra, pero reconozco que aún ella no explica todos los conflictos del hombre ni ofrece todas las respuestas a los sencillos problemas —pero difíciles de resolver — que enfrentamos las mujeres en nuestra vida cotidiana.

Es en esos momentos cuando necesitamos de esos consejos de nuestras abuelas que llevan el indiscutible aval de sus años vividos. Aquí te dejo algunos, que si bien son variados, han desafiado el paso del tiempo y los avances tecnológicos.

Trucos antiguos para problemas en casa

Trucos antiguos de casa


- Si has comprado una losa nueva con diseños de color, lávalos con agua y vinagre. Este truco no es solo para limpiarlos, sino para quitar cualquier residuo del plomo que haya quedado al pintarla. El plomo es uno de los metales perjudiciales a la salud del hombre.

- Nunca limpies con cloro u otro producto abrasivo los pisos de mármol pues les quitarás brillo. Quedan relucientes si lo haces con agua jabonosa y luego los enjuagas. Y para la preparación de esa agua (también funciona de maravilla a la hora de lavar piezas blancas), diluye astillas de jabón en agua caliente y listo.

- Si el agua no brota libremente y con fuerza de tu ducha revisa los huequitos de la regadera pues suele suceder que éstos se tupen con las sales de magnesio, y otras que están disueltas en el agua. Desenrosca la regadera y si es de metal, ponla a hervir por 15 minutos en una proporción de ½ taza de vinagre por cuatro de agua. Si es de plástico y no resiste el agua caliente, déjala toda la noche en una solución, a partes iguales, de agua y vinagre.

- Cuando la lluvia te empape y te moje los zapatos, rellénalos de papel periódico bien arrugadito y apretado, ponlos a secar en un lugar fresco y a la sombra, lejos de cualquier fuente de calor. De esta manera no se deformarán. De paso hierven unas hojas de eucalipto y tómate la infusión ligeramente endulzada. Eso te servirá para cortar el resfriado.

- Si vas a emplear especias como el comino y el cilantro, su sabor resaltará más si los pasas por aceite caliente antes de echarlos a la comida.

- Y ya que estamos en la cocina, es importante conocer el momento de agregar la sal a cada plato. A sopas, potajes, guisos y estofados, se les da su "toque" al principio de la cocción; a las carnes, cuando están a medio hacer o inmediatamente después de retirarlas del fuego; y a las legumbres, viandas y vegetales, en el agua en que

Puedes leer más artículos similares a Trucos de las abuelas para problemas en casa, en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.