Ahorrar energía y reciclar en la oficina

Consejos para ahorrar en la oficina

Una de las mejores formas de reciclar y reducir gastos es hacer un consumo energético responsable. Las medidas que podemos aplicar en el hogar pueden trasladarse también al lugar de trabajo, contribuyendo a evitar el malgasto de energía.

La ONG Greenpeace advierte de que cada vez que utilizamos energía producida por la quema de combustibles fósiles emitimos gases de efecto invernadero (principalmente dióxido de carbono, CO2) y de esta forma contribuimos al calentamiento global amenazando gravemente la vida en el planeta. Por ello, proponen estos consejos para tu lugar de trabajo.

Consejos ecológicos para el trabajo


La primera forma de reducir la emisión innecesaria de dióxido de carbono se encuentra en el viaje. Gran parte de los desplazamientos diarios, sobre todo en las grandes ciudades, son para ir al trabajo. Por eso conviene promover el uso del transporte público o, en su defecto, del coche compartido.

El uso responsable del papel es también muy importante, puesto que las grandes superficies de bosque se encuentran gravemente amenazadas. Siempre que sea posible, conviene reducir la utilización de papel y sustituirlo por las nuevas tecnologías como el correo electrónico o la 'intranet' para compartir información en la oficina.Consejos de ahorro energético

En el mismo sentido, al hacer fotocopiases mejor utilizar las dos caras, o bien reutilizar las hojas que sólo hayan sido impresas por una sola cara, y aprovechar los sobres usados para envíos internos. Y, por supuesto, separar el papel del resto de residuos.

Para ahorrar energía, conviene empezar por el ordenador. Conviene programar el estado de ahorro de energía cuando dejes de usarla. Para pausas considerables (salir a comer, por ejemplo) apaga el monitor, porque ahí se concentra el mayor consumo energético del equipo.

Utilizar la iluminación natural es siempre más recomendable que hacer uso de la luz artificial. En caso de que sea necesario, enciende las imprescindibles, sin abusar. Por supuesto, al abandonar la oficina hay que apagar las luces o dar el aviso correspondiente.

Comprar productos recargables y material de oficina reutilizable (los cartuchos de tinta de las impresoras, por ejemplo) evita los productos de un solo uso: vasos de plástico, bolígrafos, etc. Otro detalle es usar calculadoras con batería solar. Con estos pequeños gestos contribuirás a mejorar el planeta.

Teresa Guerra  •  miércoles, 24 de agosto de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x