Los cambios llegan para Suri Cruise tras el divorcio de Katie Holmes y Tom Cruise

Los cambios llegan para Suri Cruise tras el divorcio de Katie y Tom

Rodeada de polémica y también de paparazzis desde su nacimiento, la vida de Suri Cruise está empezando a cambiar. Su madre, Katie Holmes, quiere dotar a la vida de su hija de una normalidad que hasta ahora no ha tenido. Las excentricidades de la niña se asumen en Hollywood como las de una celebrity más y su guardarropa es de los más admirados. Pero eso está a punto de cambiar.

Las polémicas que rodean a Suri

La niña más mimada de Hollywood ya generó polémica antes de nacer. Rodeado de un misterioso aura de Cienciología, se especuló sobre el parto silencioso de Katie Holmes, incluso se llegó a decir que Tom Cruise pretendía comerse la placenta. A esto le siguió que durante cuatro meses los padres no presentaron a la pequeña a la prensa, dando lugar a dudas sobre la verdadera existencia de Suri.

Con estos comienzos no es extraño que la vida de Suri haya estado rodeada de excentricidades, y casi todas ellas, seguidas muy de cerca por la prensa. Los tacones que lució la niña en una de sus apariciones con apenas 3 años, captaron la atención del mundo de la moda. Y ahora son los diseñadores más prestigiosos los que envían a Suri ropa digna de una estrella de Hollywood.

No cabe duda de que a esta niña no le falta de nada, al menos en el aspecto material. Aunque no estamos tan seguros de que el aspecto afectivo lo tenga tan cubierto.

La vida de Suri tras el divorcio de sus padres

Sin duda el reciente divorcio de Tom Cruise y Katie Holmes provocará muchos cambios en la vida de la pequeña. Algunos de ellos ya los conocemos. Para empezar la niña se ha trasladado de California a Nueva York. El cambio de colegio es determinante; si en California estudiaba en un colegio cercano en ideología a la iglesia de la Cienciología, en Nueva York está matriculada en un exclusivo colegio católico, ya que su madre está decidida a apartarla definitivamente del credo que profesa Tom. Y su nuevo colegio sólo admite en sus aulas a la élite económica, aunque también dudamos de sus métodos didácticos a tenor de los resultados obtenidos con algunas de sus ilustres alumnas, como Lady Gaga o Paris Hilton.

Katie Holmes ha hecho pública su intención de proporcionar a su hija una vida normal, dejando claro que era Tom Cruise quien no podía resistirse a los caprichos de la niña. Tan decidida está que ya ha pedido a los grandes diseñadores que no le envíen ropa, porque considera inapropiado que una niña de 6 años vaya vestida de Versace o de Armani, por poner un ejemplo. Lo que no sabemos es qué hará Katie con la colección de zapatos que ya tiene su hija Suri, con más de 300 pares.

Esperamos que esta niña, que a los 6 años es ya un icono de la moda, consiga la normalidad que necesita para desarrollarse en una infancia feliz, y que el divorcio de sus padres no le afecte demasiado como para convertirla en una más de las niñas tristes de Hollywood.

Laura Sánchez  •  jueves, 2 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x