Consejos para ahorrar en calefacción este invierno

Consejos para ahorrar calefacción

Con la llegada del invierno, nos echamos a temblar al pensar en lo que puede llegar a subir la factura por el consumo de gas, electricidad y otro tipo de gastos energéticos del hogar. En un contexto de crisis como el actual, lo mejor es evitar cualquier consumo innecesario y, para ello, nada mejor que estar al día de trucos que nos ayudarán a mantener el calor y reducir el gasto.

Reparalia, empresa especializada en el cuidado del hogar y en la gestión integral de siniestros y reparaciones, ha preparado una guía de consejos para preparar nuestros hogares ante la época más fría del año:

Mantén una temperatura constante: el mayor consumo de energía se produce en el momento de encendido de la calefacción, por lo que procura mantener una temperatura constante a través de un termostato y notarás el ahorro a fin de mes. Subir 1ºC en la calefacción puede suponer hasta un 7% más de consumo, por lo que no pretendas tener la temperatura de tu hogar como si estuvieras en el Caribe. 21ºC o 22ºC es la temperatura diaria más recomendable para una estancia agradable y un consumo equilibrado. Por la noche, sin embargo, es suficiente con entre 15ºC y 17ºC. Ahorrarás entre un 8% y un 13% de energía usando válvulas termostáticas o termostatos programables en los radiadores.

Del mismo modo, un termostato en la ducha puede ayudarnos a ahorrar hasta un 6% de energía, siendo alrededor de 30-35 ºC la temperatura perfecta y necesaria para sentirse cómodo. Los sistemas de acumulación de agua caliente son más eficientes que los de producción instantánea. Ten en cuenta también que es preferible tener un único grifo para agua caliente y fría.

El aislamiento, fundamental para el ahorro

Realiza un correcto aislamiento: contar con un buen aislamiento puede evitar hasta un 50% de fugas de calor. El calor puede escaparse a través de cajetines de persianas, ventanas y acristalamientos, marcos y molduras de puertas y ventanas, e incluso a través de tuberías y conductos, chimeneas o similares.

Entre el 25% y el 30% de la calefacción se destina a cubrir pérdidas de calor por las ventanas. Los marcos de madera y PVC permiten mayor aislamiento que los marcos metálicos. Es preferible también un doble acristalamiento a un doble ventanal. A través de un cristal simple se pierde la energía contenida en 12 kg de gasóleo por cada m2 de superficie durante el invierno. Te aconsejamos por tanto que detectes las corrientes de tu casa y, si lo consideras necesario, selles las ranuras con silicona, masilla o similares. Un burlete también puede ayudarte a lograr un mayor aislamiento.

Trucos para ahorrar en calefacción

Otro truco eficaz es colocar los radiadores a los pies de las ventanas, de esta forma se crea una cortina de aire caliente que atenúa la exposición al frío exterior. Y en cuanto a las persianas, ciérralas para evitar pérdidas de calor cuando se va la luz natural del día.

Por último, es fundamental contar con unas buenas y bien aisladas tuberías de agua, gas y saneamiento. Las tuberías instaladas fuera del hogar son más propensas a consumir energía y malgastar agua mientras que se alcanza la temperatura deseada.

Detectar los problemas a tiempo puede evitar que las incidencias se conviertan en complicaciones de mayor gravedad y coste. Por ello es recomendable mantener nuestro hogar en correcto estado durante todo el año, acudiendo al especialista oportuno. Sigue estos consejos y disfruta de un hogar cálido sin sustos en la factura.

Paula Díaz  •  martes, 27 de noviembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x