Trucos para ahorrar agua en casa

Trucos para ahorrar agua en casa

El agua es uno de los recursos naturales que ve decrecer sus reservas a diario por la sobreexplotación. Si bien hay comunidades en las que obtener un vaso de agua potable es parte de la agonía cotidiana, existen otras en las que se derrocha con indolencia.

No está de más entonces que quienes sabemos del placer que causa una ducha o del confort que representa abrir un grifo, incorporemos medidas que conlleven al ahorro. Bastan sencillas modificaciones en tu hogar que repercutirán en beneficio de todos y también de tu bolsillo.

Lo primero es disponer de tantos perlizadores como grifos tengas en casa; un cabezal o alcachofa de ducha; un reductor de caudal; un mecanismo de doble descarga; un contrapeso para cisterna; una llave inglesa y un destornillador. Un perlizador es un dispositivo que mezcla agua con aire y que sustituye a los filtros habituales de los grifos.

Empieza por buscar ayuda entre las personas que podrían conocer algo de fontanería, pero si no a aparece no desistas, a fin de cuentas el asunto no es tan complicado como parece. Cierra la llave maestra que da paso al agua en tu casa y manos a la obra.

La primera tarea es sustituir los filtros de los grifos por los perlizadores que reducen el caudal del agua y la mezclan con aire. Así contrarrestan las pérdidas y generan un chorro suave y uniforme. Recuerda que las medidas de grifos y perlizadores deben corresponderse entre sí para poderlos instalar.

Ahorro de agua en baño y ducha

Luego podrás cambiar los cabezales y alcachofas de ducha que, al igual que los perlizadores, reducen el caudal de agua y aumentan la presión sin restarle confort al baño.

El reductor de caudal para ducha es un accesorio que se coloca en la sección interior de esta, bien entre el grifo y el flexo, o entre éste último y la alcachofa de la ducha.

El interruptor de ducha va entre grifo y el flexo. Esta válvula evita el derroche pues corta el agua mientras nos enjabonamos, y permite además que en los sistemas de doble mando (agua caliente y fría) no tengas que graduar nuevamente la temperatura del agua.

Loe mecanismos de doble descarga para las cisternas de los retretes son un poquito más complicados de poner pero su utilidad vale el empeño pues representa un ahorro considerable de agua. El asunto es que el primero de estos pulsadores hace una descarga parcial de unos dos o tres litros con el que muchas veces es suficiente para dejar limpio el baño, pero en caso de no ser así, entonces podrá accionar la doble descarga que arroja entre diez y quince litros de agua. El gasto que ocasiona la adquisición del nuevo mecanismo se verá amortizado en el siguiente mes.

Otro dispositivo disponible en los mercados es el contrapeso para cisternas. Se coloca fácilmente en el mecanismo de descarga y funciona por gravedad cuando soltamos el botón, este hace que la válvula de descarga vuelva a cerrar la salida aunque el vaciado no se haya realizado por completo.

Por último, si tienes un jardín bien cuidado o te gusta cultivar tu propia huerta, coloca un sistema de riego por goteo, con él reducirás hasta un 90% la cantidad de agua necesaria para regar y no correrás el riesgo de anegar tus plantas por exceso.

El resto de las precauciones dependerá de los hábitos que incorpores a tu vida. Basta, por ejemplo, cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes o te afeitas para que esa agua pueda tener un final mucho más provechoso.

Esperanza Díaz  •  miércoles, 28 de octubre de 2009

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x